Skip to main content

Reportaje

He probado el Skoda Octavia RS TDI y TSI, ¿es siempre el Octavia RS TDI el más práctico?

Prueba Skoda Octavia RS TDI y TSI

Nos subimos al Skoda Octavia RS TDI y TSI y nos hacemos la siguiente pregunta, ¿es siempre el Octavia RS TDI el más práctico? Vamos a averiguarlo.

El diésel no vive tiempos felices. La prensa, las leyes, los precios, todos han retirado el saludo al diésel, llegando a desaparecer de la oferta de populares modelos del mercado. Con el diésel en tela de juicio las versiones gasolina parecen haber ganado popularidad, llegando a empatar con el primer combustible en unidades vendidas. Tradicionalmente el diésel ha tenido los matices más racionales mientras que la gasolina los más pasionales. Pero… ¿es siempre así? He probado el Skoda Octavia RS gasolina y diésel en Skoda Nieto Marcelo Badajoz y me he hecho la siguiente pregunta, ¿es siempre el Skoda Octavia RS TDI el más práctico?

No te pierdas la prueba del Skoda Octavia RS 245

Diseño: Hermanos gemelos

Prueba Skoda Octavia RS

El Skoda Octavia gasolina y diésel son prácticamente hermanos gemelos. Ambos cuentan con el mismo kit de carrocería, un vestido que les otorga más presencia y carácter deportivo. En nuestra prueba ambas carrocerías eran de tipo Combi, un cuerpo familiar que busca el uso más práctico. De ambos destacaría el paragolpes delantero, con grandes entradas de aire y detalles en negro brillante; y la zaga, la cual enseña un pequeño alerón y dos escapes de formas trapezoidales. No puedo decirte que me guste este recurso meramente estético, pero acepto que mejora su apariencia.

El diseño interior de las versiones TSI y TDI tampoco hace declinar la balanza. Salvo por el cuadro de instrumentos, con un rango de revoluciones diferente, y por diferentes detalles de color en estas unidades en concreto, la estética es similar. Los asientos, que cobran gran importancia en un interior y más en el de una versión deportiva, también presentan la misma estética. Unas butacas que analizamos en las siguientes líneas.

VÍDEO: Estos son los Skoda Octavia RS 2017 y Scout 2017

Habitabilidad: Aliados en el día a día

Prueba Skoda Octavia RS

El habitáculo del Skoda Octavia RS, como cabía esperar, cuenta con las mismas cotas en las dos versiones analizadas. Ambos llegan a ser coches verdaderamente espaciosos, destacando en el acabado Combi las plazas traseras y el maletero. Antes de analizar ambos espacios es necesario mencionar en este análisis de practicidad a los asientos, los cuales pese a encajar tu espalda adecuadamente nunca llegan a ser duros o incómodos, ni siquiera en personas de gran altura y peso.

En la segunda fila pueden viajar dos adultos de 1.85 metros de altura sin mayores problemas, reservando el tercer asiento o el del medio para el ocupante de menor corpulencia. Una silla infantil homologada es fácilmente ajustable en esta fila, accediendo de forma sencilla con ella gracias al buen ángulo de las puertas y un generoso hueco de acceso. El maletero, con 610 litros de cubicaje, cuenta con portón y este descubre una boca ancha. Las formas son aprovechables y la altura del mismo correcta.

Motor y rendimiento: ¿Pasión o razón?

Prueba Skoda Octavia RS

Hasta ahora no hay diferencias en un uso diario entre el Skoda Octavia RS TDI y el TSI, contando ambos con el mismo cuerpo. Si hablamos de corazón, la cosa cambia. En el caso del Skoda Octavia RS TDI contamos con el conocido motor TDI de cuatro cilindros y 2.0 litros con 184 caballos de potencia. El par motor es de 380 Nm, energía con la que acelera de 0-100 km/h en 7,9 segundos. El Skoda Octavia RS TSI 230 monta un motor gasolina de igual cilindrada y número de cilindros con el que desarrolla 230 CV y 350 Nm de par. La cifra de par del gasolina es menor pero su aceleración de 0-100 km/h en 6,7 segundos es notablemente mejor.

Y en la práctica estos números cobran sentido. El Skoda Octavia RS gasolina acelera con más contundencia y más poderío que el Octavia RS TDI. Pese a su mayor par motor, el gasolina tiene un régimen más aprovechable y como un estudiante de primero de carrera tiene ganas de fiesta en cualquier momento. El diésel no es que se quede en la biblioteca a estudiar pero sí tiene limitaciones en este sentido. No impone tanto en reacciones rápidas y su sonido no es agradable.

Otra gran diferencia entre estas unidades de prueba, que de igual manera dará puntos a uno u otro en esta clasificación de practicidad, es la transmisión asociada. En el Skoda Octavia RS TSI 230 contamos con cambio manual, mucho menos práctico que el DSG pero más deportivo. La caja automática que sí monta el Octavia RS TDI nunca dejará que acabes en la enfermería y te llevará a casa cambiando de marcha cuando estés en la zona roja. Usar las levas en conducción deportiva con este doble embrague es una gozada pero la última decisión siempre la tomara él.

Comportamiento dinámico: auténticos juguetes

Prueba Skoda Octavia RS

El ajuste del chasis que encontramos en estos dos deportivos pero familiares modelos es similar. Juguetear entre enlazadas tanto con el diésel como con el gasolina sorprende por el descaro con el que entran y salen de cada curva. Y es que es como si el espíritu de un Volkswagen Golf GTI les hubiera poseído, como si Raphaël Varane jugara como Modric, Piqué como Messi o Filipe Luis como Griezmann. El conjunto de suspensiones, con dureza ajustable, se comporta de manera soberbia, y la dirección, con también dureza ajustable, hace su trabajo con maestría. No hay más.

