Skip to main content

Noticia

Vídeo: probamos el Autopilot de Tesla Model 3, ¿es fiable?

Nada mejor que hacerlo uno mismo para sacar conclusiones

Ahora que hemos probado el Autopilot del Tesla Model 3, podemos hablar abiertamente de lo que nos parece este sistema de conducción semiautónomo de Tesla. Así que aprovechando que teníamos ocasión de hacer la prueba del Tesla Model 3 decidimos escoger un entorno seguro y ver cómo se comporta el Tesla Model 3 haciendo uso de esta tecnología. 

No te pierdas: ¡El Tesla Model 3 se enfrenta a Nürburgring!

En el vídeo puedes conocer cómo funciona el Autopilot de Tesla en condiciones reales de conducción y también descubrir algunas de las limitaciones que tiene esta tecnología que en ningún momento permite -hasta la fecha- que te olvides por completo de la conducción. De hecho, verás que incluso tiene una forma de penalizarte si ignoras las advertencias de seguridad que te da el vehículo. 

La idea es que, con el paso del tiempo, las actualizaciones de software vayan mejorando su funcionalidad, pero de momento no es más que un extra que asiste a la conducción en determinados momentos, como puede ser un atasco, por ejemplo. Su funcionamiento se basa en ocho cámaras colocadas en el vehículo que ofrecen una visión 360 grados del entorno, con un alcance de hasta 250 metros.

 

 

También hay doce sensores ultrasónicos, que permiten la detección de objetos sólidos y blandos y un radar delantero ofrece datos adicionales a través de una longitud de onda redundante que le permite ver a través de lluvia intensa, neblina, polvo e incluso el vehículo que antecede. La teoría suena muy bien pero, ¿qué hay de la práctica?

Durante nuestra prueba nos dimos cuenta de que para que el Autopilot sea seguro y útil las condiciones de circulación tienen que estar muy claras. Por ejemplo, en el supuesto de que las líneas de la carretera no estén lo suficientemente marcadas, al sistema le costará detectar cuáles son los límites del carril o anticipar posibles peligros en la calzada, como una obra o señalización inesperada...

Por tanto, no te olvides de que la parte de la conducción más importante -de momento- sigues siendo tú, independientemente del coche que conduzcas.

Encuentra más información del Tesla Model 3 en nuestras fichas

 

Lecturas recomendadas

Y además