Skip to main content

Noticia

Motor

Detenidas nueve personas vinculadas a los robos a los conductores de VTC

Conductor Cabify

La semana pasada nos hacíamos eco de la oleada de robos que estaban sufriendo los conductores de VTC en la capital. La Policía Nacional nos dijo no tener demasiados datos al respecto; entendemos que la negativa escondía con celoso secreto profesional el hecho de que tenían en marcha una operación que se ha saldado con la detención de nueve personas vinculadas a los robos a los conductores de VTC en Madrid.

La Policía ha detenido a un grupo de nueve jóvenes, uno de ellos menor de edad, por participar en una veintena de robos a conductores de vehículos de VTC (Cabify, Uber...). Según informa la agencia de noticias EFE, los nueve detenidos tienen entre 17 y 22 años; ocho son españoles (tres de origen magrebí) y uno ecuatoriano. 

Ahora están acusados de 11 delitos de robo con violencia y 10 delitos de hurto, la mayoría de ellos perpetrados en el distrito madrileño de Carabanchel. Los detenidos ya contaban con antecedentes por hechos similares y habían generado una gran alarma por su agresividad en el colectivo de los conductores de VTC.

Creaban perfiles falsos para contratar traslados

Como adelantábamos la semana pasada en Autobild.es tras hablar con el Sindicato de Transportes, los ladrones contrataban los servicios de los conductores a través de las plataformas de Cabify y Uber. Lo hacían con perfiles falsos para no dejar rastro y aunque aprovechaban que desde hace unos meses los conductores admiten el pago en efectivo no solo les quitaban el dinero. "Roban la recaudación, entre 80 y 100 euros, también los móviles y hasta los abrigos de los conductores", denunciaba José María Cazallas, portavoz del Sindicato Libre de Transporte.

Uber

La investigación se inició a finales del pasado año. Los agentes tuvieron conocimiento del aumento de denuncias por parte de conductores de vehículos turismo con conductor durante el desempeño de su actividad profesional. Los agentes lograron constatar la existencia de un grupo de jóvenes, que perfectamente organizados y aprovechando las horas nocturnas, sustraían las pertenencias a los conductores.

En ocasiones les bastaba con maniobras de distracción para llevar a cabo su cometido, pero si se encontraban con un conductor que oponía resistencia no dudaban en utilizar armas blancas para intimidarles. "DE momento no se han registrado víctimas", confirma Cazallas.

Y además