Skip to main content

Noticia

F1

Los 3 momentos críticos de Carlos Sainz en la Fórmula 1

Carlos Sainz

A lo largo de sus cinco temporadas en la Fórmula 1 (e incluso antes), Carlos Sainz ha tenido que lidiar con situaciones que le han complicado su continuidad en la Fórmula 1.

Carlos Sainz ha estado a punto de quedarse fuera de la F1 en varias ocasiones. El camino de Sainz hacia la Fórmula 1 y hasta Ferrari no ha sido fácil, lejos de lo que pueda parecer desde fuera. El madrileño ha ido subiendo peldaños a lo largo de su trayectoria en la categoría reina, mientras lidiaba con dificultades dentro del programa de Red Bull y buscaba un asiento en el que poder correr, algo que ni siquiera cumpliendo con lo que pedían estuvo siempre asegurado.

Te puede interesar: 5 razones por las que Ferrari ha fichado a Carlos Sainz

VÍDEO: Carlos Sainz, piloto de Ferrari para 2021

Desde las categorías inferiores, Sainz tuvo que luchar también con quitarse de encima el sambenito de ‘hijo de’, con el que muchos siempre justificaron  su presencia en los circuitos. Eso, o a base de talonario. Pero Carlos, en la Fórmula 1, disipó toda duda sobre su talento. Porque, como se ha dicho mucho durante estos días, ni Red Bull, Renault, McLaren o Ferrari fichan al ‘hijo de’ simplemente por el hecho de ser ‘hijo de’, y mucho menos cuando los resultados llegan.

Pero a lo largo de su carrera deportiva, hubo momentos en los que Carlos no pudo brillar por distintas circunstancias y no pudo cumplir con los resultados que se le exigía, especialmente en el entorno de Red Bull. A pesar de ello, consiguió resurgir y a base de demostrar su talento sobre la pista en cada equipo, buenos resultados (especialmente en McLaren en 2019) y el saber moverse bien en el paddock, Carlos ha podido continuar en la categoría reina, progresar de forma brillante...  y ahora Ferrari le ha elegido como sustituto de Sebastian Vettel.

Cuando Daniil Kvyat le ganó en la GP3

Carlos Sainz en la GP3
Carlos Sainz en la GP3

En el año 2013 Carlos Sainz fichó por el equipo Arden de GP3, la actual Fórmula 3, categoría de bronce en el ascenso hacia la Fórmula 1. Si ganaba este campeonato, el madrileño sabía que tendría posibilidades de sentarse en un Toro Rosso al año siguiente, pero lejos de brillar y ser competitivo, fue superado (por 102 puntos) por su compañero en MW Arden y en el programa de Red Bull, Daniil Kvyat. 

Carlos acabó la temporada sin victorias, décimo, solo con dos podios y una ‘pole’. Una temporada dura para el español, sobre todo si tenemos en cuenta que en octubre de aquel año se anunció que Kvyat fichaba por Toro Rosso para el siguiente año… ¿Y si Carlos hubiera ganado el campeonato, habría sido ascendido a la F1? Suponemos que sí.

Carlos Sainz y Daniil Kvyat
Carlos Sainz y Daniil Kvyat

Sea como sea, en aquella temporada hubo algunas luces – y muy brillantes – entre tanta sombra. Sainz participó en los test de jóvenes pilotos de Silverstone y pilotó tanto el Toro Rosso como el Red Bull de aquella temporada. Un premio o más bien un 'regalo envenenado', porque si rompía ‘algo’ o no dejaba buenas sensaciones, podía ser descartado en Red Bull… un programa de pilotos que bien sabemos no regala nada, seas hijo de quien seas.

Carlos lo hizo realmente bien en la prueba. Primero con el Toro Rosso y luego con el Red Bull, el cual pilotó justo antes de que Sebastian Vettel se subiera al mismo. Al alemán le costó rodar más rápido que al español y al final del día lo batió por solo unas décimas.

Carlos Sainz, en el test con Red Bull en 2013
Carlos Sainz rueda con Red Bull en los test de Silverstone en 2013

“Mi primer test en F1 fue uno de los días más importantes de mi carrera deportiva. En él, prácticamente se decidía mi futuro (…) Ahora que ha pasado el tiempo me doy cuenta de la importancia de este test. Fui igual de rápido que Vettel, que quedó un poco alucinado. Me imaginé que no pasaría desapercibido. Vettel paró la reunión de ingenieros para decirle a todo el mundo la buena vuelta que había hecho”, dijo en una ocasión el madrileño.

