Noticia

Tecnología

Por qué Apple podría convertirse en fabricante de coches

Por qué Apple podría convertirse en fabricante de coches

Sara Soria

18/02/2015 - 12:55

Apple podría estar inmerso en el desarrollo de un coche eléctrico, según apuntan fuentes cercanas al gigante estadounidense. Podría llamarse Titán y se fabricaría con el objetivo de hacerle frente a Tesla, fabricante especializado en coches eléctricos de gama alta. ¿Está Apple preparada para afrontar este reto?

Ya os lo contábamos hace unos días, Apple quiere fabricar un coche eléctrico y según fuentes cercanas a la multinacional estadounidense, ya podría estar preparada para convertirse en fabricante de automóviles. De momento en el proyecto secreto ya trabajan unos mil profesionales especializados.

No te pierdas: iCar, el coche de Apple que Steve Jobs no llegó a crear

La entrada en este momento de Apple en el mercado de la automoción tiene todo el sentido gracias a la madurez del usuario conectado al entorno digital. Además, según analizan en Autonews, el fabricante de equipos electrónicos y hardware con sede en California, tendría ventajas con respecto a los constructores de automóviles tradicionales:

  • Por un lado Apple tiene una reserva en efectivo de 180 billones de dólares. La regla del sector apunta a cerca de mil millones de dólares el coste de fabricar un vehículo, precio que se suele repartir entre varios modelos que utilizan la misma plataforma. Para Apple esto sería un reto, al igual que hacer frente a su falta de experiencia en el sector. En este sentido, Apple podría optar por adquirir las herramientas de fabricación.
  • De todos es conocido, la tecnología desarrollada por Apple adaptada al automóvil, por ejemplo, los software para los mapas de navegación. La multinacional trabaja para que el usuario siempre esté conectado, incluso cuando viaja en un coche. Ya en el Salón de Ginebra de 2014 presentó CarPlay, un interfaz que permite a los conductores acceder al contenido de sus iPhones.
  • En cuanto al nivel de profesionales trabajando en este proyecto de coche eléctrico, Apple cuenta con una gran variedad de personas procedentes del mundo de la tecnología y la automoción, con amplia experiencia en la gestión de la cadena de suministro, la tecnología de baterías y el interfaz de usuario.
  • Pero para vender coches hay que contar con una red de distribución, algo difícil de conseguir a nivel mundial de forma rápida. A esto se añade una ley estadounidense de franquicias estatales con muchas restricciones. Apple lo solucionaría con su amplia red de comercios minoristas repartidos por todo el mundo.
  • Apple también contaría con otra ventaja y es que domina la gestión global de operaciones por todo el mundo. El negocio de la automoción es más completo que otras industrias debido a temas de regulación, comercio… El gigante americano, en la actualidad, diseña su productos en California pero, en la mayoría de los casos, recurre a los contratistas para su montaje en Asia.

Parece que para Apple no sería un gran problema entrar en el sector de la automoción como un nuevo fabricante de automóviles aunque hay quien opina que la estrategia de Apple pasa más por adquirir experiencia para la creación de sistemas operativos para los fabricantes de coches tradicionales. Tendremos que esperar a que Apple confirme sus intenciones.

Lecturas recomendadas

Sara Soria

Periodista especializada en motor

Buscador de coches