Skip to main content

Práctico

Motor

5 consejos de oro para limpiar el volante tu coche

Consejos de oro para limpiar el volante tu coche

Te algunos consejos para limpiar el volante de tu coche para que se mantenga como nuevo durante el mayor tiempo posible.

Cuando hablamos del mantenimiento del coche, la limpieza es una parte fundamental, no solo del exterior sino, sobre todo, el interior. Hoy queremos centrarnos en un elemento muy importante: cómo limpiar el volante de tu coche. A continuación, te damos estos cinco consejos de oro. 

La limpieza del interior del coche es muy importante. Piensa que es aquí donde pasamos una buena parte de nuestra vida y es necesario que esté limpio. Por lo general, en el habitáculo de un vehículo se acumulan gran cantidad de bacterias, lo cual es normal, ya que accedemos directamente desde la calle. 

Por ello, es imprescindible cuidar el interior del vehículo de una forma adecuada, utilizando productos adecuados, sobre todo si hablamos de materiales tan delicados como el cuero o la alcántara.

 

Limpiar el volante del coche una vez por semana

Consejos de oro para limpiar el volante tu coche

Cuando estás en la calle y tocas todo tipo de objetos, luego vas a tu coche y pones las manos en el volante. Esto, repetido una y otra vez cada día, hace que se vayan acumulando suciedad y bacterias en la superficie del volante. 

Por ello, muchos expertos recomiendan limpiar el volante del coche, al menos, una vez por semana, para eliminar no solo la suciedad, sino la parte peligrosa que vive en ella, es decir, los patógenos.

Usar un producto específico

El primer consejo para limpiar el volante del coche es utilizar un buen producto específico para ello. Dado que la mayoría de los volantes suelen estar forrados en cuero, existe en el mercado una gran variedad de productos para tratar este material. Además de un producto adecuado, necesitarás un paño o trapo de microfibra

Es importante no aplicar directamente el limpiador sobre el volante, ya que puede provocar un exceso de producto y dañar el cuero. Lo mejor es rociar un poco en el paño y aplicarlo en la totalidad de la superficie del volante. 

Normalmente, cuando un volante está sucio, aparecen zonas con brillos, sobre todo, donde se sitúan las manos. Al aplicar el producto, la zona recupera el aspecto mate original. 

En caso de que quede resto de producto, hay que retirarlo con un paño humedecido. Para conseguir un aspecto más profesional, se puede utilizar un acondicionador sobre el volante después de limpiarlo. 

Agua y un poco de jabón

Independientemente del tipo de volante de tu coche, puedes limpiarlo sin problemas con agua y un poco de jabón. Para ello coge un trapo limpio, no lo mojes mucho, sólo humedécelo, y ya te puedes poder a frotar con fuerza en el volante.

Utilizar sanitol

Es un remedio casero, puesto que este producto suele estar en la mayoría de las casas. Es muy efectivo para conseguir la desinfección del volante, ya que elimina el 99% de las bacterias y virus y, además, no es abrasivo. Basta con verter un poco en un trapo y pasarlo por el volante. 

Toallitas de bebé

Un truco para limpiar el volante de tu coche es utilizar las famosas toallitas de bebé. No desinfecta igual, pero proporciona un gran resultado a la hora de quitar manchas y eliminar restos de suciedad. Con dos o tres toallita, el volante queda como nuevo y, además, deja un olor agradable

Crema de manos

Por último, algo que muchos usuarios desconocen es que las cremas de manos pueden ser muy buenas para el cuero del volante. Hay que aplicarlo después de haber limpiado el volante con agua y un poco de jabón. 

Una vez hecho esto, esperas un poco a que se seque y aplicas una ligera capa de crema de manos para hidratar el cuero. ¡El resultado te sorprenderá! 

Y recuerda…

Consejos de oro para limpiar el volante tu coche

Es importante insistir en que no hay que aplicar los productos directamente sobre la superficie del volante, sino verterlos en un trapo o paño de microfibra hasta que éste quede impregnado. De lo contrario, el cuero del volante se puede estropear. 

Para los que creáis que podéis dañar la superficie del volante del coche, podéis humedecer un poco un paño y pasarlo. Así, la suciedad más evidente se eliminará, aunque el resultado no sea perfecto. 

Y además