Skip to main content

Noticia

Motor

La DGT avisa de lo que debes hacer al volante en caso de riada

La DGT avisa de lo que debes hacer al volante en caso de riada

Consejos para disminuir los riesgos de ser arrastrados por la corriente

En las últimas fechas hemos asistido a numerosos episodios de lluvias torrenciales que han provocado fuertes inundaciones en varias zonas de España. Cuando un coche atraviesa una superficie inundada de agua, corre el riesgo de ser arrastrado por la corriente, el conductor pierde el control y todos los ocupantes pueden verse en peligro. Por ello, la DGT avisa de lo que debes hacer en caso de riada.

Minimizar la exposición al riesgo

En primer lugar, en caso de riada, la primera recomendación es tener prudencia y evitar toda situación de riesgo. Si hay predicciones de fuertes lluvias, demora el desplazamiento, permanece atento a las predicciones del tiempo y a las recomendaciones de las autoridades. 

Valorar la situación

Si has iniciado el viaje y llegas a un tramo donde la carretera está inundada, no intentes atravesarlo, aunque conozcas la zona, ya que el agua arrastrará muchos objetos y estará turbia y no podrás ver si ha socavado el fondo, haciéndolo más profundo. Da la vuelta y busca una dirección alternativa. 

Factores que influyen en el control del coche en una riada

Si a pesar de haber tomado todas las precauciones, te ves arrastrado por una riada, perderás totalmente el control del vehículo y tu vida podría estar en peligro. Esto puede depender de varios factores:

  • El peso del coche.
  • La altura libre al suelo.
  • La velocidad de la corriente de agua.
  • La profundidad del cauce.
  • La inclinación del terreno: a más pendiente, más velocidad de agua y menor adherencia, por tanto, más riesgo de ser arrastrado.

En caso de riada, ¿qué ocurre si el nivel del agua empieza a subir?

  1. Cuando el agua alcanza los 20 centímetros de altura, llegará a la mitad de la rueda, aproximadamente, y costará mucho dirigir el coche, ya que perderá adherencia en las ruedas motrices.
  2. A partir de los 30 centímetros de altura, el conductor pierde el control del vehículo y éste puede ser arrastrado por la corriente. 

Qué hacer en caso de ser arrastrado por la corriente

La DGT avisa de lo que debes hacer al volante en caso de riada

Como explica la DGT a través del vídeo publicado en Twitter, si tu coche se queda atrapado en medio de un cauce y empieza a ser arrastrado por la corriente, intenta permanecer tranquilo, avisa a los servicios de emergencia (112) y sal del coche inmediatamente. Quítate el cinturón y sal como sea por el lado contra la corriente para evitar ser arrollado por el vehículo. Sigue los siguientes pasos:

  • Sal por la ventanilla: siempre que sea posible, es mejor salir por la ventanilla y evitar el contacto con el agua. Si no puedes bajarla, intenta romperla con un objeto punzante por el hueco de la ventana. 
  • Sal por la puerta: si no puedes salir por la ventanilla, inténtalo por la puerta a favor de la corriente. Con el coche parcialmente sumergido, solo podrás abrirla cuando se igualen las presiones del interior y el exterior. Una vez fuera, sube al techo para estar más seguro. Recuerda que, si te quedas atrapado dentro, en la parte superior del habitáculo dispondrás de una bolsa de aire para respirar. 
  • No romper el parabrisas: los especialistas en rescates descartan romper el parabrisas para salir, ya que es muy difícil de romper desde el interior. Además, debido al peso del motor, el vehículo podría quedar mirando hacia donde viene el agua y existe el riesgo de que el habitáculo se inunde rápidamente
  • Permanece en el techo: el techo es el punto más alto, así que es donde estarás más seguro y serás más visible para los equipos de rescate. 

Por último, si alguna vez te sorprende una riada y te encuentras en una situación extrema, evita nadar en aguas con corriente, en la medida de lo posible, ya que la corriente puede arrastrarse y es muy peligroso. 

Etiquetas:

DGT

Y además