Skip to main content

Noticia

Motor

Qué es y para qué sirve la DGT 3.0

Datos coche conectado

Aunque no lo sepas, llevas tiempo hablando de la DGT 3.0. Es el nombre del proyecto con el que la Dirección General de Tráfico apuesta por la conectividad entre los vehículos y otros usuarios de la vía. Es el summum de una serie de iniciativas entre las que las nuevas luces de emergencia V-16 y V-27 son de las primeras en ponerse en marcha.

Tal y como explican los responsables de redes de la DGT, la DGT 3.0 es una plataforma que permitirá conectarse entre sí a los usuarios de la vía, ofreciendo información del tráfico en tiempo real. 

Realidad en 2025

La DGT lleva tiempo avanzando en su proyecto de crear una Dirección General de Tráfico 3.0. Espera que la plataforma esté lista para empezar a prestar servicio a través de dispositivos móviles en 2025. Hasta entonces, está dando pasos que comienzan con la nueva luz de emergencia que sustituirá a los triángulos (esta es una de las razones por las que la luz V-16 debe ofrecer servicios de geolocalización a partir de 2026). 

También el nuevo Reglamento de Auxilio en Carretera que establece que los operarios de grúas deberán comunicar de forma telemática la ubicación del vehículo averiado. En un próximo paso, cualquier operador de infraestructuras de carreteras deberá informar a la nube de la DGT sobre las obras planificadas, punto kilométrico donde comienza y acaba cada una de las que se están ejecutando y en tiempo real.

“DGT 3.0 es una plataforma que permite mantener conectados en tiempo real a los distintos usuarios de la vía ofreciéndoles en todo momento información del tráfico en tiempo real y permitiendo así lograr una movilidad más segura e inteligente”, explican desde la DGT. 

Más adelante, la DGT 3.0 permitirá:

  • conocer los protocolos medioambientales y las zonas de bajas emisiones (en 2030 tienen que disponer de ellas, según la Ley de Cambio Climático, todas las ciudades de más de 50.000 habitantes)
  • cruzar los datos de etiquetas y los de zonas de bajas emisiones y avisar al conductor de que su vehículo no puede circular y hacerlo con el tiempo suficiente que le permita buscar una alternativa.
  • también, se conocerá el principio y fin de un evento deportivo con dispositivos de geolocalización en los coches de incidencias
  • o se podrá identificar a todos los ciclistas de la vía si, por ejemplo, cada bicicleta llevara integrado un dispositivo de geolocalización.

"DGT 3.0 permite la interconexión entre todos los actores que forman parte de este ecosistema: fabricantes de vehículos, empresas de alquiler, plataformas de transporte público, ayuntamientos, aseguradoras, fabricantes de dispositivos de conectividad, proveedores de aplicaciones relacionadas con movilidad segura y eficiente y los diferentes usuarios de las vías", explican los responsables del proyecto. "La interconectividad es la clave", afirman.

Etiquetas:

DGT

Y además