Noticia

Tecnología

Opel crea un sistema que encuentra fallos de pintura

Opel crea un sistema que encuentra fallos de pintura

monica.rd

15/09/2016 - 19:00

Opel ha creado un sistema que encuentra fallos milimétricos de pintura en los coches. Esta nueva tecnología ha sido desarrollada por cuatro ingenieros y un especialista en programación. La planta de Zaragoza ha sido la primera en comprobar su funcionamiento. Además, los vehículos siguen el recorrido de la línea de producción sin interferir en el proceso.

No te pierdas: La pintura que se vuelve goma y se quita como un adhesivo

Opel ha creado un sistema que encuentra fallos milimétricos de pintura en los coches. Cuatro ingenieros y un especialista en programación, que forman parte del grupo de investigación GIFMA (Grupo de Ingeniería de Fabricación y Metrología Avanzada) del Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón (I3A), trabajando en colaboración con el equipo de Ingeniería de Manufacturas de General Motors España han desarrollado un sistema que permite detectar defectos de pintura menores de medio milímetro en la superficie pintada de la carrocería de los coches.

El sistema de Opel que detecta posibles fallos de pintura

Se trata de una nueva tecnología avanzada de inspección sin contacto de superficies reflectantes, patentada y desarrollada en conjunto con la factoría de GM España, que permite detectar, identificar y localizar defectos de pintura que se producen durante el proceso de pintado de las carrocerías (suciedades, gotas, cráteres, descolgados, piel de naranja, manchas, marcas de lija, abolladuras…) de manera automática y desatendida en la línea de producción de vehículos. Así lo corrobora la factoría de General Motors en Figueruelas donde se han implantado dos de estos sistemas.

Vídeo: Nissan crea una pintura que repele la suciedad

Además, esta detección se realiza sin interferir en el normal funcionamiento de las líneas de producción, sin necesidad de detener los vehículos ni sacarlos de la línea, en un espacio y tiempo mínimos y sin modificación de las instalaciones y sistemas de transporte existentes en la planta, adaptándose a los cambios de velocidad de línea, paradas y tiempo de ciclo, habituales en los procesos de inspección y reparación de defectos de pintura en el sector de automoción. 

La inspección de las carrocerías se basa en una combinación de imágenes captadas por varias cámaras de alta resolución capaces de capturar 40 imágenes por segundo y de un sistema de iluminación específico. Durante la inspección, el sistema es capaz de identificar y diferenciar cada uno de los modelos de vehículos y colores fabricados en la planta de Zaragoza. Estas imágenes se procesan en tiempo real mediante un sistema de procesamiento paralelo y distribuido formado por varios ordenadores, a través del cual, los programas informáticos de tratamiento de imagen, procesamiento y localización 3D desarrollados extraen la información necesaria para determinar la gravedad y posición de los defectos detectados. Finalmente, además de almacenar los resultados de la inspección, el sistema informa del resultado en diferentes pantallas a los operarios de reparación en cada uno de los puestos a lo largo de la línea.

Forman parte de este equipo de investigadores: Jorge Santolaria, Jesús Velázquez, David Samper, Juan José Aguilar, todos ellos ingenieros, e Ignacio Escursell, programador informático.

Imagen de perfil de monica.rd

Mónica Redondo

Colaboradora

Periodista por vocación. Mis pasiones: la automoción y la información.

Todo sobre

Opel

Modelos de Opel más populares

Ver todos los modelos

Buscador de coches