Lista

F1

Las 5 mejores carreras de Ayrton Senna en la F1

Ayrton Senna en Estoril 1985
Viajamos al pasado para recordar las 5 mejores carreras de Ayrton Senna en la F1.

A lo largo de su trayectoria deportiva, Ayrton Senna dejó muestra de su talento en cada una de las carreras en las que participó. El brasileño compitió en 171 grandes premios, muchos menos de lo que habrían sido si no hubiera sufrido aquel fatídico accidente en el Gran Premio de San Marino (Imola) de 1994. ¿Hasta dónde habría llegado? Desafortunadamente nunca lo sabremos... Pero nos dejó un legado en forma de vídeos, imágenes, recuerdos y un sinfín de historias y leyendas relacionadas con el astro brasileño y sus mejores carreras.

Imola, donde Ayrton Senna se hizo eterno

Ayrton Senna dejó su sello en la Fórmula 1. A pesar de habernos dejado hace más de 25 años, el brasileño y sus grandes actuaciones en la categoría reina siguen siendo recordadas con cariño y, aún a día de hoy con asombro. La combinación de su espectacular talento conduciendo bajo la lluvia, su velocidad en clasificación, su capacidad innata de liderazgo y de hacer que un coche no tan rápido ganase carreras, dejó huella en un campeonato en el que se le considera aún a día de hoy uno de los mejores pilotos de la historia. Y buena parte de la culpa que eso sea así la tienen estas cinco carreras.

VÍDEO: McLaren Senna, un deportivo a la altura de su nombre

GP Japón 1988

Senna en el GP de Japón de 1988

Ayrton Senna tuvo, por primera vez en el GP de Japón de 1988, la oportunidad de proclamarse Campeón del Mundo de Fórmula 1... la aprovechó. El brasileño salió desde la segunda posición de la parrilla, dispuesto a cazar a su compañero Alain Prost, quien en aquella temporada  era su gran rival por el título, como lo sería en las siguientes. Sin embargo, Senna no lo tuvo fácil: casi cala su motor en la salida y cayó hasta el decimocuarto puesto.

En la F1 actual habríamos dado por hecho que la posibilidad de ganar el título estaba perdida, pero aquellos tiempos eran distintos. Senna se repuso rápidamente y al final de la primera vuelta ya era noveno. Y seguía remontando: era cuarto tres vueltas más tarde y minutos después rodaba en la tercera posición. En plena remontada, con Ivan Capelli segundo y Prost en cabeza, comenzó a llover… y cómo no, Senna volvió a dar uno de sus habituales recitales sobre el agua.

Superó a Capelli, que había sufrido problemas técnicos, y se fue a por Prost. En la vuelta 20 estaba a solo siete décimas del francés, quien poco después perdería tiempo por un problema con la caja de cambios y al encontrarse con un doblado. Senna lo aprovechó y se colocó en cabeza de carrera. La batalla no estaba acabada, pues Prost siguió presionando a su histórico enemigo, pero la vuelta de la lluvia a unas pocas vueltas del final sentenció la lucha a favor de Senna: cruzó la línea de meta por 13,4 segundos y ganó su primer título.


 

GP Brasil 1991

Senna en el GP de Brasil 1991

En 1991 Ayrton Senna ya sumaba dos campeonatos mundiales de Fórmula 1 y era considerado uno de los mejores pilotos de la parrilla. Había ganado múltiples batallas a todo un tricampeón de F1 como Alain Prost, lideraba el equipo McLaren y estaba llamado a seguir venciendo títulos. Sin embargo, Ayrton estaba insatisfecho por un motivo: nunca había ganado el GP de Brasil.

En las seis participaciones anteriores solo había logrado dos podios y acumulaba tres abandonos y una descalificación. Pero en 1991 venció a su mala suerte para subir por primera vez a lo más alto del podio ante el público brasileño. Y lo hizo tras ganar una de sus carreras más complicadas. 

