Noticia

Un motorista se salva de un accidente por los pelos

Un motorista se salva de un accidente por los pelos

Alejandro Palomo

16/09/2013 - 12:22

El motorista del vídeo circulaba por una Autobahn a unos 240 km/h cuando un conductor de un Suzuki Swift Sport, que probablemente no miró por el retrovisor izquierdo, decidió adelantar en un mal momento. El motorista, gracias a su habilidad, consiguió salvarse por los pelos de un grave accidente.

El motorista del siguiente vídeo circulaba a alta velocidad por una Autobahn (autovías alemanas que no cuentan con limitación de velocidad en algunos tramos). Rodaba a una velocidad aproximada de 240 km/h (tal como muestra el marcador) mientras circulaba, apropiadamente, por el carril izquierdo.

Sin embargo, el conductor de un Suzuki Swift negro, decidió ponerse a adelantar sin la precaución debida en el momento menos indicando... Sin percatarse de que el motorista se acercaba a gran velocidad por el carril que iba a invadir, causando una peligrosísima situación que, en manos de un motorista inexperto, lo más seguro que hubiera acabado en un gravísimo accidente:

Aunque la frenada de emergencia que realiza el conductor de la moto parezca una maniobra simplemente 'intuitiva', es una acción que requiere mucha más atención, habilidad y, sobre todo, anticipación que muchos otros conductores que se exponen a este tipo de velocidades no poseen.

Es por eso por lo que muchos, en el momento en el que empieza a frenar, no se habrían percatado todavía de las intenciones del imprudente coche negro. Gracias a esa anticipación y 'el mirar lejos' (práctica obligada en el pilotaje de vehículos), este motorista consigue librarse de un golpe que, con una gran probabilidad, podría haber resultado mortal.

Además, doble alabanza para el protagonista del vídeo por seguir su camino y no comenzar posteriormente una inútil y peligrosa discusión de esas que no llevan a ninguna parte. Todo un ejemplo.

Foto de portada: Thinkstock.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Alejandro Palomo

Alejandro Palomo

Colaborador

No concibo una vida sin coches. Desde los 18 son mi forma de vida y espero que lo sean siempre. Como buen aficionado los clásicos empiezan a llamarme

Buscador de coches