Skip to main content

Lista

Coche eléctrico

7 trucos para consumir menos en un coche eléctrico

tiempo recarga bateria coche eléctrico

La autonomía es uno de los asuntos que más preocupan a los compradores de vehículos cero emisiones. Hasta hay una ansiedad específica asociada a ella. Pero, al ser tan distinto su comportamiento respecto al de los de combustión, muchas veces desconocemos cómo hemos de actuar para maximizar la duración de las baterías. Por eso, hoy te damos 7 trucos para consumir menos en un coche eléctrico. Algunos coinciden con los que están acostumbrado a oír, aunque con sutiles diferencias.

Otros, sin embargo, son específicos para este tipo de automóviles. Y tienen que ver, por ejemplo, con los modos de conducción, o con aprovechar el momento de la recarga, antes de salir, para llevar a cabo ciertas tareas que, una vez en marcha, nos penalizarían. Empezamos.

1. Preclimatiza el habitáculo

12 puntos que deberías revisar climatizador

Una de las cosas que más energía consume es el aire acondicionado. Esto lo sabes perfectamente. Así que, si hace calor (o frío) y prevés que vas a necesitarlo, adelántate. Muchos modelos nuevos incorporan una función de preclimatización, que enciende el sistema unos minutos antes de que tú emprendas la marcha. De esta forma, al entrar al habitáculo, este ya se encontrará a la temperatura óptima. Lo cual no solo es más cómodo, sino que te permite tirar menos de la batería. Porque mientras se produce ese sobreesfuerzo energético, el coche estará enchufado.

2. Vigila la presión de los neumáticos

Aprende a comprobar la presión de los neumáticos

Esto ya es importante para los coches de combustión, pero lo es más aún en estos. Dado que suelen pesar más (por culpa de las baterías), el impacto de un inflado insuficiente resulta todavía más acusado. Se calcula que puedes perder entre un 3% y un 5% de tu autonomía solo por esto. Si es, por ejemplo, de 500 km, hablamos de hasta 25 km. Nada desdeñable, la diferencia.

3. En días fríos, calienta la batería

Así afecta la temperatura a la autonomía real batería

Quizá sepas que uno de los grandes enemigos de los vehículos 100% ecológicos son las bajas temperaturas. Las celdas de iones de litio se descargan antes en ese ambiente. Según los expertos, lo que deberías hacer (saltándote uno de los puntos que están por llegar) es dar unos cuantos acelerones nada más arrancar. Así, calentarás la batería, y eso debería ayudarla a aguantar mejor durante el resto del trayecto.

4. Evita acelerones y frenazos bruscos

Porsche Taycan Cross Turismo

A pesar de lo apenas dicho (que constituye una excepción), en los eléctricos, como en el resto de coches, los acelerones y los frenazos son quizá los mayores enemigos de la eficiencia. Pero, de nuevo, el efecto se agudiza con esta tecnología. Y esto, porque suelen contar con un sistema de recuperación de energía que se acciona, en la mayoría de casos, cuando se levanta el pie del acelerador. Sin embargo, si se pisa el freno, esa energía cinética se pierde (va a parar a los discos). Así que deberías tratar de bajar la velocidad la mayoría de las veces con el freno motor, y no con el pedal.

5. Aprende a usar el modo Eco (y el B, si lo tiene)

Land Rover Defender V8 modos conducción

El modo Eco sirve, en la mayoría de coches, para hacer que la respuesta del acelerador sea menos inmediata. Por eso, suele aconsejarse más para viajes largos, por autopista especialmente. En carretera convencional puede que no sea tan interesante, sobre todo a la hora de realizar adelantamientos. Y, en ciudad, con tanto parón y aceleración, es más eficiente el modo B (o Brake), que incorporan algunos modelos. Por ejemplo, los de las marcas Renault y Nissan. Su cometido es maximizar la recuperación de energía cada vez que se levanta el pie del acelerador.

6. Baja la velocidad

Velocidad máxima ahorrar combustible

Respecto a los de gasolina o diésel, esto es infinitamente más relevante. Dado que los eléctricos solo cuentan con una relación, digamos, hacen un mayor esfuerzo a velocidades altas que en las bajas. De forma que solo con pasar de 100 km/h a 120 km/h se consume, en comparación, muchísimo más. Si vas tranquilo en tu viaje, aquí puede radicar la diferencia entre llegar al destino holgado o con ansiedad de autonomía.

7. Lávalo con frecuencia

Cómo lavar un coche eléctrico

Puede parecer que hilamos demasiado fino con este último de los trucos para consumir menos en un coche eléctrico. Pero lo cierto es que la diferencia aerodinámica entre llevarlo sucio y llevarlo limpio es bastante notable. Las ganancias serán pequeñas en un principio, desde luego, pero sumadas día tras día, pueden acabar siendo elevadas.

Y además