Noticia

Gadgets

Las ocho mentiras sobre los teléfonos móviles

Mónica Redondo

23/10/2015 - 12:44

Desde nacieron los teléfonos móviles, alrededor de los años 80, han estado rodeados de multitud de 'mitos'. Con el paso de los años, los terminales han evolucionado hasta límites insospechados. A continuación te traemos ocho mentiras de los teléfonos móviles que debes olvidar.

No te pierdas: 5 ventajas de usar el modo avión en tu móvil

Desde que llegaron los primeros modelos de teléfonos móviles, allá por los años 80, los dispositivos han pasado de ser un aparato que solo unos pocos privilegiados podían permitirse a un pequeño dispositivo que cabe en cualquier bolsillo y que ya forma parte de la vida de millones de personas. Solo en España, hay más de 53 millones de líneas móviles, es decir, hay más teléfonos que habitantes. Su enorme popularidad ha dado también lugar a la aparición de muchos mitos, relacionados con el uso, la seguridad y la duración de la batería. A continuación, te traemos ocho mentiras de los teléfonos móviles que debes olvidar. Así, iremos desmontando uno a uno los mitos que rodean a nuestros teléfonos móviles.  Aunque hoy en día sea posible conducir desde el teléfono móvil, es recomendable que no lo uses al volante. Además de las ocho mentiras de los teléfonos móviles que debes olvidar te dejamos unos consejos para alargar la vida de tu teléfono móvil.

1. Descargar la batería completamente: las baterías de los primeros terminales tenían un efecto memoria que reducía su capacidad con el paso del tiempo, si no se vaciaban por completo antes de iniciar una nueva carga. Pero las baterías de iones de litio de los terminales actuales ya no tienen ese problema. Es aconsejable hacer pequeñas cargas con frecuencia y mantener el nivel entre el 50% y el 80%.

2. Las apps en segundo plano consumen batería: estas apps no gastan batería, al ponerlas en segundo plano, el disposiotivo las guarda en pausa en la RAM. Cuando abrimos y cerramos una app, consumimos más batería que dejándola en segundo plano. En el caso de las aplicaciones de mapas o GPS, sí es conveniente cerrarlas, puesto que siguen consumiendo batería aunque se encuentren en segundo plano. Además, poner el teléfono móvil en modo avión tiene sus ventajas. 

3. Cámara con muchos megapíxeles: el número de megapíxeles de una cámara influye en su calidad. El mito está en creer que es el único parámetro que hay que tener en cuenta para decidir si la cámara de un teléfono es buena o no. Las lentes son un elemento básico a la hora de la calidad de la imagen. El tamaño del sensor importa, además de otras funciones como el zoom o la estabilización óptica. Hay que poner atención en el software de procesamiento de imágenes que incluye el sistema operativo. Por eso es conveniente ir más allá del número de megapíxeles y fijarse en estas opciones.

4. Hay que tener notificaciones de todo: la mayoría de aplicaciones de los teléfonos móviles piden permiso para enviar notificaciones, pero es recomendable revisar si es necesario o no. Tener demasiadas notificaciones activadas no es buena idea: supone muchas interrupciones a lo largo del día, distrae en momentos importantes y reduce la duración de la batería. Es importante reducir las notificaciones al correo electrónico o aplicaciones de mensajería instantánea.

5. No hace falta ponerle código al móvil: el código, unido a un software de borrado remoto, puede proteger los datos personales almacenados en el teléfono en caso de robo o sustracción. Esta protección también ayuda a evitar que los niños empleen el móvil sin permiso o que alguien con demasiada curiosidad quiera hurgar en nuestro dispositivo.

6. El brillo automático no consume batería: Se ahorra mucha más batería ajustando de forma manual el brillo de la pantalla, que dejando que el teléfono lo haga solo. Eso implica tener un servicio analizando de manera constante la situación exterior de luz para poder ajustar el brillo de pantalla como corresponde.

7. Solo se puede usar el cargador de serie: es habitual necesitar más de un cargador, pero en contra de lo que se suele decir, es posible usar más de un. Es importante usar un cargador de una marca conocida aunque no sea la misma del dispositivo. Toda precaución es poca. Relacionado con este tema, también conviene poner fin al mito de que no se puede dejar el móvil cargando toda la noche por temor a una sobrecarga. Los sistemas operativos móviles de hoy en día saben cuándo el dispositivo está cargado y dejan de enviarle corriente a la batería cuando está llena. El único punto que hay que tener en cuenta es el calentamiento, pero mientras el terminal esté en un lugar fresco, no habrá problema.

8. Los móviles Android tienen más virus: este mito está basado en que Android es un sistema más abierto que IOS. Esta afirmación no equivale a "tener más virus", es decir, todo depende del uso que se le de a los teléfonos móviles. Cabe destacar que, tengas el sistema operativo que tengas es muy importante que tengas un antivirus. 

Fuente: Consumer

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de monica.rd

Mónica Redondo

Colaboradora

Periodista por vocación. Mis pasiones: la automoción y la información.

Buscador de coches