Skip to main content

Noticia

Motor

La DGT anuncia cuándo se puede usar la señal de ángulos muertos

Señal de ángulo muerto

Nuestras carreteras están de estreno. Y es uno importante para la seguridad de todos. Porque la DGT ha publicado una nueva instrucción (efectiva desde el 28 de septiembre) para que vehículos comerciales y de transporte puedan llevar pegatinas que alerten de las zonas en las que su conductor no es capaz de ver. Y, ahora, el organismo ha querido, además, advertir a los posibles usuarios de cuándo se puede usar la señal de ángulos muertos, y cuándo no.

Y es que, al parecer, un gran número de accidentes en los que están involucrados usuarios vulnerables de la vía, como bicicletas o peatones, tienen que ver con estos puntos ciegos. En un tuit en su cuenta oficial, Tráfico confirma que se trata de un uso voluntario. No seguimos, por tanto, la estela de Francia, que el pasado 1 de enero hizo estas indicaciones obligatorias para vehículos pesados, de más de 3,5 toneladas de MMA.

Eso sí, no cualquiera puede llevarlas. De hecho, están reservadas a autobuses y autocares (concretamente, vehículos de transporte de viajeros de más de 9 plazas, incluido el conductor, M2 y M3), furgonetas, camiones rígidos, tractocamiones con remolque y camiones de la basura (N1, N2 y N3).

Para cada uno de estos tipos de vehículo hay un diseño específico, con un dibujo y unas dimensiones distintas de los demás. Pero en todos ellos la superficie debe ser reflectante, en tonos amarillo, rojo, negro y blanco. Lo que también difiere es el número de adhesivos que se emplearán. En autobuses, camiones y comerciales ligeros, serán tres; en camiones con remolque, dos en la cabeza tractora y tres en el remolque; y, en los de transporte de residuos, se contabilizarán cuatro.

Señal ángulo muerto 2

¿Qué otros vehículos grandes no la pueden instalar, por el contrario? Pues los agrícolas y forestales, o los de operaciones de vialidad invernal (las quitanieves, para entendernos), por ejemplo. Tampoco los de los servicios de gestión y mantenimiento de carreteras.

Con esta medida, y explicando cuándo se puede usar la señal de ángulos muertos, la DGT quiere conseguir que se reduzca el número de accidentes con usuarios vulnerables. Porque estos ya suman el 80% de las víctimas mortales en vías urbanas. En 2019, fallecieron en ciudad 247 peatones, 32 ciclistas, 22 usuarios de ciclomotores y 126 motoristas, según informa el organismo público.

Por cierto, en su instrucción, Tráfico también informa de que está trabajando con ayuntamientos y empresas de reparto para "promover la instalación de sistemas ADAS", o detectores de ángulo muerto "aftermarket", en estos vehículos. No sabemos si esto se traducirá en forma de subvenciones, o de otro modo. Y es que estos no son obligatorios todavía en Europa, ni están completamente generalizados.

Y además