Skip to main content
vw passat gte con manguera carga

Gama GTE de Volkswagen: porque para ser ecológico no es imprescindible renunciar a la gasolina

¿Puede un coche ser eléctrico sin renunciar a la gasolina? Sí, puede. ¿Puede un coche ser eléctrico sin renunciar a la potencia? También. En Volkswagen no están dispuestos a renunciar a nada y sacan al mercado la gama GTE: modelos que demuestran que para ser ecológico no es imprescindible renunciar a la gasolina. Y, de paso, que ser enchufable y ser potente no son incompatibles.

Iremos de la teoría a la práctica.

Los híbridos enchufables  son modelos que combinan un motor de propulsión y uno eléctrico. Este consigue la energía que necesita para funcionar de una batería. La capacidad de la batería es algo inferior a la de los coches eléctricos, de ahí que su autonomía en modo cero emisiones sea menor. Pero sí necesita conectarse a un enchufe para recargar, algo que no es necesario en los híbridos auto recargables que recuperan energía con el movimiento (a cambio, los enchufables son más limpios, recorren más km en modo cero emisiones y, de paso, consiguen más ventajas económicas, fiscales y de circulación). 

La gran ventaja de los híbridos enchufables es que combinan lo mejor de dos mundos: pueden circular en modo cero emisiones como los eléctricos, pero ofrecen una autonomía mayor para afrontar viajes largos y evitar así la llamada range anxiety (ansiedad de autonomía). Como su autonomía en modo eléctrico supera los 40 km, los híbridos enchufables reciben la etiqueta Cero Emisiones de la DGT, con todas las ventajas que esto conlleva.

VW Golf GTE

La familia GTE de Volkswagen, ecológica y potente

La familia GTE de Volkswagen elimina la necesidad de renunciar: une un motor eléctrico de hasta 115 CV con la deportividad de uno de gasolina de 160 CV, para ofrecer, como resultado, hasta 218 CV de potencia. Se basan, por tanto, en el principio de los híbridos enchufables (PHEV) de reducir las emisiones contaminantes gracias a la mecánica eléctrica, pero sin renunciar a la mayor autonomía de los vehículos de combustión: pero sin renunciar a la potencia como tercera variable.

Como todos los vehículos híbridos enchufables, los de Volkswagen cuentan con la etiqueta CERO emisiones de la DGT (la de color azul), con la que se puede conducir por el centro de la ciudad aunque haya restricciones; además de muchos otros beneficios, como descuentos y ayudas dependiendo de la comunidad autónoma en la que te encuentres.

Para alimentar al motor eléctrico, los híbridos enchufables de Volkswagen utilizan una batería de hasta 13 kWh que recupera la energía tanto de una toma de corriente como de la tecnología regenerativa.

El consumo en uso combinado no supera los tres litros por cada 100 km recorridos. Mientras que la autonomía, en modo eléctrico, llega a 57 km y a 900 km con el motor térmico.

VW GTE
 

Berlina, compacto o familiar

Los tres miembros de la gama GTE de Volkswagen son una berlina (Volkswagen Passat GTE), un compacto (Volkswagen Golf GTE) y una familiar (Passat Variant GTE). Los tres comparten ADN (y, con esto, los datos anteriores de potencia, autonomía... con pequeñas variaciones); pero su estilo es único, para satisfacer las necesidades de todos los conductores. Próximamente estará disponible el eHybrid con 204cv y 80 km de autonomía.

  • El Volkswagen Passat GTE es la versión híbrida enchufable del Volkswagen Passat. Con 218 CV de potencia combinada, hasta 57 km de autonomía eléctrica, un consumo de combustible que queda por debajo de 1,5 litros a los 100 km y un consumo eléctrico de 16,5 kWh/100 km.
    Se diferencia de su hermano de combustión por los detalles en color azul, como la banda decorativa que recorre la parrilla del radiador hasta los faros. 
    vw passat gte 1
  • El Volkswagen Passat Variant GTE es el Passat familiar con mecánica híbrida enchufable. Potencia y consumo son idénticos a los de la berlina, pero pierde dos kilómetros de autonomía por su silueta alargada, que también se traduce en mayor habitabilidad y espacio de carga.
    Como el Passat GTE tiene tres modos de conducción: e-Mode -solo eléctrico si hay carga de batería suficiente-, Hybrid -combina ambos propulsores para lograr la máxima eficiencia- y GTE -el motor eléctrico actúa como una función boost que aviva las reacciones al acelerar-. 
    VW Passat Variant GTE
  • El Volkswagen Golf GTE es, para la marca, la reinvención del mito. Su batería tiene una duración estimada de cuatro horas de carga en el domicilio, o poco menos de dos horas desde una estación de carga pública, lo que permite una conducción autónoma y eléctrica de hasta 40 km.
    Como los Passat, el Golf GTE marca su espíritu eléctrico con detalles en azul: en este caso, la franja une los faros (de LED) y los tubos de escape. El azul también es el color dominante de un interior muy digital. Se pueden elegir cuatro modelos de llantas
  • VW Golf GTE

Los GTE de Volkswagen disfrutan ahora de la ayuda del Gobierno (el Plan Moves II) que en el caso de los híbridos enchufables ofrece descuentos de 1.900 euros (2.600 euros si, a cambio, se entrega un vehículo para achatarrar). 

Etiquetas:

Branded