El McLaren Lamborghini con el que Senna quiso correr

A falta de once vueltas su McLaren se quedó sin la cuarta marcha, lo que provocó que primero Mansell y luego Patrese se acercaran a él. Cuando solo faltaban dos giros también perdió la tercera y quinta marcha, por lo que tuvo que acabar la carrera en sexta. Esto supuso a Senna un enorme desgaste físico que acusó cuando se bajó del coche. A pesar de las dificultades, el paulista ganó el GP de Brasil por primera vez con 2,9 segundos de ventaja sobre Patrese. Debido al enorme esfuerzo realizado necesitó ayuda para salir del coche y subir al podio... pero sí, finalmente lo logró. En 1993 volvió a ganar en Brasil.

GP Europa 1993

GP Europa 1993 Donington

Las 10 carreras más épicas de la historia de la F1

El Gran Premio de Europa de 1993 es una de las carreras más recordadas de Ayrton Senna, especialmente por la espectacular salida que realizó. Bajo una fuerte lluvia, al volante de un McLaren que estaba lejos de los Williams de aquel año (con ayudas electrónicas), y saliendo en la cuarta posición (aunque cayó a la quinta en los primeros metros), Ayrton logró colocarse en cabeza en la primera vuelta. En solo cuatro vueltas, Senna ya rodaba con cuatro segundos de ventaja sobre Prost.

La carrera estuvo marcada por la climatología cambiante, a veces con lluvia y a veces con un asfalto que comenzaba a secarse, pero Senna mostró el talento que le caracterizaba en este tipo de condiciones, como ya había hecho en varias ocasiones. Ganó el Gran Premio de Europa con 1 minuto y 23 segundos de ventaja sobre Damon Hill y dobló al resto de pilotos que cruzaron la línea de meta.

GP Mónaco 1984

GP Mónaco 1984

Fue la primera gran demostración de talento de Ayrton Senna. Aquel 3 de junio de 1984, el mundo quedó asombrado con el joven brasileño que con un humilde Toleman, un coche que la temporada anterior había acabado en la novena posición del Mundial, se metía en la lucha por la victoria. Bajo un histórico aguacero en el mítico circuito, Ayrton logró remontar y meterse en la pelea por la victoria.

Dio caza a Alain Prost, líder del Gran Premio, pero en la vuelta 31, Dirección de Carrera decidió suspender el gran premio con bandera roja por la lluvia. Fue muy polémico, puesto que se dijo que Prost había contado con un trato a favor por parte de la FISA. Al suspenderse la carrera, los pilotos recibieron solo la mitad de los puntos en juego y, curiosamente, Alain perdió aquel campeonato por medio punto.

¿Habría ganado Senna la carrera de no suspenderse el Gran Premio? Quién sabe, quizás habría tenido un accidente o Stefan Bellof (que posteriormente fue descalificado), que también rodaba muy rápido, habría sorprendido. Pero sí, yo también creo lo que tú estás pensando…


 

GP Portugal 1985

GP Portugal 1985

Los tres podios de Ayrton Senna en su debut en la F1 con Toleman en 1984 (Mónaco, Alemania y Portugal) eran una clara muestra de que de el brasileño era una estrella en ciernes, un piloto al que seguir. Lotus lo fichó para 1985 y Ayrton no defraudó en su primera temporada con un equipo importante.

La primera victoria de la temporada fue también su primera victoria en la Fórmula 1 y llegó pronto: en la segunda cita del calendario, Portugal. En el Circuito de Estoril, Senna dio un recital de pilotaje, de nuevo bajo la lluvia. Ayrton salió desde la pole y, junto con su compañero Elio de Angelis, se distanció del resto del pelotón. Senna lo hizo más que su Elio, llegando a rodar con 37 segundos de ventaja. El brasileño llegó a decir que las condiciones eran mucho peor que las de la carrera de Mónaco 1984, aunque esta vez la prueba no se canceló.

Solo seis pilotos cruzaron la línea de meta. Senna lo hizo con más de un minuto de ventaja sobre el segundo clasificado, Michele Alboretto. El tercero, Patrick Tambay, vio la bandera a cuadros a una vuelta del ganador.


Imagen: Motorsport Images
 

Y además