Skip to main content

Noticia

BMW Serie 8 Coupé: el renacer de todo un mito

BMW Serie 8 Coupé 2018 vs BMW 850 CSi 1989

El primer BMW Serie 8 se presentó en 1989, ahora llega la segunda generación.

El BMW Serie 8 Coupé es un berlina de 4,8 metros de largo y 1,9 de ancho, que se basa en el BMW M8 Gran Coupé Concept, que se presentó en el pasado Salón de Ginebra y, a su vez, es la segunda generación de la Serie 8 de BMW, un modelo que dejó de fabricarse en 1999. A mi modo de ver, si dejas que haga un pequeño apunte, la primera generación fue más transgresora, tanto en lo estético como en lo mecánico, supuso una mayor ruptura con lo establecido. Este nuevo modelo es muy exclusivo, pero quizás sea más continuista, tanto con la línea estética ya existente en BMW, como con el desarrollo mecánico de la marca de la hélice.

 

Presenta un nuevo lenguaje de diseño para BMW, en el que destacan los 'riñones' típicos de la marca bávara en un sola pieza. Inicialmente estará disponible en dos variantes: BMW M850i xDrive Coupé M Performance, que está equipado con un nuevo motor V8 biturbo de 530 CV y la versión diésel BMW 840d xDrive Coupé, movida por un seis cilindros en línea turbo, que desarrolla 320 CV. Y para transmitir la potencia a las cuatro ruedas, en ambos casos, se realiza a través de un cambio Steptronic de ocho velocidades.

 

Ambos motores cumplen con el estándar de emisiones EU6d-TEMP y el consumo de combustible que declaran es de 10.0 y 5.9 l/100 km, respectivamente.

Caraterísticas específicas del BMW Serie 8 Coupé

 

Como ya ocurrió en su día con la primera generación, que fue de los primeros modelos del mercado en utilizar suspensión multibrazo, el nuevo BMW Serie 8 tiene como objetivo marcar nuevos estándares en dinamismo y deportividad. Para ello, lo han desarrollado en paralelo al BMW M8 y al BMW M8 GTE que participa en carreras de resistencia.

 

Esto explica que su carrocería cuente con tantos elementos aerodinámicos, como el spliter de la parte inferior del paragolpes delanteros, cuyo objetivo es optimizar la respuesta aerodinámica y lograr el máximo agarre en el eje delantero; el capó y los laterales, que cuenta con unos nervios muy marcados; o los prominentes pasos de rueda, que alojan llantas de 19 o 20 pulgadas.

 

Otros elementos que destacan de forma especial son los faros de diseño muy agresivo (son los más estrechos que jamas ha diseñado BMW), que son de LED y opcionalmente pueden equiparse con luces láser adaptativas, así como las enormes salidas de escape trapezoidales y el agresivo diseño de la zaga.

 

Aspectos estéticos al margen, aunque todavía no hemos tenido ocasión de ponernos a los mandos, hay que mencionar de manera especial el buen trabajo realizado en el chasis.

 

Vídeo: BMW Serie 8 Coupé analizado al detalle

 

 

Novedades importantes en el chasis del Serie 8 Coupé

 

Como mencionaba anteriormente, la potencia se transmite al conocido sistema de tracción integral xDrive, que se ha revisado para este modelo. BMW no ha dado datos concretos, pero sí ha confirmado que en condiciones normales su configuración “se orienta hacia el eje trasero”. Así que el dinamismo típico de BMW parece que estará presente y más si se tiene en cuenta que el BMW M850i dispone de serie de bloqueo electrónico del diferencial trasero (opcional en el diésel).

 

Además, cuenta con suspensión adaptativa M con amortiguadores controlados electrónicamente, dirección activa electromecánica, función de estabilización del balanceo activa (opcional) y sistema de frenos M Sport.

 

Evidentemente, igual que el resto de modelos de BMW, cuenta con el sistema Driving Experience, aunque en este caso, con un nuevo modo Adaptive. Así, de forma automática varía su respuesta entre las posiciones Comfort, ECO Pro, Sport y Sport+. Todo esto, según BMW, gracias a la “mejora en el tren de potencia y a los sistemas de suspensión, permite un rendimiento más dinámico, así como un manejo sin esfuerzo en el tráfico urbano y gran comodidad en largas distancias.

 

 

Así es el nuevo BMW Serie 8 Coupé por dentro

 

El interior es muy identificable como BMW, con todos los mandos típicos de la marca orientados hacia el puesto de conducción, pero va un pasito más allá en refinamiento y exclusividad. Eso es algo que se aprecia , por ejemplo, en la palanca de cambios, que está fabricada en un material que imita al vidrio. Además, su diseño es ahora más ergonómico, aunque a mí, personalmente. Me gusta más la forma del cambio automático que introdujo en su día el BMW X5, más plana y alargada.

BMW Serie 8

 

Lo que sí que me parece que está muy bien es que todos los mandos, incluido el iDrive, se aglutinan alrededor de la palanca y el diseño resulta muy limpio y despejado.

 

Además, cuenta con cuadro de mandos digital el denominado BMW Live Cockpit Professional, algo que ya no puede faltar en un coche de esta categoría y que se basa en una pantalla de 10,25 pulgadas. También dispone de un nueva versión del 'head-up display', con gráficos más grandes y en 3D.

 

Los asientos tienen un diseño similar al de otros modelos de BMW y están muy trabajados en la zona central de la espalda, lo que me hace pensar que resultan especialmente cómodos en largos viajes. Las plazas traseras, por su parte, resultan bastante estrechas y el acceso a las mismas no es del todo cómodo. Algo que me llama la atención en un coche de casi cinco metros de largo. Además, las butacas se levantan mucho en la zona de las rodillas, así que las piernas deben ir bastante dobladas. La parte buena de esto, es que el espacio disponible para la cabeza, pese a la caída del techo propia de un coupé, es más amplio de lo que esperaba.

 

Y ya que menciono el espacio disponible, deja que te cuente que el maletero ofrece una capacidad de 420 litros y que la tapa del mismo cuenta con apertura automática de serie.

 

Tecnologías asociadas al BMW Serie 8 Coupé

 

Los nuevos sistemas de asistencia al conductor son un paso más hacia la conducción autónoma y su objetivo es mejorar la seguridad y la comodidad. Entre ellos destacan los siguientes: Driving Assistant Professional, Control Activo de Crucero con la función Stop & Go, asistente de Dirección y de Control de Carril, Advertencia de Cambio de Carril y Advertencia de Salida de Carril, protección contra colisión lateral, ayuda de evasión, información de distancia de seguridad y Advertencias de Tráfico Cruzado, de Prioridad y de Dirección Prohibida. Sin olvidar el asistente de aparcamiento, que permite al coche estacionar de forma autónoma tanto en paralelo como en perpendicular, como ya es posible con el BMW Serie 7, por ejemplo.

 

El lanzamiento al mercado del BMW Serie 8 Coupé está previsto para noviembre de 2018. Todavía no hay ninguna información oficial relativa a su precio.

Lecturas recomendadas