Skip to main content
Hyundai Gama

Del 1 al 5, los niveles de electrificación que puedes encontrar en la gama Hyundai

Hyundai nos lo ha puesto muy fácil. Es el momento de apostar por la electrificación de los vehículos y, por eso, se ha sumado a las ayudas oficiales del gobierno con descuentos de hasta 10.110€ por la compra de sus modelos eléctricos.

La decisión de Hyundai va acompañada  de una serie de ayudas para que sus clientes se encuentren lo más seguros y tranquilos tanto a la hora de realizar una compra, gracias al 'Espacio seguro Hyundai' donde se aplican todas las medidas de prevención e higiene, como después de hacerla, con seguro de desempleo o carencia de pago durante los 3 primeros meses.

En su inventario tiene todas las opciones eléctricas del mercado. Asi que con su gama como ejemplo real, repasamos, de menos a más, los cinco niveles de electrificación que puedes encontrar en el mercado.

1. Mild Hybrid (o microhibridación)

También conocidos como híbridos suaves, los vehículos Mild Hybrid utilizan una tecnología híbrida de 48 voltios. Combinan un motor de combustión (ya sea diésel o gasolina) que se apoya en otro eléctrico (de 48 voltios) que suma unos 12 kW de potencia adicional. 

Esta potencia extra se utiliza en varias fases de la conducción, como el arranque (que se vuelve más rápido y suave), las aceleraciones (más rápidas y dinámicas) y las frenadas (el sistema aprovecha estos momentos para recuperar energía que se almacena en el sistema eléctrico). Mención aparte merece su uso en atascos, cuando las paradas y arranques son más frecuentes. a velocidades inferiores a 30 km/h embrague se mantiene acoplado para transformar la energía en electricidad y una vez recuperada la energía y con la batería llena, el embrague se desacopla y el motor de combustión deja funcionar al eléctrico evitando el gasto de combustible. 

Mild Hybrid hyundai

La idea es reducir la dependencia del motor de combustión interna, de manera que se reduce su esfuerzo y su desgaste. El resultado una reducción del consumo de combustible y las emisiones de dióxido de carbono (CO2) que en el caso de Hyundai es de hasta un 7%.

Hyundai Tucson 48V

El Tucson cuenta con una versión híbrida de 48V, disponible en combinación con los motores diésel 2.0 y 1.6 CRDi. El conductor del Hyundai Tucson 48V ni notará cuando entra en funcionamiento la parte eléctrica ni será responsable de la carga de la batería (no es un híbrido enchufable). 

La tecnología microhíbrida de Hyundai funciona de manera imperceptible para los ocupantes del vehículo, que solo apreciarán que el coche se mueve con mayor agilidad: "sin tirones, ni vibraciones ni ruidos incómodos", promete el fabricante.

Hyundai Tucson 48v

También disfrutarán de las ventajas que concede la etiqueta ECO que el Tucson Mild Hybrid luce en el cristal (exención del impuesto de matriculación, acceso en zonas restringidas, carril bus VAO...)

2. Coches híbridos (HEV)

La diferencia entre un híbrido convencional y un microhíbrido es que el primero está preparado para arrancar y circular en modo exclusivamente eléctrico, mientras que la tecnología Mild Hybrid es solo un apoyo.

La diferencia entre un híbrido (HEV) y un híbrido enchufable (PHEV) es que este necesita una toma externa de carga para recuperar su energía (a cambio ofrece mayor autonomía), mientras que el híbrido convencional utiliza frenada regenerativa. Significa esto que su batería es autorrecargable, es decir, va recuperando la energía que gasta mientras el coche está en movimiento, especialmente en las frenadas, retenciones, con las inercias... 

En los coches híbridos, la parte eléctrica aporta más potencia al motor térmico, incluso es capaz de arrancar y circular una parte (pequeña) del recorrido en modo cien por cien eléctrico (y cero emisiones). Esto se traduce en un ahorro de consumo y las emisiones contaminantes de hasta el 30%.

Hyundai ha apostado por estos modelos sumándose a las ayudas oficiales del gobierno con descuentos de hasta 10.110 euros en la compra de un Hyundai IONIQ EV y 8.210 euros en la del Kona EV. Unos descuentos acompañados por el plan  'Full Electric, Full Care' que incluye punto de recarga e instalación incluida, vehículo de préstamo gratuito, llamada de emergencia eCall, 8 años de garantía de batería de alto voltaje, aplicación con conectividad Bluelink y 8 años de asistencia gratuita en carretera. 

Híbrido enchufable Hyundai

Hyundai Ioniq Hybrid

Como el Tucson microhíbrido, el Hyundai Ioniq híbrido está catalogado como ECO por la Dirección General de Tráfico.

Combina bajo el capó un motor 1.6 GDi atmosférico de gasolina con 105 CV de potencia y otro eléctrico de 43,5 CV. La potencia combinada es de 141 CV, con un par máximo de 265 Nm. Cuenta con un cambio automático de seis marchas y doble embrague; homologa un consumo medio de 3,4 l/100 km y unas emisiones de 79 g/km; y tarda 10,8 segundos en pasar de o a 100 m/h. 

3. Coches híbridos enchufables (PHEV)

En el tercer escalón están los híbridos enchufables (PHEV). Como en los dos anteriores, la mecánica combina un motor de propulsión con uno eléctrico, pero en este caso, la batería es mucho más grande y potente. Tanto que su autonomía en modo eléctrico es suficiente para cubrir trayectos diarios sin apenas recurrir al motor de combustión.

La clave es que es los híbridos enchufables no utilizan baterías autorrecargables, sino que necesitan de una toma de corriente exterior para recuperar la energía consumida.

