Skip to main content

Práctico

Tecnología

Carga inalámbrica para el móvil en el coche: todo lo que debes saber

Base de carga inalámbrica Toyota Prius 2019

Resulta extraño que algo tan práctico y cómodo como la carga inductiva para el móvil no esté tan extendida como se merece. Quizá sea por desconocimiento. Si es así, aportamos nuestro granito de arena con este práctico enfocado a la carga inalámbrica para el móvil en el coche el que contamos todo lo que debes saber sobre esta tecnología.

Como su nombre indica, la carga inalámbrica prescinde de cables que unan al dispositivo y el punto de carga. Hay dos tipos:

  • carga inalámbrica remota
  • carga inalámbrica por contacto

La segunda es la más extendida por lo que nos vamos a centrar en ella.

Carga inalámbrica para el móvil, ¿cómo funciona?

Para llevar a cabo una carga inalámbrica se necesitan dos dispositivos distintos. Por un lado, una base conectada a una fuente de energía; por otro, un dispositivo receptor. En el caso de los smartphones, el cargador es la base o estación de carga, y el teléfono es el dispositivo receptor de electricidad.

La mayoría de los fabricantes han optado por la tecnología Qi (se pronuncia chi): un sistema de transmisión de electricidad por inducción electromagnética, que funciona en distancias de hasta 40 milímetros. 

Hasta aquí lo fácil. Sin entrar en términos muy farragosos, la carga inalámbrica de smartphones utiliza dos bobinas, una en la base y otra en el receptor, que actúan como transmisora y receptora de la energía. Estas entran en contacto con un campo magnético que es el que induce la corriente alterna para llevar a cabo la carga del dispositivo.

Base de carga inalámbrica

Para que la carga sea posible, ambas bobinas deben estar alineadas. Es por eso que algunas bases de carga llevan guías gráficas en forma de textos o recuadros. También hay fabricantes que se decantan por la llamada inducción de posicionamiento libre que utiliza varias bobinas para crear un campo magnético más amplio.

Ventajas y desventajas de la carga inalámbrica

  • La gran ventaja de la carga inalámbrica es la comodidad. Dejas el móvil sobre la base y a cargar. Recuerda también que sin contacto no hay carga, de manera que si levantas el móvil para contestar una llamada, por ejemplo, cortarás el flujo de energía
  • La gran desventaja que cada vez es menos es que la velocidad de carga es inferior al cable, aunque en apenas un año se ha multiplicado por dos, incluso por tres

¿Sirve para todos los móviles?

No, no todos los móviles aceptan carga inalámbrica. Pero, ojo, eso no significa que sea una opción de lujo. Samsung, Xiaomi, Apple y otras marcas tienen carga inalámbrica por poco más de 300 euros.

La buena noticia es que aunque cada marca puede vender sus cargadores inalámbricos; pero un cargador inalámbrico de Samsung, por ejemplo, también se puede usar con un iPhone, con un LG o con cualquier otro móvil compatible con Qi.

Otra pregunta habitual: ¿hay que quitar la funda?

Una líneas arriba hemos dicho que entre la base y el teléfono no puede haber más de 40 mm de distancia, luego podrás dejar la funda puesta siempre y cuando no supere este grosor.

Carga inalámbrica en el coche, qué debes saber

Ahora que te hemos familiarizado con esta tecnología, vamos a centrarnos en su versión sobre ruedas.

Cada vez son más los fabricantes que ofrecen carga inalámbrica para los móviles como parte del equipamiento de sus coches (la mayoría suele ser opcional) y alternativa a la carga por USB (que recuerda dijimos que no es muy recomendable). Los cargadores inalámbricos de los coches funcionan con la ya mencionada tecnología Qi por lo que se pueden utilizar con los móviles compatibles con esta tecnología.

Debes tener cuidado de no dejar encima las llaves u otros elementos metálicos ya que puedes hacer que la base siga funcionando con lo que podría reducir su capacidad de carga. Tampoco coloques encima tarjetas de crédito: la banda magnética podría quedar inservible.

Y además