Noticia

Audi A6 TDI Concept: con turbo eléctrico

Ignacio de Haro

24/07/2014 - 11:09

Ya han pasado 25 años desde que el primer motor TDI de Audi vió la luz. Ahora, la marca alemana introduce su nuevo sistema de sobrealimentación con compresor eléctrico por primera vez en una berlina, el Audi A6 TDI Concept. La revolución TDI ya está aquí.

El Audi A6 TDI Concept es un prototipo que incorpora la última tecnología en sobrealimentación de motores diésel que pudimos conocer hace unos días con el imponente Audi RS5 TDI Concept de 385 CV. En este caso, el motor V6 3.0 TDI entrega 326 CV y 650 Nm de par motor gracias a la acción conjunta de un turbo convencional y de un compresor eléctrico.

Con los 25 años recién cumplidos, la tecnología TDI de Audi es ahora más vanguardista que nunca. Con el Audi A6 TDI Concept, la firma introduce por primera vez en una berlina la sobrealimentación con un compresor accionado por un motor eléctrico. Con este sistema se consigue una respuesta instantánea al acelerador, como demuestra el hecho de que el par máximo esté disponible desde 1.500 rpm.

A diferencia del Audi RS5 TDI Concept, que cuenta con dos turbocompresores convencionales más el turbo eléctrico, el A6 TDI Concept dispone únicamente de uno que también trabaja de forma paralela al eléctrico. Esto elimina la dependencia a la presión generada por los gases de escape a bajas vueltas necesaria para mover una turbina normal, por debajo del régimen en el que entrega el par máximo.

Es el turbo eléctrico es el que se encarga de sustituir la acción de los gases de escape a muy bajas revoluciones por minuto. Para ello, dispone de una válvula de bypass que cierra el flujo de aire de la admisión y la dirige hace el compresor eléctrico, que es capaz de responder en apenas 250 milisegundos. Cuando el turbo normal alcanza un régimen de giro adecuado, la mencionada válvula se encarga de devolverle el protagonismo. La marca alemana asegura que esta tecnología ocupa muy poco espacio y que por lo tanto, se podrá integrar de forma flexible en diferentes conceptos.

De esta forma, el propulsor V6 3.0 TDI entrega una potencia máxima de 326 CV y un par motor máximo de 650 Nm. La mejora de prestaciones es evidente, como demuestran los 8,3 segundos que necesita para pasar de 60 a 120 km/h en sexta velocidad, lo que representa una disminución de 5,4 segundos frente al modelo de producción.

Lecturas recomendadas

Ignacio de Haro

Colaborador

Apasionado del mundo de las cuatro ruedas.

Todo sobre Audi

Audi

Buscador de coches