Para muchos son la opción perfecta porque unen lo mejor de los escalones 2 y 4 de esta ascensión: la eficiencia de un eléctrico, pero con la mayor autonomía de un híbrido.

Hyundai Ioniq PHEV

Para que se aprecien las diferencias, tomamos como referencia la versión híbrida enchufable del Hyundai Ioniq.

Hyundai Ioniq PHEV
Hyundai Ioniq PHEV

El Hyundai Ioniq PHEV tiene una batería de polímeros de litio de 8,9 kWh de capacidad total y 61 CV de potencia. En modo cien por cien eléctrico puede recorrer hasta 63 km, mientras que cuando utiliza el motor térmico  homologa solo 32 g/km de CO2 y un consumo de 1,4 l/100 km.

4. Coches eléctricos (EV)

En este punto, prescindimos de toda ayuda térmica. Los coches eléctricos puros no utilizan más impulso que el que les conceden varios motores eléctricos (pueden ser desde hasta cuatro y normalmente se reparten entre los dos ejes) que se alimentan de una batería eléctrica.

La batería supera en capacidad y potencia a la de los híbridos enchufables y del primer dato depende su autonomía, definida esta como los kilómetros que pueden recorrer con la batería llena y hasta que agota su capacidad (vamos, como un coche de propulsión desde que sale de la gasolinera con el depósito lleno y hasta que vacía el tanque).

Las baterías recuperan su carga con a través de una toma externa que también puede ser de diferentes potencias (de ella depende el tiempo de carga). Los eléctricos tienen etiqueta CERO EMISIONES de la DGT.

Hyundai Ioniq eléctrico

Podríamos tomar también como ejemplo el Hyundai Kona eléctrico, pero nos mantedremos fieles a la gama Ioniq para que quede claro como a medida que ascendemos en la oferta eléctrica mejora la eficiencia.

La versión cien por cien eléctrica del Hyundai Ioniq monta una batería de polímeros de litio pero en este caso la capacidad aumenta hasta 38,3 kwh. Con ella consigue una autonomía de hasta 311 km en uso combinado y de hasta 412 km en ciudad en una sola carga. Ofrece 136 CV de potencia y 295 Nm de par máximo. Una transmisión directa de una única relación envía toda la potencia al tren delantero.

Hyundai Ioniq eléctrico

El Hyundai Ioniq eléctrico se puede cargar de varias maneras:

  • En casa, el trabajo o en un punto público consigue energía a través de un conector estándar para lo que se vende equipado con un cable de carga In-Cable Control Box; el tiempo de espera con este cargador es de 12 hora
  • Otra opción es recurrir a un Wallbox, en cuyo caso la carga completa necesita cuatro horas y media.Si optas por un punto público, te tranquilizará saber que el Hyundai Ioniq eléctrico es compatible con todas las estaciones
  •  Si quieres llenar la batería al completo, tardarás cuatro horas y media o 30 minutos si se trata de una estación de carga rápida con 50 kW (23 minutos para 100 kW).

Como parte del sistema de navegación, Hyundai ofrece la categoría 'Estación de Carga' que muestra en pantalla los puntos más cercanos y ofrece indicaciones para llegar hasta ellos.

5. Eléctrico de pila de combustible

En lo más alto de este ascenso hacia la eficiencia están los coches de hidrógeno. Sin entran en complejidades técnicas, se puede resumir diciendo que su sistema de propulsión es muy similar al de un coche eléctrico; la diferencia es que obtiene la energía que impulsa al motor eléctrico repostando hidrógeno, por lo que no es necesario enchufar el coche a la red eléctrica.

El sistema de propulsión está compuesto, generalmente, por uno o más motores eléctricos, una batería donde se acumula la energía eléctrica y una pila de combustible. A todo ello, hay que sumar un tanque donde se almacena el hidrógeno. El hidrógeno llega a la pila de combustible y se mezcla con oxígeno filtrado y comprimido del exterior que, mediante un proceso químico, permite generar electricidad y agua.

Esta electricidad generada llega a la batería, donde se almacena al igual que lo hace un vehículo eléctrico cuando se abastece al conectarlo mediante el cargador. El resto del proceso es similar al de un vehículo eléctrico: la batería alimenta al motor o motores, los cuales impulsan las ruedas. También puede obtener energía a través de diferentes modos de regeneración, como la inercia del movimiento o mediante las frenadas.

Hyundai Nexo

El Hyundai Nexo es, a día de hoy, el máximo representante de la pila de combustible como alternativa de movilidad eléctrica.

Es la propulsión más limpia que existe. No solo porque no emite ni una partícula de CO2 durante la conducción, también porque cuenta con filtros purificadores que limpian el aire mientras está en circulación. 

Hyundai Nexo

Cuando el aire circula a través del filtro del Nexo, el 99,9% de las partículas son purificadas. De esta forma, Hyundai asegura que su coche de hidrógeno reduce el equivalente a las partículas de polución producidas por dos coches diésel en un trayecto de la misma distancia.

Como coche ultraecológico que es, el NEXO está catalogado como Cero Emisiones por la DGT. Esto le permite entrar en todas las zonas restringidas incluso en episodios de alta contaminación; también disfruta de ventajas fiscales por ejemplo en el impuesto de circulación, puede estacionar en zona de aparcamiento regulado sin pagar, peajes con descuento... 

Y esto sin renunciar a las prestaciones: llega a 100 km/h desde parado en 9,2 segundos y desde ahí sigue acelerando hasta alcanzar una velocidad máxima de 179 km/h.

Por si fuera poco, tiene un tiempo de llenado de tan solo 5 minutos y una autonomía de 666 kilómetros (WLTP).

Más de Hyundai: Full Electric Full Power