Noticia

Bugatti Veyron Vitesse La Finale: el último de todos

Susana Viñuela

03/02/2015 - 20:05

El Bugatti Veyron Vitesse La Finale ya ha sido presentado en el Salón de Ginebra 2015. Se trata del número 450, el último de todos. Este espectacular Veyron, con el número de chasis 450, pone el broche final a 10 años de puro éxito... A más de 400 km/h.

El Bugatti Veyron Vitesse La Finale ya se ha dado a conocer. Lo ha hecho en el Salón de Ginebra 2015 y se trata del número 450, el último de todos ellos. Se han fabricado 300 coupés y 150 descapotables. El modelo monta varios elementos de fibra de carbono, así como partes pintadas de negro y color burdeos, con detalles que la hacen único, como la gran firma de su alerón "La Finale" y las inscrustaciones del logo del elefante (una de las esculturas más famosas del hermano del creador de la firma). Su carrocería está presidida por la fibra de carbono, que se encuentra en la parte trasera, en los paneles traseros, en el frontal, en el techo y en el capó. Vaya... Que todo en él está hecho del material compuesto.

Por cierto, si prestas atención a la galería de fotos de arriba, te darás cuenta de que los diseñadores de la firma se han inspirado para la última unidad del Bugatti Veyron, en otra bastante especial también, casi tanto o más como ésta: el primer Bugatti Veyron con chasis número 1.

Pero ahora no solo su carrocería es diferente, sino que sus neumáticos también son nuevos.

Y vale, puede que últimamente, en la vida comercial del Veyron, hallamos visto muchísimas ediciones especiales del 'superultramegadeportivo confortable' italo-franco-alemán, pero es que la firma lo deja bien claro "Los clientes de Bugatti son tan especiales como sus vehículos".

Eso sí, creo que no me equivocaría al decir que todas ellas usan las mismas mecánicas. Incluyendo esta; ya que el Veyron Vitesse La Finale usa el mismo motor W16 8.0 de 1.200 CV y 1.500 Nm de par máximo. Esto le hará pasar de 0 a 100 km/h en 2,6 s, y tiene una velocidad punta de 410 km/h.

El último Veyron

Bugatti ha traído el Veyron La Finale (y último) a Ginebra 2015, mostrándolo al gran público en todo su esplendor durante la Volkswagen Night de salón suizo.

Sin duda, ha sido el mayor representante del lujo en el Salón de Ginebra 2015. Y es que el Veyron, al final de su producción, se ha ofrecido en más de 100 colores para su carrocería, con hasya 8 tonalidades de fibra de carbono desnuda y materiales empleados tan exclusivos en el mundo de la automoción como la porcelana, el cristal, muchos tipos de exclusivos cueros y hasta el oro y el platino; situando los precios de estas últimas unidades en nada menos que 2,3 millones de euros. ¿Caro? Pues sí... Pero la marca sabe perfectamente que sus clientes los compran como inversión. Por lo que probablemente no pierdan dinero con ellos en un futuro si optan por revenderlos: "Nuestros consumidores son coleccionistas de arte; y saben que crear una obra, lleva su tiempo".

Ahora, claro, la marca lo tiene muy difícil: el complicado proyecto del Veyron finalmente ha conseguido ser todo un éxito tras estos 10 años. Por eso ahora el reto que encaran es único; ya que "habrá de hacerlo todo mejor que su predecesor", y, básicamente, "hacer mejor lo ya óptimo".

Lecturas recomendadas

Susana Viñuela

Redactora

Comunicando, que es gerundio.

Buscador de coches

Más de Salón del Automóvil de Ginebra 2015