Skip to main content

Noticia

F1

Alonso, McLaren y Honda: una guerra abierta y un futuro incierto

Fernando Alonso y Zak Brown
¿Qué va a suceder con Fernando Alonso, McLaren y Honda en la Fórmula 1? Las tres partes afrontan el momento más decisivo del año para decidir su futuro y no lo hacen en las mejores condiciones, después del polémico abandono de Alonso en el Circuito de Spa-Francorchamps y sus numerosas quejas.

Casualidades del destino, lo que llevó a Fernando Alonso a fichar por McLaren podría ser el motivo principal por el que el piloto español abandonase la escudería británica. El acuerdo con Honda para 2015 fue clave para que Fernando regresase al equipo de Woking ocho años después de aquella aventura inacabada de 2007, cuando pudo ser Campeón del Mundo por tercera vez y que por una estúpida guerra interna, mal gestionada, no lo fue.

La confianza con Honda y el vínculo emocional con la cultura japonesa, además de su deseo de abandonar Ferrari a finales de 2014 a causa del tormentoso ambiente que había en el equipo de Maranello en aquel entonces, devolvieron a Fernando a McLaren. El español sabía que la aventura en McLaren-Honda iba a empezar desde lo más bajo, lejos de la cabeza de carrera, pero desde este punto, solo podían ir a mejor.

Honda ha evolucionado desde 2015, eso es indudable, pero no tanto como debían. Los problemas de rendimiento y fiabilidad siguen siendo evidentes y solo son capaces de estar entre los diez primeros con cierta holgura en circuitos ratoneros y sin rectas. Esta es la mejor muestra de que el problema, dos años y medio más tarde del inicio de la relación, sigue estando en el motor.

VÍDEO: Lewis Hamilton se lo pasa en grande derrapando

Abocados al divorcio

Fernando Alonso tiene 36 años y es un afortunado. Sí, por mucho que cuando vayas al bar escuches a un señor que después de ensalzar los resultados de su equipo de fútbol favorito diga que Alonso debería retirarse o aquello de “solo le importa el dinero y va a llenarse los bolsillos gane o no”. El español tiene dos Campeonatos del Mundo, ha ganado 32 carreras en la Fórmula 1 y puede presumir de seguir siendo, a pesar de que lleve un lustro sin pelear por el título, uno de los pilotos más valorados de la parrilla.

Pero sabemos que eso no es suficiente, ni para sus seguidores ni para el propio piloto. Si echamos un vistazo a la trayectoria de Fernando, los años 2008 y 2009 fueron años perdidos en Renault, y en McLaren podría haber estado peleando por el título el primero de ellos (ganó el campeonato Hamilton). Ferrari fue otra historia: se quedó cerca del título en 2010 y 2012 a pesar de hacer sus mejores carreras en aquel entonces. Y desde 2015 hasta ahora ya sabemos lo que ha sucedido. ¿Malas elecciones de equipo? Puede ser, pero a toro pasado es fácil decirlo.

Horarios IndyCar
La Indycar, el mejor momento del año para Alonso

El deseo de Fernando, antes de luchar por la Triple Corona corriendo en Le Mans y de nuevo en las 500 Millas de Indianápolis, es conseguir su tercer Campeonato del Mundo. Para tener posibilidades de hacerlo, debe mover ficha más pronto que tarde: o se queda en McLaren en 2018 y éstos rompen su acuerdo con Honda, o confía – sin garantías - en que Honda conseguirá poner sobre la pista un motor competitivo. La tercera opción es cambiar de equipo, pero a día de hoy, salvo sorpresa mayúscula, no hay ningún asiento disponible en un coche competitivo. ¿El rumor de Williams? Los de Grove no tienen buen coche – aunque con el dinero de Stroll mejorarán - y Fernando, con 36 años, no puede seguir quemando tiempo de su carrera deportiva en proyectos esperanzadores que pueden quedarse en nada.

Así las cosas, si Alonso quiere seguir en F1 solo le queda correr con McLaren en 2018. El nombre del motor con el que compita es una incógnita y todo apunta a que el asturiano pelea para que no sea Honda, ante la posibilidad de seguir un año más en el fondo de la parrilla.

VÍDEO: ¡Nos subimos al Hyundai i20 WRC con Dani Sordo!

Mensaje tras otro a McLaren

No puede decirse que Fernando Alonso sea un piloto infeliz en McLaren, más allá de la resignación que provoca no poder pelear por las victorias que ansía. La llegada de Zak Brown a la escudería ha convertido a McLaren en un equipo menos hermético y esto permite a Alonso tener una mayor libertad. Correr en las 500 Millas de Indianápolis este año habría sido impensable con Ron Dennis. Todo esto gusta a Fernando, que mientras espera un coche competitivo puede permitirse lucir los logos de su marca de ropa propia – Kimoa – y gestionar su propio circuito de karting en Asturias.

Sin embargo, esto no es suficiente y Alonso trata de hacérselo ver a McLaren y a Honda en cada carrera. Mediante la radio, en carrera, durante el Gran Premio de Bélgica, repitió lo de “esto es vergonzoso” y tampoco podemos olvidar aquella conversación con su ingeniero en la que gritaba “tenemos un motor de GP2”. Más allá de esto, horas después de la carrera en Spa-Francorchamps, Honda dijo abiertamente que no hubo problemas en el motor con el que corría, como el propio Alonso dijo por radio… dejando sobre la mesa la teoría de que el asturiano se hubiese retirado enfadado por su rendimiento. O, como se rumoreó hace unos meses, a modo de protesta ante Honda.

Victoria de Fernando Alonso en el GP de España 2013
GP de España 2013, la última victoria de Fernando Alonso

Sea lo que sea, lo que deja claro esta situación es que Alonso quiere cambiar de motor la próxima temporada. Y la amenaza es clara: si esto no sucede u Honda no se saca de la chistera dos segundos por vuelta en las próximas semanas, el español se irá. Y si Fernando se va, McLaren pierde. La escudería se quedaría sin un buen reclamo para patrocinadores (de los que andan faltos), que vende más mechardising que casi cualquier otro piloto y que da una buena imagen a la escudería.

Martin Brundle, ex piloto y ahora comentarista de televisión, lo tiene claro: “Si McLaren quiere que Alonso siga, van a tener que cambiar de motor”, ha señalado a Sky Sports F1. “Creo que solo se quedará en McLaren si lleva motor Renault”, añade Paul di Resta, también piloto y comentarista. “Creo que Fernando está forzando esta situación”, señala Pat Symonds.

Después de Spa, la semana ha empezado con la polémica por los comentarios de Alonso y su abandono en un trazado donde el rendimiento del MCL32 no era óptimo. Y lo peor podría estar por venir, pues en Monza el déficit de potencia – y las vergüenzas en plena recta – van a ser mayores.

 

Y además