Skip to main content
VW Golf

El 67% de los españoles ve el coche eléctrico como solución para la movilidad del futuro

Y ocho de cada tres estarían dispuestos a usar un enchufable en sus trayectos diarios

Alphabet España ha presentado los resultados de su V Radiografía de los Hábitos de Movilidad de los Españoles. Ha preguntado a cinco millones de conductores acerca de si cogen el coche, si lo comparten, si ven con buenos ojos (o no) las medidas que establecen algunos ayuntamientos en episodios de alta contaminación y si se plantean que su próximo coche será gasolina, diésel o eléctrico, entre otras cuestiones.

Las conclusiones son muchas, interesantes y, sobre todo, muy optimistas para el coche eléctrico. Y es que aunque parece que solo el 5% de los españoles ha probado un coche eléctrico alguna vez, el 67% está convencido de que los enchufables son la mejor solución para la movilidad del futuro y por eso el 83% estaría dispuesto a usar uno durante sus trayectos diarios.

Preguntados por el medio de transporte que utilizan habitualmente en ciudad, queda claro que el coche sigue siendo con diferencia el medio más utilizado por los españoles para sus desplazamientos habituales (61%), seguido de caminar (50%) y del autobús (41%).

La razón principal por la que eligen un medio de transporte frente al otro es la comodidad en un 57% de los casos, aunque el no tener un medio alternativo gana posiciones, situándose en segundo lugar al recortar distancias de un 14% del 2017 a un 16% de este año. Por detrás, la otra razón es el ahorro, con un 15% y el motivo ecológico, que empieza a ganar terreno, con un 8%. 

La red de carga, la principal mejora a cubrir para el uso del coche eléctrico 

Como hemos dicho, casi siete de cada 10 españoles estarían dispuestos a comprar un coche eléctrico aunque hay algunos motivos que por el momento frenan la decisión. El primero es la ausencia de una red de carga lo suficientemente amplia como para garantizar que tienen un punto de carga cuando lo necesitan (o eso creen). La segunda es el coste demasiado elevado de compra. La tercera, la autonomía. 

En este punto es importante destacar que el año pasado la autonomía era el primer punto de preocupación.

Los madrileños lo ven de otra forma

Alphabet ha publicado los resultados de su informe atendiendo a las respuestas de los españoles en general y los madrileños en particular.

Si a nivel nacional solo un 5% de los conductores ha probado alguna vez un coche eléctrico, en Madrid el porcentaje se triplica. La razón es sencilla: en la capital funcionan soluciones de movilidad compartida eléctrica que cada vez tienen más usuarios.

Además, los madrileños son los más comprometidos con el cuidado medioambiental, hasta el punto de que el 62% se muestra a favor de restringir el paso al centro de la mayor parte de los coches (no los eléctricos) y creen que una de las medidas más eficaces sería sancionar a los vehículos más contaminantes.

Más de E-mobility de Volkswagen