Skip to main content

Noticia

Comparativa: Tesla Model X vs Audi e-tron

Tesla Model X vs Audi e-tron

Un SIV eléctrico de poderío abundante,  y una autonomía aceptable. Las enormes baterías cargadas hasta arriba en un Tesla Model X lo convertían en un coche sin rival comparable. Hasta ahora. El Audi e-tron se interpone en su camino, y es un pero que muy serio rival. Nosotros vamos a comprobar cuánto en esta comparativa del Tesla Model X vs Audi e-tron.

No te pierdas: Novedades 2019

En ambos casos, coincide esa sensación de estar viajando en primera: refinamiento, suavidad y silencio, pero al mismo tiempo una capacidad de aceleración brutal. El Audi e-tron pasa de 0 a 100 en 5,6 segundos, aunque su punta se queda en los 200 km/h. 

El Tesla es aún más veloz: 5,1 segundos para ponerse a 100, y 250 km/h de máxima. Y todo sin esfuerzo ni brusquedades, con una homogeneidad absoluta y total capacidad de dosificación por parte del conductor. Sí, así sí que nos gusta la movilidad eléctrica.

VÍDEO: ¡Atención a este Audi e-tron sobre el hielo!

En lo que respecta a la carga, los dos están a la vanguardia. En el peor de los casos, el e-tron requiere una hora en una conexión doméstica, o media en un surtidor rápido de 150 kW para tener las baterías a un 80%. Lo mismo vale para el Tesla. 

¡Arrancamos!

Una vez en marcha, no olvidamos que con coches eléctricos concebidos para deslizarse, no para devorar curvas. Y eso, lo hace mejor el Audi. Tiene menos ruido aerodinámico y de rodadura, las suspensiones más fluidas y una dirección muy equilibrada, amén de una pisada realmente aplomada.

La carrocería del Tesla Model X es más nerviosa en carreteras en mal estado, y los ruidos de rodadura  y del viento se notan más en el interior, especialmente los remolinos que se generan en los pasos de rueda delantera, algo que ha quedado patente en esta comparativa del Tesla Model X vs Audi e-tron.

Además, el coche no se deja dirigir con la misma facilidad, el chasis no es muy equilibrado y la escasa visibilidad perimétrica impide ir tan relajado y preciso  al mismo tiempo como en el Audi. Además, a los asientos le falta agarre y el tapizado desliza bastante. Así que los tramos de curvas se pueden volver algo cansados.

En el Audi te sientas más cómodo y vas mejor sujeto, si hablamos de las plazas delanteras, claro. Al asiento central de la segunda fila le falta algo de contorno. El que vaya en ese puesto en el Tesla, de dará con la cabeza en el techo, probablemente. Porque en esa zona se ubica el mecanismos de las puertas de ala de gaviota.

Tesla Model X vs Audi e-tron

Y lo cierto es que quedan muy elegantes, pero en garaje estrechos pueden ser aparatosas.

El Audi también tiene sus taras: los espejos retrovisores no son tales sino cámaras, y proyectan las imágenes a dos pequeñas pantallas integradas en los revestimientos de las puertas que, de lejos, no se ven especialmente bien. Y reaccionar por percibir un movimiento en una de las dos, en lugar de por ver claramente lo que pasa, no nos parece la mejor fórmula. Hasta que se perfeccione, no podemos recomendar este extra.

Todo sobre Audi

Y además