Skip to main content

Prueba

Motos

Prueba MH Vince 125 2018: el scooter barato con aire español

MH Vince 125 2018
Nota

6

Prueba MH Vince 125 2018: el scooter barato con aire español

Incluso la lavadora más barata del mercado, una vez que te crees que cumple su función, necesita tener 'algo' que te haga elegirla frente a las demás si ves más de una en la tienda al mismo precio y con las mismas condiciones de transporte, financiación... Y en el mundo de la moto, el vehículo más básico y económico también tiene que entrarte por los ojos una vez que tu bolsillo ha dado el OK. Así que esto es lo primero que debes plantearte antes de leer esta prueba del MH Vince 125 2018, un scooter barato con aire muy español.

MH Motorcycles regresa al mercado

La legendaria marca MotorHispania, fundada en Barcelona en 1948, fue adquirida por la empresa sevillana ISA en los 70, relanzada en los 80 como MH y ahora acaba de presentar su primer scooter de la nueva era diseñado aquí pero fabricado en China, con lo que MH Motorcycles completa una interesante gama que pretende cubrir distintas necesidades a un coste muy competitivo. 

Como ves en las imágenes, la Vince presenta un diseño atractivo que parece inspirado en las Vespa de última generación, con un faro rendondo que corona un pequeño escudo que da paso a un suelo plano, un sillín cómodo y vistoso y aletas de estilo 'vintage'. En el tramo final, un piloto de LED también circular y originales intermitentes verticales que escalan hasta un práctico -aunque de calidad justa- 'top case' con llave independiente y viene de serie a juego con la carrocería. Esta, por cierto, está disponible en blanco, en negro y en este gris oscuro. 

Prueba MH Vince 125 2018
MH Vince 125 2018

Me siento a los mandos y enseguida compruebo que se trata de una moto sencilla y con pretensiones elegantes, que no engaña y en la que todo se ha simplificado al máximo en aras de la economía. Arranco y el cuadro, totalmente analógico, que también tiene un diseño muy a la italiana, no se entretiene en florituras de bienvenida ni en nada superfluo: se ilumina y te da la información justa: un gran velocímetro en kilómetros por hora y en millas (como buen vehículo que también está destinado a la exportación), tacómetro de rueda sin contador parcial, nivel de combustible y un ya exótico amperímetro para tener a raya la carga de la batería.

Nueva MH NKZ 125... ¡con depósito de 20 litros! 

Esto nunca viene mal en una 125 cc, pero hubiera sido mejor aprovechar el espacio disponible para incorporar, por ejemplo, un reloj horario -esencial para los desplazamientos diarios y los recados por la ciudad- o un termómetro exterior (el de la temperatura del motor tampoco sobra, pero al ser una mecánica refrigerada por aire, nos parece algo menos prioritario).  

Arranco y al girar el puño noto enseguida que el sencillo motor de 125 cc y 9 CV, tarda un poco en reaccionar debido al ligero 'lag' que hay entre el mando y la inyección, pero no es grave y pronto de acostumbras. Poco a poco, me deslizo por calles, glorietas y bulevares y voy sacando partido a las ventajas de la rueda pequeña en cuanto a manejabilidad por la urbe. Es mañana de gestiones y me vienen muy bien sus reducidas dimensiones, su peso tan contenido y el consumo prometido de sólo 2,8 l a los 100 km.

Prueba MH Vince 125 2018
Prueba MH Vince 125 2018

Los retrovisores, cumplen aunque para una persona grande es difícil dejar de verse los codos en los espejos; la respuesta es sincera y a pesar de no tener un sonido especialmente afinado, el motor no llega a ser desagradable en ningún momento. Lo que sí que molesta es la actitud de la horquilla delantera, tendente a la vibración y al rebote a cualquier velocidad, problema que acusan muchos scooter de 125 básicos. 

La frenada es de tipo combinado para ahorrando costes y no encarecer el precio final. No tiene el mejor tacto del mundo, pero al menos se apoya en dos frenos de disco y también es coherente con el conjunto de esta motocicleta.  

Prueba MH Vince 125 2018

Además del mencionado cajetín adicional, bajo el asiento dispongo de un maletero en el que cabe un casco tipo jet y en el que puedo ir cargando el móvil o cualquier otro dispositivo electrónico gracias a la práctica toma de 12 V que hay en una de las 'paredes'.

Prueba MH Vince 125 2018

Eso sí: como el hueco se comparte con la toma del depósito de la gasolina, hay que tener cuidado con que el surtidor gotee -o pringarás todo lo que lleves ahí, por no hablar del desagradable olor a gasolina que podría quedar en casco, guantes...-. Lo bueno es que esta operación la tendrás que efectuar pocas veces al mes, porque, en efecto, según nuestras mediciones, el gasto de carburante se puede mantener muy bien en torno a los tres litros si no sales de ciudad. 

En vías de circunvalación y autopistas, la cosa cambia: le cuesta demasiado alcanzar una velocidad de crucero aceptable para estas circunstancias y si al final logras llegar a los 95 km/h de máxima, te las verás y te las desearás para rebasar a un camión, a un autobús o a cualquier otro vehículo que circule así por el carril derecho. Además, en nuestro circuito habitual de pruebas, le nueva MH Vince 125 2018 no mostraba unas recuperaciones muy brillantes en los tramos con repechos. Así que si lo tuyo es ciudad, ciudad y ciudad y no necesitas excursiones fuera ni quieres gastar más dinero, sería una pena no plantearse este económico y atractivo scooter de rueda pequeña y Euro 4. Porque además de todo lo dicho en esta prueba, el precio del nuevo NH Vince 2018 es de 1.995 euros. 

Conclusión

Lo mejor

Precio, rendimiento del motor, baúl de serie, formas agradables

Lo peor

Horquilla delantera rebotona, poca velocidad punta, instrumentación pobre.

Lecturas recomendadas