Skip to main content

Reportaje

Motor

Bentley R-Type Continental: 70 aniversario del primer Continental

Bentley R-Type Continental

Un coche para reyes

Hace 70 años, comenzó uno de los reinados más longevos de la historia de las monarquías, el de Isabel II de Inglaterra. Y también inició la saga de un coche propio de reyes: el Bentley R-Type Continental.

Coincidiendo con la celebración de las bodas de platino de la Reina Isabel II en Inglaterra, Bentley celebra también su particular efeméride, al cumplirse el 70 aniversario de su primer modelo denominado Continental

Un vehículo tan exclusivo que fue el más caro del mundo cuando se lanzó en 1952. Había que desembolsar 6.928 libras esterlinas del momento, algo más de 8.000 euros. Cuatro veces el coste medio de una vivienda en Reino Unido en aquella época.

Su exclusividad se explica también por el reducido número de unidades fabricadas, solo 208. El R-Type Continental pasó a la historia como un Bentley de referencia y la encarnación del ADN de gran turismo de la marca británica. 

Bentley R-Type Continental: 70 aniversario del primer Continental

Si observamos su diseño, podemos apreciar algunos rasgos del Bentley Continental GT de 2003. No es de extrañar que los ingenieros del moderno coupé se inspiraran en el emblemático GT de 1952. 

El primer prototipo del R-Type Continental, conocido como Olga, por su registro OLG490, se presentó en 1951 y un año después entró en producción. En junio de ese mismo año, 1952, comenzaron las primeras entregar a los pocos clientes que pudieron permitírselo. 

Cuando llegó a las calles, era el coche de cuatro asientos más rápido del mundo. Lo mismo ocurrió 50 años más tarde con el Continental GT. 

Inspirado en dos modelos emblemáticos

Bentley R-Type Continental

El diseño elegante del R-Type Continental fue obra de Ivan Evernden, quien se basó en dos modelos emblemáticos de la marca anteriores a la guerra, el Bentley 'Embiricos' y el Mk V Corniche, dos coches que presumían de una aerodinámica excepcional. 

Bajo el capó, montaba un motor de seis cilindros en línea de 4.5 litros con 153 CV, unido a una caja de cambios manual o automática. El prototipo consiguió hacer una media de 191 km/h, a lo largo de cinco vueltas en la pista inclinada de Montlhèry, cerca de París.

VIDEO

VÍDEO: Esta es la pasada de Bentley Continental GT Convertible 2019 con el que estás soñando

Además de una buena aerodinámica, el Bentley R-Type Continental conseguía contener el peso, gracias al diseño de la carrocería que hicieron los carroceros HJ Mulliner y al empleo del aluminio para los marcos de las ventanillas, el contorno del parabrisas, los marcos de los asientos y los parachoques. 

Otro aspecto importante eran los neumáticos: en aquel momento no existía ningún compuesto que pudiera soportar un vehículo de dos toneladas de peso a una velocidad superior a 185 km/h. Así que Dunlop se encargó de hacer unos neumáticos específicos para este modelo.

De los 208 ejemplares construidos hasta 1955, 193 fueron carrozados por HJ Mulliner, cinco por Franay, tres por Graber y uno por Farina. También hubo cuatro versiones descapotables y dos coupés. 

El JAS 949

Bentley R-Type Continental

Hay una unidad muy especial del R-Type Continental, que pertenece al Bentley Heritage Collection. Corresponde al chasis BC16C, con el registro JAS 949. Este JAS se fabricó en 1953 y se entregó a su primer propietario, el Dr. Rowland Guenin, de Suiza, en diciembre de 1953. 

Luce un precioso color Ivory con el interior en Red y fue adquirido en 2001 por Bentley Motors, que lo ha mantenido en óptimas condiciones hasta la actualidad y se conduce con regularidad. Además, ha aparecido en numerosas exhibiciones y eventos. 

El Bentley R-Type Continental ha servido de inspiración, varias décadas después, para las tres generaciones del Continental GT, como demuestran la elegante línea que traza desde el arco de la rueda delantera hasta la zaga, el aspecto musculoso de la parte posterior y la elegante forma del techo. Esos rasgos fuero tomados del modelo de 1952.

Etiquetas:

Grandes Historias

Y además