Logo Autobild.es

VÍDEO: Ahora tienes la oportunidad de ver un coche de casi 2.000 CV derrapando en la nieve

Se trata del Venom F5 Revolution, hiperdeportivo que se pasó por el F.A.T. Ice Race en Aspen para las delicias de los que pudieron ver el evento. 

Ahora tienes la oportunidad de ver un coche de casi 2.000 CV derrapando en la nieve. Se trata del Venom F5 Revolution, hiperdeportivo que se pasó por el F.A.T. Ice Race en Aspen para las delicias de los que pudieron ver el evento. Un evento muy diferente al que estamos acostumbrados a ver en el mundo del automóvil.

Lo cierto es que se trata de un evento muy especial. Los pilotos bailan en la nieve al volante de sus coches en un ambiente increíble. Uno de los más destacados este año ha sido el Venom F5, que ha levantado gran expectación por su sonido y potencial. ¡Qué locura!

El F.A.T. Ice Race en Aspen, es la primera carrera sobre hielo de F.A.T. en Norteamérica. Tuvo lugar en febrero, y los chicos de Hennessey no quisieron perder la oportunidad de disfrutar del ambiente. Allí acudieron, junto a David Donohue, para probar las bondades del hiperdeportivo.

Venom F5

“Durante unos días en febrero, un campo en las afueras de Aspen se convirtió en el hogar de F.A.T. El primer evento norteamericano de Ice Race, un paraíso en una pista de hielo para todo tipo de automóviles asombrosos”, comentaba la empresa Hennessey.

El Venom F5 Revolution de Hennessey estaba entre el estimado surtido, conducido por David Donohue y apoyado por el equipo de Hennessey Special Vehicles que recopiló valiosos datos de rendimiento en estas condiciones extremas”, decía.

“Tomando un descanso de la carrera sobre hielo, el Venom F5 también se dirigió a una pista cubierta de nieve para una demostración de "skijoring", con el ingeniero Ryland Hennessey a cuestas”, concluían los de Hennessey contando esta historia tan interesante.

No te pierdas los vídeos de pruebas, reportajes y prácticos de nuestro canal de YOUTUBE

Y el Venom F5 Revolution sabe ir rápido, aunque claro, en asfalto. Si recordáis, el modelo completó una increíble vuelta de 2:10.90 en la pista de carreras de 3.41 millas de largo, casi 5,5 kilómetros, de COTA. 

La unidad que firmó el récord entonces corrió con neumáticos de calle, usó una bomba de etanol Shell normal y llevaba componentes Pennzoil estándar. Ahora el tiempo no era tan importante, pues el espectáculo cobraba el mayor sentido cuando lo veías deslizar por la pista.

El citado tiempo de récord fue conseguido por David Donohue, el mismo que se encargó de pilotar en la nieve. Ver en este terreno estos 1.817 caballos de potencia del V8 biturbo de 6.6 litros es sin duda majestuoso. Y es que, la potencia se envía a las ruedas traseras a través de una caja de cambios automatizada de un solo embrague.

Hennessey Venom F5 quiere alcanzar los 500 kmh

Esta transmisión ha sido calibrada para un uso intenso en la pista, siendo un coche que se asienta sobre un chasis monocasco de fibra de carbono. Cuenta con un alerón de fibra de carbono montado en la parte trasera, un sistema ajustable que permite al propietario ajustar el ángulo de ataque en una gran variedad de grados. 

El coche consigue generar más de 363 Kg de carga aerodinámica a 300 km/h y más de 635 kg de carga aerodinámica a 400 km/h. Aunque en la nieve, es otra historia…

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Autobild España.