Prueba

Volkswagen Touran 2.0 TDI 140 CV DSG: caro, pero eficaz

Enrique Trillo

18/08/2011 - 09:31

El Volkswagen Touran es uno de los monovolúmenes más solventes del mercado. La versión 2.0 TDI de 140 CV unida al cambio DSG de doble embrague no es ni mucho menos de las más baratas, pero ofrece un equilibrio al que pocos modelos de esta categoría pueden aspirar.

El Volkswagen Touran no solo es amplio, cómodo y ofrece una buena (aunque mejorable) modularidad, sino que cuenta con un motor de sobrada eficacia (el 2.0 TDI) y un cambio rápido y efectivo como pocos, el reputado DSG de doble embrague. Todo esto lo convierte en un modelo muy atractivo. Pero vayamos paso a paso para que sepas a lo que me refiero.

La posición de conducción es muy cómoda gracias a unos magníficos asientos que sujetan bien la espalda, tienen un mullido duro y cuentan con múltiples posibilidades de regulación. En la segunda fila los asientos son independientes y se desplazan en sentido longitudinal. Hay espacio de sobra para las piernas y la cabeza, aunque es una pena que el sistema de plegado de esta hilera no sea tan rápido y práctico como en la tercera fila (donde las butacas quedan ocultas bajo el suelo y se despliegan en un único movimiento con una sola mano), porque el hecho de tener que desplazar y levantar los respaldos resulta un poco engorroso. Lo que sí está genial es que el asiento del acompañante se pueda plegar, con lo que se logra una superficie de carga útil de 2,62 metros.

La calidad interior es mejor en acabados que en materiales. No es que éstos sean malos, sino que solo ofrecen un aspecto correcto. Creo que Volkswagen debería demostrar que está un paso por delante y al no hacerlo parece que algunos rivales incluso lo superan.

En el plano dinámico va bastante asentado. Se apoya en una dirección más precisa de lo que cabe esperar en un monovolumen, así que te permite disfrutar de la conducción. Pese a ello, te recomiendo que no te confíes en las curvas, porque un vehículo que mide 1,6 metros de alto y pesa 1.603 kilos te responderá con un inevitable subviraje.

El motor es bastante sigiloso, pero lo que más se agradece no es su discreción, sino su enérgica respuesta casi desde parado. Sin duda, el cambio DSG de seis velocidades es un gran aliado. Entre ambos forman un conjunto que logra unas prestaciones sensacionales. Ya quisieran muchos compactos o berlinas pasar de 0 a 100 km/h en 8,7 segundos, dar el salto de 60 a 100 km/h en 4,9 segundos y de 80 a 120 km/h en solo 6,6. El consumo que he obtenido durante este test (teniendo en cuenta lo bien que empuja este 2.0 TDI) es bastante razonable, ya que se conforma con una media de 6,5 litros.

Ya solo me queda desmenuzar su equipamiento. El acabado Advance es el más bajo que puedes encontrar para esta versión diésel de 140 caballos de potencia. Y por 29.140 euros tendrás de serie todo lo necesario: guantera refrigerada, control de crucero, volante multifunción, ‘Bluetooth’... En cualquier caso, si quieres incorporar elementos de última generación, como, por ejemplo, el ‘Park Assist’ (parece un extra superfluo, pero si te acostumbras a usarlo te hará la vida muy cómoda), te costará 415 euros.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Enrique Trillo

Enrique Trillo

Dame un coche, un circuito, barra libre y no necesito nada más en la vida.

Todo sobre Volkswagen

Volkswagen Touran Touran

Buscador de coches