Skip to main content

Noticia

Tesla reconoce otro accidente con su sistema de conducción semiautónoma

Accidente Tesla Model 3

El conductor falleció tras chocar contra un camión

Sucedió en marzo pero ha sido ahora cuando Tesla ha reconocido otro accidente mortal con su sistema de conducción semiautónoma. No le ha quedado más remedio porque el informe de investigación del siniestro registrado por un Tesla Model 3 ha concluido que el vehículo circulaba con el Autopilot activado y a una velocidad superior a la permitida.

El informe preliminar del Consejo Nacional para la Seguridad del Transporte (NTSB) concluye que el conductor del vehículo activó el autopilot solo 10 segundos antes del accidente. Dice también que el sistema no detectó que el pilot había vuelto a colocar las manos en el volante dos segundos después y, sobre todo, que no realizó maniobras evasivas para evitar el choque contra un camión. 

En este vídeo, puedes ver cómo funciona el sistema de autopilotaje del Tesla Model 3:

Por encima de la velocidad legal

Según refleja el informe firmado por los responsables de la investigación, en el momento del siniestro, el Tesla Model 3 circulaba a 109 km/h en un tramo limitado a 88 km/h.

Como respuesta al informe pericial, Tesla ha enviado un comunicado en el que explica que "los conductores de Tesla han registrado más de mil millones de kilómetros con el Autopilot activado" y que cuando este "es utilizado de manera adecuada por un conductor preparado para tomar el control, la tecnología es más segura".

Aún así, no es el primer accidente mortal de un Tesla, en la galería puedes ver cómo quedó otro Tesla Model 3 siniestrado:

Así se produjo el accidente mortal del Tesla Model 3

El informe pericial relata que el Tesla Model 3 circulaba por una autopista de Florida (EE.UU) cuando un camión se cambió de carril, el coche no hizo nada por evitar el choque y se empotró contra los bajos (haciendo que incluso se desprendiera el techo). El conductor, un hombre de 50 años, falleció a causa del impacto.

El accidente ha sido similar al ocurrido, también en Florida, en 2016 cuando un Tesla Model S se estrelló contra la parte trasera de un camión. Su conductor se convierte en la cuarta víctima mortal de un coche eléctrico con sistema de autoconducción.

Y además