Skip to main content
Talleres Cepsa

¿Necesitas algún motivo para poner a punto tu coche para la 'nueva normalidad'? Te damos tres

No debería ser necesario buscar motivos para poner el coche a punto. El mantenimiento del vehículo debería ser una máxima que cumplir en cualquier momento y época del año. Pero estos días cobra especial importancia. Primero, porque el confinamiento ha hecho que millones de vehículos pasen demasiado tiempo parados, lo que ha podido provocar algún problema en su mecánica; segundo, porque el desconfinamiento ha coincidido con el comienzo del verano por lo que a la revisión post-covid se une la pre-vacacional.

Puesta a punto ante la nueva normalidad o puesta a punto ante la inminente llegada de las vacaciones. Lo mismo da. Lo importante es tener claro cuáles son los elementos claves que revisar antes de retomar la actividad y por qué.

  1. Por seguridad
    Tu seguridad, la de los ocupantes de tu vehículo y la del resto de usuarios de la vía debería ser razón más que suficiente para prestar atención al estado del coche. Y es que aunque no se hable tanto de ellos como de los provocados por el alcohol, la velocidad o las distracciones, las averías también son causa de accidentes de tráfico.
  2. Por tranquilidad
    No hay mejor forma de arrancar el motor que con la tranquilidad de saber que un mecánico de confianza ha revisado el estado del coche. Y no hay peor forma de llegar al destino que con el vehículo remolcado por una grúa porque una avería nos ha dejado tirados por el camino.
  3. Por economía
    ¿Recuerdas aquello de más vale prevenir...? Pues en lo que al mantenimiento de tu coche se refiere esta recomendación tan antigua es de vital importancia. 
    Quizá pienses que, por economía, no es el mejor momento para pasar por el taller, pero detectar posibles averías antes de que se produzcan siempre es más rentable que repararlas.

Qué elementos revisar antes de retomar la actividad

Puestos a enumerar, ahora que tenemos los tres motivos por los que no es nada recomendable iniciar la nueva normalidad sin revisar el estado del coche, vamos a dejarte claro cuáles son los elementos por revisar. 

Elemento Qué revisar
Neumáticos
  • Hay que revisar la presión y la profundidad del dibujo.
  • Por Ley, la banda de rodadura no debe tener un dibujo inferior a 1,6 mm, aunque los expertos recomiendan hacer el cambio de 'gomas' cuando es inferior a 2 mm
Líquidos
  • Refrigerante
  • Líquido de Frenos
  • Aceite
  • Limpiaparabrisas
Filtro del aire acondicionado
  • La recomendación es cambiar el filtro del aire acondicionado una vez al año.
  • Entre las consecuencias de no cambiarlo estarían un mal enfriamiento del aire acondicionado, que salgan olores desagradables o que los ocupantes estén respirando aire no filtrado (algo especialmente importante 'en los tiempos que corren').
Luces
  • Circular con alguna bombilla fundida o mal regulada puede resultar peligroso y es motivo de multa

 

Especial atención al aceite y al refrigerante, aunque estemos en verano

Aunque todos son importantes hay dos elementos de obligadísima revisión antes de volver a utilizar el coche.

El primero es el lubricante. Es habitual utilizar el símil de que el aceite es al coche lo que la sangre al cuerpo humano. Y no es exagerado. El aceite del motor es el que permite que todas las piezas móviles de la mecánica (válvulas, cilindros...) funcionen sin que la fricción que se produce entre ellas reduzca su vida útil. Es aconsejable revisar su estado de forma periódica y especialmente tras un parón prolongado como el experimentado durante el confinamiento, ya que la inactividad ha podido variar su viscosidad. 

Al estar parado el vehículo, es muy posible que el lubricante haya quedado almacenado en el cárter. Esto hace que elementos clave para el motor como los cilindros y las válvulas dejen de estar lubricados. 

Otro problema es que la temperatura a la que se va a encontrar el aceite en el cárter durante este tiempo va a ser mucho menor a la habitual en régimen de circulación. Debido a la relación directamente proporcional viscosidad-temperatura de los lubricantes, va a existir una tendencia al espesamiento, lo que puede traducirse en una mala fluidez, generando una mala lubricación en el momento del arranque, y por tanto desgastes metálicos entre las piezas del motor.

Talleres Cepsa

El segundo es el líquido refrigerante, igual de importante en verano que en invierno ya que, por sus propiedades químicas controla la temperatura del motor. No es recomendable sustituir un líquido refrigerante de calidad por agua, ya que solo el primero asegura una buena protección contra la congelación y la ebullición del fluido, así como una resistencia a la corrosión de los componentes del motor.

Durante los meses más calurosos, especialmente cuando se usa el coche con las altas temperaturas del exterior, este elemento cobra especial importancia para evitar el sobrecalentamiento, gracias a sus propiedades refrigerantes dado su nivel de capacidad calorífica y conductividad térmica.

Para poner a punto el coche ante la nueva normalidad el consejo final es acudir siempre a un taller de confianza. En la red de talleres Órbita de Cepsa tendrás la garantía de que siempre utilizan productos de calidad, que cuentan con aditivos antioxidantes, antidesgaste y detergentes-dispersantes que retienen sus propiedades a lo largo del tiempo. Además, su formulación con bases 100% sintéticas y uso de aditivos específicos ofrece elevados Índices de Viscosidad, lo que se traduce en una viscosidad mucho más estable ante las temperaturas extremas. De este modo se reduce la tendencia al espesamiento, permitiendo una buena fluidez natural por los circuitos en el momento del arranque del motor tras el periodo prolongado de inactividad, lubricando de una manera mucha más eficaz todos los componentes.