prueba nuevo toyota GT86 2017 cambio

¿Qué pasa si te saltas marchas en un coche manual?

14/11/2017 - 12:00

¿Qué pasa si te saltas marchas en un coche manual? ¿Es bueno o malo? ¿Se puede estropear el cambio si uno se salta velocidades? Te lo explicamos...

Vas conduciendo un coche manual en tercera y, al cambiar, metes quinta... ¿Qué pasa? ¿Es malo? ¿Alguna vez te has preguntado qué pasa si te saltas marchas en un coche manual

El cambio es el sistema que envía la fuerza del motor a las ruedas; por ello es importante utilizarlo de forma adecuada, con el fin de evitar el desgaste o rotura de alguna pieza. Como puedes imaginar, la mejor manera de cambiar de marcha es hacerlo de manera ordenada, subir o bajar de velocidad en velocidad, para así evitar el desgaste y conseguir el mejor rendimiento del coche.

Pero, en ocasiones esto no es así. Es muy habitual ir acelerando y saltarse una (o dos) marchas de golpe. En este caso, no existe un gran riesgo para tu coche; eso sí, notarás que las revoluciones del motor caen muy rápido y que pierdes potencia.

La cosa cambia si el cambio de marchas es descendente; es decir, si vas en quinta, y de golpe pasas a segunda. Aquí la reacción de la mecánica es la contraria: de golpe, se incrementarán mucho las revoluciones. Si este salto en el cambio de marchas se realiza de manera muy brusca, se podrían terminar bloqueando las ruedas (con el consiguiente riesgo de accidente), o incluso generarse una avería bastante aparatosa (y cara). Por ello, y con el fin de igualar el giro del motor y la transmisión, cuando vayas a bajar de marchas con un cambio manual, hazlo de manera progresiva.

En este vídeo (en inglés) se explica muy bien esto que os acabamos de contar.

¿Por qué los híbridos de Toyota llevan cambio automático?

No te pierdas: Toyota expandirá la gama híbrida con motores más potentes

¿Imaginas que el conductor tuviera que ir eligiendo qué motor o combinación de motores utilizar, y además, tener que ir cambiando de marchas? Sería una complejidad nada deseable. Con un cambio mecánico manual sería imposible gestionar esos cambios en la procedencia de la fuerza que mueve las ruedas. Por eso los híbridos, o full hybrid, como los de Toyota, solo tienen cambio automático. La manera más cómoda de convertir en sencillo este complejo proceso mecánico.

Toyota RAV4 Hybrid
Toyota RAV4 Hybrid

Lo primero que hay que tener claro es que un Toyota hybrid siempre funciona en modo híbrido. Es decir, su 'cerebro' gestiona el funcionamiento para elegir en todo momento la combinación ideal entre motor de combustión y eléctrico. De este modo, se consiguen las mejores prestaciones con la más alta eficiencia. El sistema puede elegir entre sacar el máximo partido a su motor eléctrico, utilizar el térmico, o utilizar los dos a la vez, pero empleando más o menos energía de cada uno de ellos.

Pero también hay otras ventajas asociadas a la eficiencia. Ningún conductor, por muy experimentado que sea, es capaz de cambiar de marcha en el momento más preciso para conseguir la mejor relación entre prestaciones y consumo. Un 'cerebro electrónico', como el que controla el cambio automático de un Toyota Hybrid, elige el instante más idóneo para conseguir el mayor nivel de eficiencia. En definitiva: se elimina por completo la creencia generalizada de que los cambios automáticos consumen más (algo que se arrastra del pasado) cuando estas cajas automáticas no tenían gestión electrónica.

Más de Espacio Toyota