Skip to main content

Especial Michelin: El neumático hecho con precisión

Cuando la fabricación de un neumático de altas prestaciones se pone en marcha es imprescindible contar con una precisión milimétrica en su fabricación, tanto como la que tiene un relojero de la prestigiosa marca IWC a la hora de hacer una máquina del tiempo perfecta.

Pocas cosas existen en la vida más precisas que la maquinaria de un reloj suizo. Para que los engranajes y componentes se ensamblen a la perfección hace falta algo más que una máquina, es necesaria la precisión y pasión del relojero que pone en marcha todas las piezas de forma única.

Cuando hablamos de productos premium, como el neumático de Michelin Pilot Sport 4 S, esta misma precisión es una de las cualidades centrales para que cada pieza quede perfecta y que, a su vez, conforme un neumático seguro.   

Michelin

Christian Bresser, relojero de IWC, una de las marcas más prestigiosas de relojería suiza, es la viva imagen de la precisión con la que también trabaja Michelin para crear sus neumáticos Pilot Sport S 4 . "Trabajamos para aquellas personas que saben exactamente cómo son los movimientos y cuáles son nuestros modelos y nuestro reto consiste evidentemente en ofrecerles lo que desean. Más de lo que esperarían", asegura. 

Michelin

Crear el Pilot Sport 4 S requiere un molde que se compone de entre 500 y 2.000 piezas, todo un engranaje que combina la última tecnología láser para hacer las unidades más milimétricas, así como la artesanía manual de profesionales como Bruno Leplé. "Hay que comprobar hasta el mínimo detalle, y esto no hay máquina que pueda hacerlo", reconoce el fabricante de moldes. 

michelin

Tanto Bruno como Christian saben la importancia de la precisión a la hora de hacer un producto premium desde el proceso manual al técnico, porque en este caso, cada detalle importa

 

Más de Especial Michelin