Skip to main content

Reportaje

Por qué no debes conducir cuando estás de resaca

Conducir con resaca

La clave está en saber, más o menos, cuánto tardará tu cuerpo en eliminar el alcohol que has ingerido

"Esta noche no me llevo el coche que voy a beber". Buena decisión. "Pero mañana a primera hora sí que salimos de viaje". Mala decisión. Porque conducir con resaca es tan peligroso o casi como hacerlo tras tomar la última copa. Te contamos por qué.

Conducir bajo los efectos del alcohol multiplica (por mucho) el riesgo de sufrir un accidente de coche. Además, te expone a que te pongan una multa que en función del grado de alcohol en sangre puede convertirse en delito (aquí puedes ver cuándo el consumo de alcohol es infracción y cuándo es delito). De ahí que la mejor decisión cuando bebes alcohol es dejar el coche aparcado. La pregunta es: ¿cuánto tiempo?

Dicen que el alcohol puede tardar hasta 19 horas en desaparecer de tu cuerpo. La clave está en lo que los expertos llaman la curva de alcoholemia. Tiene varias etapas:

  1. Fase ascendente. Empieza a los 90 minutos siguientes de haber consumido la primera bebida
  2. Fase de meseta o estabilización de la tasa de alcohol. Comienza entre las cuatro y seis hora posteriores a la ingesta. Aquí el nivel de alcohol comienza a bajar, pero el descenso no es inmediato, de hecho el alcohol puede tardar hasta 19 horas en ser completamente eliminado del organismo.

Es importante tener en cuenta que son muchos los factores que influyen en la absorción del alcohol como el sexo, la edad, la contextura física, la temperatura, la rapidez con la que se beba e incluso el estado emocional de la persona y el tipo de bebida (echa un vistazo a los gramos de alcohol que tiene cada bebida).

Los expertos afirman que no es seguro conducir hasta 19 horas después de haber consumido alcohol y que conducir con resaca es igual de peligroso, porque parte de tu organismo continua deprimido, los reflejos son más lentos, los sentidos no trabajan al cien por ciento y la fatiga y somnolencia pueden hacer que te duermas al volante.

De hecho aunque no sientas estos síntomas, puede que si te hacen una prueba de alcoholemia y no han pasado por lo menos 12 horas de la última copa, es probable que la prueba salga positivo.

Lo mismo sucede con el consumo de drogas como la cocaína, la cual puede dar positivo hasta tres días después de su consumo.

 

Fuente: Legalcar.com

Lecturas recomendadas