Toyota Corolla histórico

El coche del abuelo: cómo y por qué matricularlo como histórico

Tu abuelo te ha regalado el coche en el que te llevaba al pueblo de pequeño. Es un sueño hecho realidad y ahora te planteas si debes matricularlo como histórico. La respuesta es sí, porque es un trámite sencillo que reporta muchas ventajas

Has leído por ahí que el Toyota Corolla fue uno de los coches más vendidos en España hace 30 años. La noticia te hace sonreír, no por el dato, sino porque es el coche que tenía tu abuelo y con el que te llevaba al pueblo cuando eras pequeño.

También es el coche que guardas ahora en el garaje como lo que es: uno de tus más preciados regalos. Porque te lo ha regalado tu abuelo y porque guarda un sinfín de recuerdos.

Y ya que quieres mimarlo y tratarlo como se merece, te preguntas: "¿debo matricularlo como coche histórico?" 

Nuestra respuesta es un rotundo sí, porque es un trámite muy sencillo que te reportará un montón de ventajas.

¿Qué coches se pueden matricular como históricos?

El primer requisito para matricular un coche como histórico es que haya cumplido los 25 años. Si no tiene un cuarto de siglo de vida a sus espaldas no podrás solicitar para él la consideración de coche de época.

Así lo establece el Real Decreto 1247/95 que aprueba el Reglamento de Vehículos Históricos en el que se establecen qué son, qué condiciones y requisitos deben cumplir y la documentación a presentar, así como las inspecciones y permisos necesarios para ls circulación de los coches históricos.

Además de la edad, es imprescindible que el vehículo haya superado la ITV en los plazos establecidos por Ley (un poco más abajo entramos más a fondo en este tema) y que no haya sido sometido a modificaciones técnicas.

También pueden ser catalogados como vehículos históricos:

  • las unidades incluidas en el Inventario General de Bienes Muebles del Patrimonio Histórico Español
  • los declarados bienes de interés cultural
  • los vehículos de colección que, “por sus características, singularidad o escasez manifiesta, merezcan acogerse al régimen de vehículos históricos”.

Los seis trámites que debes seguir

Apunta porque es largo, pero merece la pena, de verdad:

  1. Una vez comprobado que cumple todos los requisitos anteriores, tendrás que acudir a un laboratorio oficial donde acreditarán su autenticidad y estado. Te costará unos 350 euros.
    Allí, además, te darán una ficha en la que se indica cada cuanto tiempo debes pasar la ITV

  2. Después tendrás que ir a un club de coches clásicos o al taller del fabricante para que se acredite la peculiaridad que cumple tu coche. Este documento vale unos 40 euros.

  3. El tercer paso es presentar la solicitud de matriculación en tu Comunidad Autónoma.

  4. Con la solicitud anterior aprobada, hay que ir a la ITV para que el coche sea sometido a la inspección correspondiente. Allí te darán una nueva tarjeta de inspección técnica con las nuevas especificaciones y las restricciones de conducción (si las hubiera).
  5. Con todo lo anterior, toca visitar la Jefatura de Tráfico de tu provincia. Allí te darán el resto de la documentación, previo pago de 93,90 euros en tasas.
  6. El último paso: recoger las placas de matrícula que reconocen al tuyo como un coche histórico e instalarlas.
Toyota histórico

Ventajas de matricular un coche como histórico

Llega ahora la parte interesante. Por los siguientes beneficios y por el placer de decir que tienes un coche histórico es por lo que merece la pena hacer frente a los trámites anteriores:

  • En muchos municipios, están exentos del pago del impuesto municipal de circulación.
  • Las inspecciones obligatorias de la ITV son cada más tiempo. Pueden extenderse (en función del automóvil, de dos a cinco años).
  • Las pólizas de seguros de vehículos históricos son más baratas. También existen seguros específicos para clubs de coches clásicos.
  • Y muy importante hoy en día: No deben cumplir las nuevas legislaciones anticontaminación (control de gases, ruidos…).
Toyota histórico 2

También hay inconvenientes...

Además de los viajes para conseguir los papeles y los casi 600 euros en tasas, a la lista de inconvenientes de matricular un vehículo como histórico hay que añadir:

  • A veces, las compañías de seguros imponen restricciones y cláusulas como un máximo de kilómetros a recorrer cada año.
  • La ITV puede establecer limitaciones de uso, por ejemplo, restricciones para circular por la noche o en condiciones climatológicas adversas.
  • También hay limitaciones en carretera: los que no superen los 40 km/h deben ir por el arcén y los que no alcancen un mínimo de 60 km/h no podrán circular ni por autovía ni por autopista.
  • Al ser un vehículo histórico, el Estado puede solicitar que se lo prestes para una exposición o para eventos.

 

 

Más de Espacio Toyota