Skip to main content

Noticia

¿Cuál es mejor, el Citroën Jumpy o el Peugeot Boxer?

¿Cuál es mejor, el Citroën Jumpy o el Peugeot Boxer?
Nos adentramos en el territorio de los vehículos comerciales para averiguar cuál es mejor, ¿el Citroën Jumpy o el Peugeot Boxer? Estas dos furgonetas destacan por su capacidad de adaptación y su versatilidad, ambas pertenecen al mismo Grupo PSA pero las dos compiten por un segmento de mercado muy parecido. Pese a su menor tamaño, ¿podrá la alternativa de Citroën vencer a la apuesta de Peugeot?

No te pierdas: ¿Cuál es mejor, el VW Caddy o el Peugeot Expert 2016?

Nos adentramos en el territorio de los vehículos comerciales para averiguar cuál es mejor, ¿el Citroën Jumpy o el Peugeot Boxer? Estas dos furgonetas destacan por su capacidad de adaptación y su versatilidad, ambas pertenecen al mismo Grupo PSA pero las dos compiten por un segmento de mercado muy parecido. Pese a su menor tamaño, ¿podrá la alternativa de Citroën vencer a la apuesta de Peugeot?

Y es que el segmento de los vehículos comerciales es tan competitivo como cualquier otro, donde los franceses tienen una gran presencia y están acompañados de Renault, su máximo rival, y de Volkswagen, entre otros, dispuestos a conquistar al público profesional con soluciones prácticas y adaptadas a las necesidades cada tipo de negocio. En esta ocasión, este duelo tiene lugar en una misma casa, y solo puede haber un vencedor.

Citroën Jumpy

El Citroën Jumpy es el recién llegado al segmento de los vehículos comerciales y de transporte de pasajeros. Puede ser considerada como la versión profesional del también recién estrenado Citroën SpaceTourer, ya que comparte carrocería, medidas y capacidades, aunque ambos vehículos comparten un enfoque diferente, estando el Jumpy enfocado en el trabajo.

El Citroën Jumpy ofrece tres tamaños diferentes. El Jumpy XS se conforma con una longitud de 4,60 metros, el Jumpy M con 4,95 metros y el Jumpy XL con 5,30 metros. Su capacidad de carga alcanza los 1.400 kilogramos en cualquiera de las tres variantes de carrocería y los 6,6 metros cúbicos de volumen máximo y una capacidad de remolque de hasta 2,5 toneladas. La altura es similar en las dos versiones más pequeñas (1,90 metros), mientras que en la XL incrementa hasta 1,95 metros dado el refuerzo de la suspensión. 

El nuevo Jumpy 2016 está disponible en formato furgón, con las tres longitudes y dos acabados -Comfort y Club-, doble cabina con carrocerías M y XL y un espacio máximo de carga separada de 5,5 metros cúbicos con posibilidad de montar hasta seis asientos, piso cabina para montar un isotermo solo con carrocería M, y el Combi, que acoge hasta nueve personas con las tres medidas disponibles. Destaca, además, la puerta lateral de accionamiento automático que se acciona al pasar el pie por debajo.

En el apartado de motorizaciones, el Citroën Jumpy ofrece cuatro propulsores diferentes, todos ellos diésel BlueHDi con potencias de 95, 115, 120 y 150 CV que se pueden adaptar a las diferentes carrocerías y cargas a transportar. No existe opción automática, por lo que todos los propulsores se asocian a cajas de cambios manuales de cinco relaciones. Podemos destacar un amplio equipamiento tecnológico y de seguridad, así como un precio de partida que arranca en los 18.875 euros.

Peugeot Boxer

El Peugeot Boxer es la opción más grande y capaz de la firma del león. Compite en la liga de los furgones de gran tamaño y ofrece un enfoque para el trabajo a mayor escala. Es el vehículo ideal para empresas que transportan grandes cargas o volúmenes muy amplios, así como para negocios de transporte de pasajeros. Ofrece, además, cuatro carrocerías diferentes que se pueden adaptar a diversas modalidades.

El Peugeot Bóxer tiene una longitud que oscila entre los 4,96 y los 6,36 metros divididos en cuatro opciones, dispone de una altura útil que va desde los 1,66 a los 2,17 metros, un volumen de carga útil de 8 a 17 metros cúbicos, una capacidad de entre 780 y 1.755 kilogramos y una altura de 2,05 metros.

El Boxer está disponible en furgón, con cuatro longitudes disponibles, tres alturas y un amplio rango de capacidades de carga; Combi, con espacio para hasta nueve pasajeros y dos longitudes diferentes; caja cabina, con tres longitudes máximas; y chasis cabina, el cual permite adaptarse a los diferentes complementos instalables como carrocería, ofreciendo hasta 1.790 kg de carga útil con su longitud máxima de más de seis metros.

En el apartado de motorizaciones, el Peugeot Boxer se presenta con tres propulsores de gasóleo HDi de 2.0 litros y tres niveles de potencia: 110, 130 y 163 CV, todos asociados a cajas de cambios manuales de seis velocidades. Ofrece un equipamiento tecnológico y de seguridad más limitado que la opción de Citroën, pero suficiente para su comedido final. Los precios arrancan en 16.608 euros.

Conclusión

Cada negocio requiere de una solución diferente, por lo que en el caso de que te encuentres sumergido en plena búsqueda de un vehículo comercial, debes tener, en primer lugar, constancia de las necesidades de tu empresa. Si te dedicas al transporte de grandes cargas y volúmenes, la opción de Peugeot, el Boxer, se adaptará mejor a tus necesidades dadas las opciones de carrocería de mayor tamaño. Sin embargo, si te desplazarás por entornos más urbanos y con cargas menores, el Citroën Boxer se adaptará mejor, en especial con su carrocería XS, ya que ofrece una gran capacidad de carga con un volumen general del vehículo bastante reducido.

Y además