¿Cómo cambiar una rueda pinchada?

¿Has pinchado? Los 5 pasos a seguir para cambiar una rueda

24/12/2017 - 12:00

¿Te preocupa ver tu planazo para el fin de semana arruinado por un pinchazo inoportuno? Aprende con nosotros a cambiar una rueda en cinco sencillos pasos: ¡es realmente fácil!

Por mucho cariño que le des a tu vehículo (¿sabes lo que debes revisar en tus neumáticos antes de irte de vacaciones?), habrá ocasiones en las que te toque hacer frente a imprevistos realmente desagradables... como un pinchazo. ¿Sabes cómo cambiar una rueda? A continuación te detallamos los cinco pasos que debes seguir si te ocurre para que puedas volver a ponerte en marcha cuanto antes. Toma buena nota... ¡y olvídate de cancelar tus planes para el fin de semana!

¿Cómo cambiar una rueda? Ante todo, seguridad

¿Cómo cambiar una rueda pinchada?

5 funciones que debe cumplir un neumático

El primer movimiento fundamental que debes hacer si sufres un pinchazo en carretera y no utilizas neumáticos preparados para ello como SSR o ContiSeal de Continental es, como ya te habrás imaginado, detener la marcha cuanto antes. Para ello busca un lugar seguro, apartado todo lo posible del tráfico y en el que todos los usuarios de la vía puedan verte con margen suficiente como para esquivarte si fuera necesario. ¿Ya lo has encontrado? Colócate el chaleco reflectante antes de bajar del coche e indica tu posición a los demás conductores usando los triángulos de emergencia. No olvides colocar uno al menos a 50 metros por detrás de tu automóvil si la vía es de sentido único y otro por delante a la misma distancia si se trata de una de doble sentido. 

Hora de aflojar tornillos

¿Has parado ya en un lugar seguro, te has preocupado de señalizar debidamente su situación y sacado del maletero todos los elementos necesarios para cambiar una rueda? Ha llegado el momento de empezar con la tarea más dura: aflojar los tornillos. Debes hacerlo siempre con el vehículo en el suelo ya que, de haberlo subido al gato primero, la fuerza que tendrás que emplear para que cedan podría hacerlo caer. Ten paciencia y cuidado: aflojar los tornillos de un neumático pinchado puede resultar difícil si se han apretado demasiado la última vez. 

Arriba y... ¡fuera!

Una vez que hayas aflojado los tornillos un poco, será la hora de colocar el gato en los puntos de anclaje recomendados por el fabricante de tu vehículo y elevar el coche para poder cambiar la rueda sin problemas. Procura no elevarlo en exceso y colocar el neumático pinchado bajo la carrocería: en el caso de que el automóvil se precipite por un fallo del elevador parará mucho antes de dar contra el suelo. 

Siéntete como un mecánico de Fórmula 1

Las dos tecnologías de Continental que podrían hacerte olvidar los pinchazos

El siguiente paso para cambiar una rueda es muy sencillo: tan sólo tienes que colocar la de repuesto en su lugar y apretar los tornillos con la mano de modo que queden fijados pero sin apretar del todo. ¡Olvídate de hacer fuerza ahora! Un movimiento brusco podría hacer fallar al gato dando al traste con el magnífico trabajo que has hecho hasta ahora. 

Hora de darle vueltas

¿Cómo cambiar una rueda pinchada?

Cuando la nueva rueda esté colocada en su lugar, baja el vehículo con el gato y retíralo. Ahora debes apretar los tornillos con la llave haciendo toda la fuerza que puedas hasta que creas que no podrán aflojarse. ¡Y no olvides hacerlo por orden! Si tu vehículo tiene cuatro tornillos, hazlo en cruz. Y si tiene cinco o seis, como si estuvieras dibujando una estrella, saltándote un ‘vértice’ cada vez. ¿Listo? Recoge los triángulos, ponte en marcha y no olvides revisar la presión del neumático suplente en la gasolinera más cercana. ¡A seguir conduciendo!

Más de VisionZero by Continental