Skip to main content

Prueba

Prueba Mazda6 2018 2.0 Skyactiv-G Evolution: 4 razones para comprarlo y 1 para pensarlo

Prueba Mazda6 2018 2.0 Skyactiv-G Evolution 145 CV
Nota

8

Nueva imagen y nuevo motor. Hora de ponerme/lo en marcha.

En esta ocasión pongo a prueba el Mazda6 2018 2.0 Skyactiv-G 145 CV, una de las novedades de la gama. Te cuento cuatro razones para comprarlo y una para pensarlo.

Renovarse, eso es lo que ha hecho la berlina japonesa ante los numerosos 'ataques' de la competencia que mantiene en su gama este tipo de carrocería. Y es que, a pesar de la agresiva moda de los SUV, Mazda sigue apostando por su buque insignia, al que ha renovado hace unos meses. Sigue siendo una generación con cinco años a sus espaldas, pero lo cierto es que, tanto antes como después del restyling, ha sabido mantenerse fresca. 

Diseño exterior

Poca gente se atrevería a negar que el diseño del Mazda6 es tan elegante como acertado. Todas las modificaciones respecto al modelo anterior son sutiles, pero suponen un acierto: nueva calandra, paragolpes, llantas... La sensación de anchura se ha visto incrementada gracias a los nuevos faros, más afilados. Eso en la parte delantera, porque en la trasera esa función la tienen las salidas de escape de nuevo cuño, alojadas más cerca de los extremos. Me atrevería a decir que el nuevo 6 de Mazda es una de las berlinas más bonitas del mercado.

Prueba Mazda6 2018 2.0 Skyactiv-G Evolution 145 CV

La historia de la carretera Transfagarasan y el Mazda MX-5 2019

Diseño interior

El interior también ha recibido cambios, eso sí, más importantes que los del exterior. La pantalla central de 8" es novedad en el Mazda6. Como también lo es la pantalla TFT de 7" que 'inunda' parte del panel de instrumentos. La firma japonesa la ha sabido colocar de tal forma que se fusiona con los relojes analógicos, pero pasando totalmente desapercibida. Buen trabajo.

Prueba Mazda6 2018 2.0 Skyactiv-G Evolution 145 CV

Calidad

De diseño no solo vive el coche. El habitáculo porta materiales de muy buena calidad y unos ajustes a la altura de lo esperado. El coche de la prueba, el Mazda6 2018 2.0 Skyactiv-G Evolution 145 CV, adopta Head Up Display, como antes, solo que ahora se proyecta en el parabrisas; otro detalle premium. Como lo es el uso de piel en más superficies y las nuevas molduras de las puertas. No podía dejar de mencionar el mullido soporte para la rodilla derecha de la plaza del conductor: de 10.

Prueba Mazda6 2018 2.0 Skyactiv-G Evolution 145 CV

No te pierdas: Renting Mazda Rent and Drive, ¿qué cuestan un 3, un 6, un CX-3 y un CX-5?

Espacio a bordo

El japonés es espacioso, tanto en las plazas delanteras como en las traseras. Es en la segunda fila donde los pasajeros disfrutan de un espacio muy amplio para las rodillas. El que separa la cabeza del techo es menor -tres dedos si mides 1,78 m como yo-. Para cargar tienes un maletero de formas regulares, por lo que es aprovechable, y con 480 litros, capacidad suficiente, aunque inferior que la de gran parte de los coches de la competencia.

Prueba Mazda6 2018 2.0 Skyactiv-G Evolution 145 CV

Motor

Tras realizar la prueba del Mazda6 2018 2.0 Skyactiv-G Evolution 145 CV te recomiendo el motor 2.5 l. SKYACTIV-G o uno de los dos diésel disponibles: el 2.2 l. SKYACTIV-D de 150 o el de 184 CV. ¿Por qué? El de gasolina porque tiene mayor potencia, puesto que el de 145 CV se queda algo justo. Sí, acelera de forma bastante lineal, como atmosférico que es, pero desde mi humilde punto de vista le falta 'punch', y más en repechos pronunciados y con carga, por lo que tienes que jugar con el cambio para llevarlo bien arriba. Los otros dos, los de gasoleo, son biturbo, ofreciendo una energía más intenta que también se despliega a menores revoluciones. 

Prueba Mazda6 2018 2.0 Skyactiv-G Evolution 145 CV

 

Conclusión

Lo mejor

Diseño exterior e interior. Calidad percibida en el habitáculo.

Lo peor

El motor de 145 CV se queda corto. Echo de menos más potencia o la ayuda del turbo.

Lecturas recomendadas