Skip to main content

Prueba

Prueba Dacia Duster 2018 1.5 dCi 110 EDC

prueba dacia duster 2018 1 5 dci 110 edc
Nota

7

El superventas se renueva...

En 2010, aprovechando la crisis que azotaba Europa, Dacia lanzó un modelo asequible con capacidad off-road. Con estas credenciales, el Salón de Ginebra de ese mismo año vivió su presentación, y precisamente allí, en la cita helvética, se comenzó a fraguar su carrera hacia el éxito.

prueba dacia duster 2018 1 5 dci 110 edc

Ocho años después ha sido renovado en profundidad y ahora porta una imagen más atractiva, más robusta, como puedes observar en las fotos de la prueba del Dacia Duster 2018 1.5 dCi 110 EDC. Los grupos ópticos delanteros, situados en los extremos, dan una imagen de mayor anchura, mientras que los traseros presumen de un diseño rompedor y muy acertado. Me gusta, porque actualizan su diseño sobremanera. Nueva calandra, branquias en las aletas delanteras, luces diurnas LED y un capó más horizontal le dan ese toque moderno que pedía a gritos. Y es que ahora parece un coche mucho más bien hecho. 

No te pierdas: prueba Dacia Duster TCe 125 4x4

Lo mismo ocurre en el interior. Ha ganado muchos enteros en lo que a calidad percibida se refiere, de eso no hay duda. Los nuevos botones y los mandos del sistema de climatización con pantalla digital suman puntos a su favor. También la del sistema de infoentretenimiento, aunque su interface parece un videojuego de los 80. El volante también es de nueva factura y adopta elementos cromados que le dan otro pequeño plus. Pero también tiene algunos puntos mejorables, como ciertas terminaciones -la de la palanca de las luces, por su rugosidad, algunas veces raspa. Puede que sea un problema de la unidad de pruebas, porque la de la derecha, la de los limpias, tiene un tacto más suave-. Todo ello viene envuelto en plásticos duros: salpicadero, paneles de las puertas, túnel de transmisión... Es algo que no me sorprende. Recuerda que es un coche en el que se ha ajustado el precio al máximo, pero en el que se han mejorado los ajustes entre piezas.

prueba dacia duster 2018 1 5 dci 110 edc

Los asientos delanteros son cómodos, aunque echo en falta mayor agarre lateral. Por su parte, los traseros cuentan con espacio suficiente para la cabeza pero mucho más justo para las piernas. Respecto al maletero, el coche de la prueba, el Dacia Duster 1.5 dCi 110 EDC, cubica 445, por ser la versión 4x2 -el del 4x4 tiene 411 litros-, 30 litros menos que en la generación anterior. Aún así, es una cantidad muy digna, y más si tenemos en cuenta su forma regular y el techo casi plano que queda al abatir los asientos traseros.

Otra aspecto en el que mejora el nuevo Dacia Duster es en el de la posición de conducción. Ahora sí se puede modificar la banqueta del conductor en altura, y el volante, en profundidad.

Así es el nuevo Dacia Duster 2018

Acomodado aprieto el botón de encendido. Su motor 1.5 dCi comienza a funcionar. Las ventas del Dacia corresponden un 63% a gasoleo y un 37% a gasolina, por ese motivo he optado por el Dacia Duster 1.5 dCi 110 EDC para la prueba. El sonido que llega al interior está más aislado, aunque como diésel que es se sigue apreciando el traqueteo. Y es que su propulsor mueve los 1.379 kilogramos del todocamino con cierta soltura, a pesar de contar con solo 110 CV. Le acompaña la caja automática de doble embrague que destaca por su rapidez, aunque se nota que es algo más lenta que las del Grupo Volkswagen. A pesar de ello y de cierta sensación de rebajamiento, es una transmisión que recomendaría, y eso a pesar de que no cuenta con levas en el volante. 

Diésel y automático, la mejor opción para una conducción off-road

Aunque carece de tracción a las cuatro ruedas  y de modos de conducción, el coche de la prueba, el Dacia Duster 2018 1.5 dCi 110, no tiene por qué temer los caminos que discurren fuera del asfalto. Su altura libre al suelo y los ángulos de ataque, salida y ventral permiten al SUV escaparse fuera de la carretera. Y con eso no quiero decir que se le atraganten las carreteras con curvas, pero sí que no es su hábitat natural debido a la suspensión, que filtra bastante bien las irregularidades de la calzada pero que no mantiene firme la carrocería, y a la dirección, con demasiada asistencia eléctrica para mi gusto.

prueba dacia duster 2018 1 5 dci 110 edc

 
Pero si quieres viajar con él, este Dacia Duster es un buen candidato, porque el motor responde, sobre todo a partir de las 2.000 rpm -desde las 3.500 es más ruido que fuerza- y los consumos, también. Durante la prueba he obtenido una media de 6,4 l/100 km, una cifra reseñable debido a la altura, al peso y al motor de gasolina del vehículo. 

Toda la información del Dacia Duster

Conclusión

Lo mejor

Diseño exterior. Botones del sistema de climatización. Cambio y consumo.

Lo peor

Materiales del interior. Ruido del motor a partir de las 3.500 rpm.

Lecturas recomendadas