Skip to main content

Noticia

Comparativa: 6 SUV chinos, a examen.

6 SUV chinos, a examen
Ojo a estos SUV, que vienen pisando fuerte.

Lynk und Co O2, Geely Boyue, Chery Tiggo 5x, Haval H4 Red, Borgward BX7 TS y Wey P8: seis SUV actuales de China, que hoy enfrentamos. Ojo: este es un test en el que nos hemos llevado muchas sorpresas. Comparativa: 6 SUV chinos, a examen.

Lynk & Co 02

Link & Co, hija pequeña de Geely, no es una marca de coches normal. Su CEO, Alain Visser, matiza que son una marca de movilidad. No habrá concesionarios, sino un sistema de tiendas pop up que irán cambiando en los centros de las grandes ciudades, así como una plataforma online de venta. Precios fijos, modelo de abonados como Netflix, pagos mensuales con todo incluido, un modelo con todos los extras, mantenimiento a través de Volvo, y el coche se le recoge siempre a cliente, que nunca verá un taller.

Pero que todo esto no nos haga olvidar que el Lynk & Co 02 es en definitiva un coche,  y uno bueno. Ópticamente es una mezcla del Citroën Cactus y un pequeño Macan. La verdad es que es atractivo, y su comportamiento se corresponde. No sorprende, porque bajo la chapa se esconde la tecnología del Volvo XC40.

Empieza a venderse en China este mismo mes, y a principios de 2020, también en Europa. Pero como plug-in hybrid. En China empezará en los 21.000 euros con un tres cilindros de 180 CV. Nuestro coche de pruebas tenía un cuatro cilindros de 190 CV y aún era un prototipo. Pero en muy buena forma, y con un rodar realmente brioso. Todo aquí dentro se siente sueco: cambio automático, motor, dirección, ajuste del chasis... Claramente lleva un Volvo dentro.

El interior es moderno, acorde con un modelo joven tiene buenos materiales y ajustes, y recuerda al ambiente de Ikea. Y con cuero y techo panorámico. El sistema multimedia tiene una pantalla grande con gráfico muy claros, un manejo sencillo y está totalmente conectado, con WLAN a bordo. Nuestra conclusión: nunca antes había habido un coche así en China. China puede ser también 'cool', si quiere.

Geely Boyue

Geely, el grupo al que pertenece Volvo, aprende rápido. El Boyue llega estos días con nuevo frontal, nuevo interior y la tecnología con viento a favor, en cooperación con los suecos. Esta SUV es un producto muy logrado que en los dos últimos años ha vendido 390.000 unidades. El diseño es de Peter Horburym, que antes trabajaba para Volvo.

Lo que más nos ha gustado son sus buenos acabados, el confortable chasis y su cuatro cilindros, potente y silencioso.

Chery Tiggo 5x

6 SUV chinos, a examen

Chery lleva desde hace más de 20 años fabricando coches, y en este tiempo es el exportador más exitosos de China. En este modelo de tracción delantera tenemos a un SUV compacto formato Skoda Karoq, que esconde la dilata experiencia de este fabricante asiático. Es un coche sólido, que sin grandes puntos fuertes, tampoco tiene debilidades reseñables. Vale, los asientos son un poco blandos y la postura, demasiado elevada para nuestro gusto.

Pero nos ha sorprendido el confortable tarado del chasis, el sistema multimedia con la gran pantalla, en parte proveída por Bosch. El Tiggo 5x no llegará a nosotros, pero a nuestro parecer, tendría muchas posibilidades de triunfar en nuestro mercado.

Haval H4 Red

Haval pertenece a Great Wall, uno de los fabricantes de automóviles más importantes de China. El H6 es el SUV más vendido en ese país. Si hermano pequeño, el H4, con una parrilla estilo Audi, también se lleva un buen bocado del mercado. En total, de toda su gama, Haval vende más de un millón de SUV al año. Técnicamente, el Haval H4 entra dentro de los correcto.

Su motor suena algo rústico, y los materiales del interior son sencillos. A cambio, ofrece un buen espacio, una dirección, en comparación con sus compatriotas, bastante precisa, y un nivel notable de confort. Opcionalmente puede llevar una cámara de 360 grados, y controlador de carril. Con todo, la marca número 1 de SUV de China aún no parece tener la confianza para traer sus modelos a nuestro mercado.

Borgward BX7 TS

En 2019 debería llegar a nosotros el BX i7, un modelo totalmente eléctrico de la marca clásica Borgward, rescatada ahora por los chinos. Mientras tanto, ya ruedan unos 80.000 BX7 y BX5 por las carreteras del país asiático, que incluso han recibido ya un facelift. Con el nuevo TS (Touring Sport) que lanzan estos días, el BX7 recibe una nueva parrilla, faros y una tracción integral más moderna.

6 SUV chinos, a examen

Nuestro coche de pruebas con un cuatro cilindros de 245 CV es un derroche de estilo, que combina el gris mate con el cuero marrón. Y los acabados y materiales son realmente buenos. El trabajo conjunto del motor, el cambio, la dirección y el ajuste del chasis es bastante equilibrado. Tiene genes para medirse sin complejos contra la competencia europea. Siempre que los precios sea competitivos.

Wey P8

La marca Wey deberá ser la exponente del lujo dentro del imperio Great Wall, que introduzca sus SUV 'premium' en el mercado mundial. Este P8 es el primer modelo en esta línea, solo lleva unos días en el mercado y en su punto de mira tiene a Audi y Volvo. Es posible que pronto esté entre nosotros. Los acabados, materiales y equipamiento tienen una calidad muy elevada.

El plug-in hybrid acelera con empuje, pero no es especialmente silencioso. Y es capaz de recorrer unos 50 kilómetros solo en modo eléctrico. Solo tiene una pega: el chasis no es muy equilibrado. Aquí, hay un claro margen de mejora.

Y además