La dinámica de ambos es notablemente buena, aunque el poder de tracción decanta la balanza. El Skoda Octavia RS TDI, con su tracción total permanente, asegura la correcta salida de las curvas pese a llevar el pie a fondo. En entradas fuertes puedes notar un pequeño sobreviraje, pero nada que no sea controlable. En superficies deslizantes el 4x4 del modelo actúa con eficacia, convirtiéndolo en un coche capaz de adaptarse a cualquier situación.

El Skoda Octavia RS TSI 230 en cambio tiene importantes matices. Con su tracción delantera no es fácil salir rápido de enlazadas. Pese a los intentos del sistema XDS+, una función del control electrónico de estabilidad que emula el funcionamiento de un diferencial autoblocante utilizando los frenos, las ruedas giran sin control y sin ninguna eficacia en conducción dinámica. La versión tope de gama, el RS 245, monta autoblocante de serie, sistema que echo en falta en esta ecuación.

VÍDEO: ¿Qué te parece el nuevo Skoda Kodiaq RS?

Manejo en ciudad: Carne de oficina

Prueba Skoda Octavia RS

Este apartado es, en esta prueba, uno de los que más capacidad dictaminadora tienen. Quien sea más fácil de conducir y más práctico en ciudad ganara parte de este comparativo. Y podemos decir que, en cuanto a carrocería, el Skoda Octavia RS en sus dos versiones es fácil de manejar. No es demasiado bajo, las entradas a garajes o aparcamientos elevados se completan con facilidad. Su longitud, aunque supere los 4,66 metros, no es en ningún caso limitante. Y es que la superficie acristalada es amplia, siendo la visibilidad tanto lateral como trasera muy buena.

En marcha, el equipo de suspensión nunca llegará a ser molesto. Debes saber que cuentas con el sistema DCC con varios modos de conducción, siendo el más apto para ciudad el Eco. Si bien, en el modo normal y confort tampoco apreciaras un tacto de suspensión desagradable, no siendo incómoda ni siquiera en el modo Sport. Con esta última función seleccionada podrás notar en baches o badenes alguna reacción seca de los amortiguadores, una sensación provocada también por el poco perfil de sus llantas de 18 o 19 pulgadas.

No te pierdas: 'El próximo Skoda Octavia RS podría ser híbrido'

Consumos: Era de esperar

Prueba Skoda Octavia RS

Si el manejo en ciudad era determinante, los consumos son el otro cincuenta por ciento del examen. De manera oficial, el Skoda Octavia RS TDI anuncia un consumo medio de 4,4 l/100 km, con 3,9 l/100 km en carretera y 5,1 l/100 km en ciudad. Y en la práctica, en ciudad, en “callejeo” puro y duro la versión TDI del RS no ha bajado de los 7,5 l/100 km, rondando los 5 l/100 km en carretera nacional. De media, en nuestra prueba, el Skoda Octavia RS diésel ha consumido 5,8 l/100 km.

El Skoda Octavia gasolina, por su parte, homologa unas cifras más altas. En consumo medio arroja unos 6,5 l/100 de manera oficial, cifrando 5,5 l/100 en entornos extraurbanos y 7,9 l/100 km en núcleos urbanos. Y la realidad es, como suele ocurrir, peor que la ficción y en esta caso las letras. Es realmente complicado bajar de los 9,5 l/100 km en ciudad, moviéndose siempre entorno a los 10 litros. En carretera, a 100 km/h rigurosos, nos hizo 7,5 l/100 km, nada mal para sus más de 200 CV. Un examen que termina con 9,8 l/100 km de media contando con los 13 l/100 km que reflejaba en cuadro de instrumentos tras unos kilómetros a fondo.

Precios: En el mismo nivel

Prueba Skoda Octavia RS

Este comparativo rueda sus últimos kilómetros. En la última parada buscamos analizar los precios, un apartado que puede no ser tan determinante para alguien que busca un RS pero que sí puede conseguir cerrar una operación. El Skoda Octavia RS TDI arranca en 27.180 euros con cambio DSG y tracción total permanente. Una cantidad que lleva asociados descuentos promocionales de la marca. En carrocería Combi la suma alcanza los 28.160 euros.

El precio del Skoda Octavia RS TSI 230 arranca en 26.150 euros, encontrando en su configuración una caja manual de seis velocidades y tracción delantera. Los precios, también siempre con descuentos, alcanzan los 27.110 euros en carrocería Combi. Destacado es el precio del Skoda Octavia RS TSI 245, que en estos momentos es de 29.150 euros.

Conclusión: La vida no es fácil, ¿o sí?

Prueba Skoda Octavia RS

Concluir en este comparativo puede ser fácil, o tremendamente complicado. Si solo hiciera caso a las letras te diría que el Skoda Octavia RS TDI es la opción más práctica en todo caso. Pero la vida siempre tiene matices, no solo hay blancos y negros y en los grises está la clave. Si consideras que un coche es práctico solo porque consume poco este RS TDI es tu coche, pero déjame entonces que te pregunte por qué has buscado un RS.

Si la respuesta tiene algo que ver con la deportividad deberás de ser justo con tus pensamientos y equilibrar las fuerzas. Un coche es práctico cuando puede usarse para todo, y el Skoda Octavia RS TSI 230 es más utilizable en conducción deportiva que el diésel. Ahora será cuestión tuya, el hacer números y medir cuántos kilómetros haces al año. Aun así, hoy he parado en una gasolinera en Badajoz y he visto el diésel a 1.30 euros el litro… no digo más.

 

Lecturas recomendadas