Skip to main content

Noticia

Prueba: Renault City K-ZE. El eléctrico urbano para China... ¿Y Europa?

Prueba del Renault City K-ZE

En 2019, un pequeño crossover completamente eléctrico llegará a los concesionarios de automóviles del Lejano Oriente: el Renault City K-ZE. La versión de nivel de entrada probablemente costará menos de 20.000 euros en China, al cambio. Cuándo se va a tener el coche en Europa, es algo que los franceses no revelaron en el Salón de Shanghai. Pero en AUTOBILD, ya lo hemos conducido. Prueba: Renault City K-ZE.

No te pierdas: Novedades 2019

El nuevo modelo de Renault barato, pero no se ve y no se siente así. Claro, los paneles de las puertas y la cabina del piloto están hechos de plástico y los asientos solo están cubiertos con tela. Pero cuando tiras las puertas, no tienes la impresión de que el coche se esté cayendo a pedazos en este momento. 

Los materiales se ven sólidos, todo encaja como debe. Además, a pesar de los modestos 3,74 metros de longitud, sorprendentemente hay mucho espacio en ambas filas, de modo que en la parte posterior incluso adultos pueden sentarse, gracias a la gran distancia entre ejes de 2,43 metros. Y el maletero mantiene el tipo con 300 litros más que el Renault Twingo de corte similar, porque aquí no hay ningún motor encajado en la parte trasera.

¡Arrancamos!

Durante la primera vuelta en la pista de prueba alrededor de la planta en Wuhan, China, el K-ZE tiene un desempeño relativamente bueno. Un VW Up eléctrico o el Smart EQ no causan mejor impresión. Gracias a una distribución del peso casi perfectamente equilibrada, no debes tener miedo de las curvas. Sin embargo, uno no debe esperar ningún milagro del K-ZE; después de todo, no puede transmitir sensaciones fuertes con un motor de unos escasos 49 CV.

Prueba del Renault City K-ZE

Si pisas el pedal con fuerza, requiere siete segundos para alcanzar los 60 km/h, pero más allá de la ciudad, no se siente relajado pro encima de esa marca, y deja de acelerar a 105 km/h se acabó.De lo que también carece el K-ZE, es una recuperación razonable. Como eso costaría demasiado dinero, el automóvil pequeño simplemente se desahoga cuando levantas el pie del pedal del acelerador. 

Si quieres frenar adecuadamente, también tienes que frenar. Eso no será problema para quien venga de un coche con motor de combustión. Y la autonomía es más que suficiente, según el ciclo NEDC, llega a 271 kilómetros.  Si no circulas a más de 60 km/h, incluso podría alcanzar los 350. 

La carga es posible con el Renault City K-ZE de dos maneras: en una toma de corriente doméstica normal o en una estación de carga. En el modo de carga rápida, la batería se puede llevar al 80% de su capacidad en solo 50 minutos. En el modo de carga lenta, se toma cuatro horas para estar llena.

Conectado al máximo

Prueba del Renault City K-ZE

Para el cliente chino, la conectividad es muy importante: el Renault City K-ZE ofrece una cabina con pantallas digitales y una pantalla táctil de infoentretenimiento de ocho pulgadas. También hay Internet 4G, control de voz, sistema de navegación y control en tiempo real de las funciones del vehículo eléctrico. 

Por una 'app', el conductor puede acceder a todos los datos relevantes del automóvil. Además, el Renault tiene una cámara de marcha atrás y un control de presión de los neumáticos. Los sensores de partículas y el sistema de control de la calidad del aire también garantizan un buen clima en el interior del Renault City K-ZE: tan pronto como se detecta aire contaminado en el habitáculo, el caudal se ajusta automáticamente al modo de recirculación.

l Renault City K-ZE se fabrica como parte del proyecto conjunto "eGT New Energy Automotive", alianza firmada por Renault-Nissan-Mitsubishi y el fabricante chino de automóviles Dongfeng.

¿Cuál es tu coche ideal?

Y además