Skip to main content

Noticia

La DGT nos recuerda cuál es la multa por no respetar un paso de peatones

50 años de 'Abbey Road' de Los Beatles y la historia del paso de cebra más famoso del mundo

Rodrigo Fersainz

En vías urbanas, la clave para evitar accidentes es respetar. En ciudad, conviven conductores, ciclistas, motoristas, peatones y, cada vez más, usuarios de Vehículos de Movilidad Personal (patinetes eléctricos...); es por eso que conocer qué reglas debe respetar cada uno y cumplirlas a rajatabla es esencial. Si no lo haces, tendrás sanción: sabes, por ejemplo, ¿cuál es la multa por no respetar un paso de peatones?

Del mismo modo que los viandantes no pueden cruzar de una acera a otra si no es por los lugares habilitados por ello; los coches no pueden atravesar los pasos de cebra así como así

El Reglamento General de Circulación identifica los pasos de peatones como "una serie de líneas de gran anchura, dispuestas sobre el pavimento de la calzada en bandas paralelas al eje de ésta y que forman un conjunto transversal a la calzada". También establece que, en ellos, los conductores de vehículos o animales deben ceder el paso a los transeúntes. 

La multa por no respetar un paso para peatones

Lo anterior supone que no respetar la prioridad de los viandantes en una paso de cebra debidamente señalizado es una infracción y, como tal, conlleva una sanción. La DGT recuerda a través de su cuenta oficial de Twitter cuál es: 

Tal y como recuerdan los responsables de redes sociales de la Dirección General de Tráfico atravesar un paso de cebra debidamente señalizado sin ceder el paso a los viandantes conlleva una sanción de 200 euros y la retirada de cuatro puntos del permiso de conducir. Esta multa también es para ciclistas (que, en caso de cruzar el paso de manera oblicua deben hacerlo andando), aunque en su caso no conlleva retirada de puntos; lo mismo que para usuarios de patinetes y otros Vehículos de Movilidad Personal.

La norma habla de pasos de cebra debidamente señalizados, aunque en los últimos tiempos hemos encontrado interpretaciones de este elemento, como los pasos de vaca de Asturias o los pasos de cebra de colores que ponen algunos ayuntamientos. Los expertos no se ponen de acuerdo acerca de la legalidad de estos pasos para peatones innovadores; tampoco sobre su seguridad (la pintura puede provocar el deslizamiento de motos y bicis). Sea como fuere, sea del color que sea, o tenga el color que tenga, la máxima debe ser frenar y ceder el paso a quienes lo cruzan a pie.

Y además