Skip to main content

Noticia

Accidente múltiple en Nürburgring: ¡dolor, dolor y más dolor!

Accidente multiple en Nürburgring circuito crash

Una muestra de que en un circuito también hay que tener cierta cautela.

Claro que sí: una tanda en un circuito es emocionante. Estamos acostumbrados a estar oprimidos por radares y demás medidas de seguridad, en más de una ocasión puramente recaudatorias, por lo que cuando acudimos a una pista cerrada, donde podemos sacar todo el jugo de nuestros coches, lo hacemos como si no hubiese un mañana. Hoy te voy a dar 15 razones por las que a veces, incluso en un circuito, hay que andarse con mil ojos.

 

 

 

Y es que este accidente múltiple en Nürburgring es el claro ejemplo de que en cualquier momento se pueden torcer las cosas, especialmente cuando hablamos de vehículos llevados al límite. En el vídeo que puedes ver sobre estas líneas se ven las consecuencias: al parecer 15 coches y tres heridos de diversa consideración. Afortunadamente no hay que lamentar víctimas, pero sin duda sí mucho dinero en daños materiales.

¿Qué ocurrió para provocar este accidente en Nürburgring? Pues al parecer, un Porsche 911 GT3 RS, que puedes ver en las imágenes contra el muro, sufrió una rotura en un manguito del radiador en la chicane Hatzenbach. A partir de ahí y casi de manera involuntaria, regó toda la pista, convirtiéndose en tremendamente resbaladiza. El principal problema es que no había comisarios en la pista ni ninguna manera de avisar al resto de conductores: uno tras otro fueron cayendo en una situación dramática.

 

Vídeo: camioneros kamikazes a punto de provocar una tragedia

 

Esto demuestra, una vez más, que un accidente en el Circuito de Nürburgring no tiene porque ser siempre culpa tuya, en un entorno como este, hay muchas cuestiones que pueden influenciar para tener un accidente, muchas de ellas sin previo aviso y difícilmente evitable. ¿Cuál es la solución? Por supuesto entrar en un circuito con tu coche en perfecto estado, pero además estar muy atento a la situación de tu entorno: ¡Ah, y nunca intentes ser mejor piloto de lo que realmente eres!

Lecturas recomendadas