Skip to main content
Plataforma MEB de VW

Por qué la plataforma MEB de Volkswagen supone una auténtica conquista del espacio

¿Es posible fabricar un compacto y una furgoneta sobre la misma plataforma? Sí, si es sobre la MEB de Volkswagen. Así es la auténtica conquista del espacio...

Plataforma MEB de VW

Modularidad con mayúsculas

A continuación repasamos las claves que permiten a la plataforma MEB convertirse en una de las más modulares del mercado:

  • Está pensada para coches eléctricos y como este tipo se coche se caracteriza por la ausencia del túnel de transmisión, esto favorece que haya más espacio para las piernas en la segunda fila de pasajeros
  • La batería se ubica bajo el suelo del habitáculo, lo que permite que haya más espacios para guardar objetos
  • La situación de la batería también permite que el centro de gravedad esté más bajo, algo que se traduce en mayor confort en la marcha
  • Esta plataforma permite fabricar coches de diferentes tamaños utilizando baterías con más o menos módulos de celdas en función de las necesidades 
     
    Células batería plataforma MEB
  • La plataforma MEB está preparada para albergar uno o dos motores eléctricos. En caso de que sean dos, pueden ir colocados uno en cada eje, de forma que es compatible tanto para vehículos de tracción delantera como de tracción total
  • Volkswagen dice que la estructura requerida por los coches eléctricos permite hacer carrocerías con más distancia entre ejes y, por tanto, con voladizos más cortos. Además de reubicar elementos que habitualmente van colocados entre la mampara que separa el vano motor y el salpicadero, como por ejemplo el sistema de ventilación del habitáculo, que en la plataforma MEB se coloca directamente sobre el motor eléctrico 
  • El hueco entre el vano motor y el salpicadero también es más grande, porque el pilar delantero ocupa una posición más avanzada. Gracias a esto, la marca no ha tenido problemas para incluir el novedoso sistema de información y entretenimiento con información proyectada en el parabrisas (Head Up Display). Este sistema requiere de un módulo proyector que ocupa un volumen de 30 litros que, en un coche con la plataforma MQB, no tendría cabida

Las baterías, otro punto clave

Volkswagen promete coches eléctricos de muchos tamaños, pero también de varias potencias. Esto es posible gracias a la innovadora tecnología de baterías.

VÍDEO: Toda la familia Volkswagen ID explicada modelo a modelo

Las baterías para la familia de coches eléctricos I.D. de Volkswagen tendrán una capacidad variable, que arrancará en 48 kWh con un peso de 300 kg, pero cuyo máximo todavía no ha sido establecido. Compuestas de un total de 2.500 piezas, están preparadas para ser la reserva de energía para modelos desde un compacto a un industrial. 

Las células de ión-litio se montan sobre una carcasa de aluminio compacta y plana que permitirá la inclusión de una mayor o menor número. Así, cada modelo I.D. de Volkswagen variará su precio según la autonomía máxima que ofrezca. Según se ha confirmado con la presentación del modelo ID.3, la oferta arrancará en los 330 km hasta los 550 km, homologados según el ciclo WLTP. 

futuro coches electricos movilidad chasis tecnologia

Las baterías de los eléctricos de la familia ID. tienen en su parte inferior una gruesa pared de aluminio que protege las celdas de golpes. Justo encima, se dispone el sistema de refrigeración y diversos conectores. Sobre estos, van las celdas y los controladores incorporados en el larguero de la carcasa y que gracias a una nueva tecnología, evitan los altos gradientes de carga entre unas celdas y otras. 

Cuando las baterías en estado sólido sean una realidad, los I.D. podrían alcanzar los 700 km de autonomía, quizá más. 

Más de E-mobility de Volkswagen