Skip to main content

Noticia

Un Tesla Model S de la policía se queda sin batería en plena persecución

Tesla Model S
Un Tesla Model S que la policía de Fremont, en Los Ángeles, utilizaba en una persecución se ha quedado sin batería antes de poder concluir la misma con éxito.

Los americanos siempre tratan de ser unos adelantados con todo. También con esto del coche eléctrico. Tanto es así, que la policía de Fremont, en Los Ángeles, lleva utilizando un tiempo varias unidades del Tesla Model S para sus labores diarias. Y eso, claro está, tiene sus riesgos.

El pasado viernes, uno de los coches patrulla trató de dar el alto a un sospechoso por un motivo que no ha trascendido. El caso es que el presunto maleante no hizo caso de las indicaciones de los agentes y dio comienzo la persecución. Por desgracia para las autoridades, el perseguido logró alcanzar la autopista, donde alcanzó velocidades próximas a los 200 km/h. El modelo de Elon Musk también puede alcanzarlas, pero a costa de reducir su autonomía.

No te pierdas: Prueba del Tesla Model S, ¿de verdad gasta lo que dice?

Según apuntan las diferentes informaciones, el Tesla Model S tuvo que pedir refuerzos para que continuasen con la persecución tan sólo ocho minutos después de comenzar con ella. Se trata del mismo procedimiento que hubiese seguido cualquier coche de combustión ante la misma situación. Pero, ¿en serio que sólo aguantó ocho minutos persiguiendo a los malos?

Según declaró el agente de policía que conducía el vehículo eléctrico, éste sólo disponía de 6 millas de autonomía al detenerse. Es decir, ni 10 kilómetros, que seguramente hubiesen sido bastantes menos al ritmo al que circulaban. Al parecer, el Model S no había sido cargado antes de que comenzase el turno del agente en cuestión, que vio como la autonomía del vehículo se redujo a pasos agigantados en cuanto empezó a exigirle con el pie derecho.

Tan justo iba de autonomía el Tesla Model S que el agente tuvo que detenerse en un Supercharger de la marca americana a recargar las baterías incluso antes de volver a su base. Seguro que la próxima vez todos se esmeran más a la hora de lograr que los coches comiencen los turnos con la batería cargada. Ésta, según afirman fuentes policiales, acaba cada turno convencional con alrededor de un 40% de batería si ha comenzado llena. ¡Ah! Y el coche del sospechoso acabó contra unos arbustos poco después.

Ya que hemos llegado hasta aquí, ¿quieres saber cuál es tu coche ideal?

Todo sobre Tesla

Acabados de Tesla Model S 2017 más populares:

Todo sobre Tesla Model S

Y además