Skip to main content

Noticia

Coches autónomos

Toyota asegura que la conducción autónoma total aún está lejos de ser realidad

Toyota conducción autónoma
Toyota asegura que la conducción autónoma total aún está lejos de ser una realidad, y que ningún fabricante se aproxima a su lanzamiento.

La conducción autónoma es el futuro irremediable del sector automotriz. Los coches no tendrán volante ni pedales, y se convertirán en un mero medio de transporte en el que los ocupantes disfrutarán de otro tipo de distracciones mientras realizan sus desplazamientos cotidianos. Sin embargo, este futuro parece no estar tan próximos, al menos según Toyota, quien asegura que la conducción autónoma total aún está lejos de ser una realidad.

No te pierdas: Coche autónomo: los seis niveles de conducción (cuáles son, cómo funcionan, cuándo llegarán...)

Concretamente, Toyota se refiere al Nivel 5 de conducción autónoma, el definitivo en el que los vehículos no necesitarán de la intervención humana para su funcionamiento. En conversaciones con Newcastle Herald, el director ejecutivo de la división de investigación global de Toyota, James Kuffner, reveló que la compañía está analizando cómo debe restringir los sistemas de asistencia al conductor que está desarrollando.

La conducción autónoma aún está lejos de ser una realidad, según Toyota

Kuffner fue una vez parte del equipo de Google que ayudó a desarrollar sus sistemas de conducción autónoma, y ahora está a cargo del Instituto de Investigación de Toyota. La firma japonesa planea presentar su último sistema de conducción autónoma de Nivel 2 el próximo año, equipado con una tecnología específica que permitirá guiar al vehículo sin intervención humana “de entrada a salida, con capacidad de fusión con el tráfico” en la carretera.

Toyota cree que a finales de la década de 2020 espera haber perfeccionado la conducción autónoma en carreteras. Kuffner agregó que el reciente “demasiado prometedor” de algunas compañías sobre los coches autónomos que llegaron al panorama principal antes de que realmente lo hicieran, ha atenuado la percepción pública sobre esta tecnología.

“Desafortunadamente, no es tan difícil hacer una demostración… pero no está cerca de ser un producto. Es muy difícil vender un producto a un cliente. Intentamos dejar que nuestros productos hablen por sí solos. Las personas confían en nuestra marca y queremos lanzar un producto con el que nos sintamos seguros. Por o tanto, el exceso de promesas de otras marcas a veces nos perjudica. Pero seguiremos trabajando y creemos que esta tecnología tendrá un gran impacto”, dijo el ejecutivo de Toyota.

Fuente: Newcastle Herald

Y además