Skip to main content

Lista

Motor

Los 007 coches más legendarios de la saga James Bond

007 coches más legendarios de la saga James Bond
Para proteger la corona británica.

Con el estreno de ‘Sin tiempo para morir’, repasamos la carrera automovilística de James Bond. El agente británico ha conducido muchos modelos a lo largo de su historia, pero estos son 007 coches más legendarios de la saga James Bond.

Aston Martin DB5

No podemos empezar la lista con otro modelo que no sea el Aston Martin, un clásico atemporal que debutó en Goldfinger pero ha sido tan importante para la saga que repitió en Skyfall, Casion royale… y ha vuelto en ‘Sin tiempo para morir’.

Lotus Sprit S1

Una de las escenas más míticas de ‘La espía que me amó’ es la del Sprit S1 convertido en submarino, una variante exclusiva del modelo de que la que se produjeron muy pocas unidades.

BMW Z3

BMW Z3 James Bond
BMW Z3 James Bond

El descapotable de BMW fue uno de los coches Bond en ‘Golden Eye’, donde combinaba su motor 3.2 de 325 CV con un arsenal que incluía hasta un lanzamisiles.

Ford Mustang Mach 1

No es común que 007 cruce el charco para elegir sus coches, pero en algunas ocasiones lo hizo, como en ‘Diamantes para la eternidad’, en la que optó por el Mustang Mach 1 de Ford.

Toyota 2000 GT Cabrio

Toyota 2000 GT Cabrio James Bond

Tampoco es habitual verle conduciendo modelos nipones, de ahí la rareza de verle a los mandos del Toyota 2000 GT Cabrio en ‘Solo se vive dos veces’, un coche creado ex profeso del que solo se fabricaron dos unidades.

BMW 750 iL

BMW 750 iL James Bond
BMW 750 iL James Bond

En ‘El mañana nunca muere’ vimos a 007 (interpretado por Pierce Brosnan) conducir la enorme y pesada berlina de una manera peculiar: como si fuera un videojuego, desde su móvil, mientras se cubría de los disparos enemigos en los asientos traseros.

Jaguar C-X75

Jaguar C-X75 James Bond

Cerramos con otro británico, pero esta vez de Jaguar y que, además, no fue conducido por Bond, si no que en ‘Spectre’ se encargó de perseguirle. No llegó a producirse en serie, una pena, pues era un híbrido de 789 CV de potencia.

Etiquetas:

Coches de Cine

Y además