Skip to main content

Noticia

Comparativa Seat Ibiza: tres diésel de 80, 95 y 115 CV

Seat Ibiza: tres diésel de 80, 95 y 115 CV

¿Cuál es mejor de los tres? Nosotros ya hemos elegido.

La quinta generación del Seat Ibiza pierde de largo dos milímetros, y se queda en los 4,06. También reduce su altura, aunque de forma marginal: menos de un milímetro. Pero crece a lo ancho, gracias a la nueva plataforma MQB. ¿Y cómo se comporta? Hemos probado para ti las nuevas tres motorizaciones. Comparativa Seat Ibiza: tres diésel de 80, 95 y 115 CV.

El nuevo Seat tiene ahora 8,7 centímetros más de flanco a flanco. La batalla, además, crece en 9,5 centímetros, hasta los 2,56 metros. Esto, además de darle mayor espacio, le da una estética más contundente y deportiva. Más aún con las generosas llantas de 18 pulgadas que puede equipar en opción. El interior está entre los más amplio de su categoría. La altura para la cabeza en las plazas delanteras crece en 2,5 centímetros. El resultado es que hasta adultos de 1,95 metros irán con cierto desahogo.

VÍDEO: Enfrentamos al Seat Ibiza contra el Ford Fiesta

Trío de diésel

El Ibiza recibe el 1,6 litros diésel en tres niveles de potencia. Comienza en 80 CV. Parecen pocos, pero gracias a su par generoso máximo de 230 Nm, que ya está presente desde solo 1.400 vueltas, no es en ningún caso perezoso en su respuesta. Con todo, tiene 20 Nm menos que sus dos hermanos. Acelera de 0 a 100 km/h en 13,3 segundos y su punta es de 172 km/h.

No son cifras para tirar cohetes, pero sí suficientes para un uso cómodo en el día a día. El consumo dado por la marca es de 3,8 litros. No es muchos menos que el de las otras dos variantes. El diésel más potente entrega 115 CV, y su par motor máximo es de 250 Nm, desde las 1.500 revoluciones. Eso le permite acelerar de 0 a 100 km/h en unos ajustados 10 segundos, y llegar a los 195 km/h. El consumo oficial: 3,9 litros a los 100 kilómetros.

And the winner is...

Seat Ibiza: tres diésel de 80, 95 y 115 CV
Seat Ibiza: tres diésel de 80, 95 y 115 CV

La mejor opción, para nosotros, es la del medio. El diésel de 95 CV puede mover con soltura los 1.253 kilos de este Ibiza. El par motor es el mismo que el del más potente: 250 Nm. Si lo llevas en modo Sport, las operaciones de adelantamiento no suponen ningún problema. El motor tiene una respuesta viva al acelerador, el esprint es homogéneo, el ruido en el habitáculo es bastante contenido, aunque desde fuera, el diésel se oiga bastante. Por el momento, solo se ofrecerá con cambio manual, pero en breve podrá incorporar el DSG como opción. Pero hay que decir que el manejo de la caja de cinco velocidades es preciso con recorridos cortos, y manejarlo es una delicia.

Lecturas recomendadas