Para demostrar a Red Bull que era rápido y que en la GP3 las cosas simplemente no funcionaban bien, Carlos también participó en algunas carreras de las World Series con el equipo Zeta Corse y también dejó buenas sensaciones: corrió cinco pruebas, incluido Mónaco, donde fue sexto; también fue séptimo en el Red Bull Ring y sexto en Barcelona. 

Carlos Sainz en las World Series
Carlos Sainz en las World Series en Mónaco en 2013

De esta forma le estaba mostrando a Red Bull que en las World Series – en aquel entonces antesala a la F1 – podía sorprenderles. Necesitaba otra oportunidad, la cual le acabaron dando. No podían dejarle caer en ese momento y le pidieron que ganara las World Series. En 2014 cumplió y ganó. Se alzó con el título de las World Series con el equipo francés DAMS, batió récord de victorias en una temporada (7) y tras lograrlo debía ir lanzado hacia la Fórmula 1, pero…

Cuando ganó las World Series… pero Red Bull prefirió a Verstappen

Carlos Sainz gana las World Series
Carlos Sainz gana las World Series

Probablemente éste fuese uno de los momentos más delicados en la trayectoria pre-F1 de Carlos Sainz. El madrileño hizo lo que le pidieron – y exigieron – en Red Bull. El día después de haberse alzado con el título de las World Series cualquiera habría pensado que tendría que haber recibido por correo electrónico su contrato con Toro Rosso para correr en la F1, pero las cosas se complicaron.

Red Bull había fichado – para Toro Rosso – a Max Verstappen, que se había convertido en la nueva joya emergente en el automovilismo mundial. El holandés y su entorno aseguraban tener muchas ‘novias’, una forma de presionar a Red Bull y a Mercedes para que alguno de ellos lo fichara y le diera un asiento titular a sus 17 años.

Red Bull no lo dudó: a finales de 2014 le ofrecieron un contrato como piloto oficial de Toro Rosso para 2015 como compañero de Daniil Kvyat (sustituyendo a Jean-Éric Vergne) y a finales de aquella misma temporada en la que Sainz había ganado las World Series, Verstappen – tres años más joven que él – rodaría en varias sesiones de entrenamientos libres con Toro Rosso.

Max Verstappen en 2014
Max Verstappen en 2014 durante una jornada de pruebas con Toro Rosso

Todo cambió cuando Fernando Alonso, anunció que dejaba Ferrari para fichar por McLaren; poco después, Ferrari comunicó que fichaba a Sebastian Vettel, que todavía era piloto de Red Bull. El equipo de las bebidas energéticas decidió entonces ascender a Daniil Kvyat a Red Bull, librando un hueco en Toro Rosso… ¿sería para Carlos Sainz? Eso era lo lógico, pero… ¡no! Red Bull anunció que elegiría entre fichar a Sainz o dar un año extra a Vergne.

La locura en aquel entonces fue tal que Sainz llegó a hablar con el equipo Caterham – que acabaría desapareciendo a finales de aquella temporada -, para al menos ‘meter la cabeza’ en la Fórmula 1, reto para el que estaba totalmente preparado. Al fin la lógica se impuso en Red Bull y Helmut Marko (director del programa de pilotos), Christian Horner (team principal de Red Bull), Dietrich Mateschitz (dueño de Red Bull) y Franz Tost (team principal de Toro Rosso) decidieron que Carlos merecía la oportunidad para correr en la F1 con ellos y el 29 de noviembre de aquel 2014 se anunció que Sainz competiría en la F1 a partir de 2015.

Presentación de Carlos Sainz como piloto de F1
Carlos Sainz, presentado como piloto de Toro Rosso a finales de 2014

Fue entonces cuando comenzó su sueño y una carrera a contrarreloj para demostrar a Red Bull prácticamente en el día a día que había hecho bien en ficharle. Cada año pasaba como si fuera el último. Mientras fue piloto de Red Bull cumplió bien: aguantó a Max Verstappen en Toro Rosso, a pesar de estar lastrado por numerosos problemas mecánicos; luego batió de forma holgada a su nuevo compañero, Daniil Kvyat, y luchó para que le dieran la oportunidad de brillar en un equipo grande, motivo por el que fue cedido a Renault a finales de 2017, tras un magnífico cuarto puesto en el GP de Singapur.

Cuando Renault fichó a Ricciardo como su sustituto para 2019

El 3 de agosto del año 2018, el equipo Renault anunció la primera de las sorpresas de aquel verano, el cual parecía de antemano que sería tranquilo en lo que a mercado de fichajes se refiere. El australiano, tras algún que otro encontronazo con Verstappen en Red Bull y después de ver el favoritismo de la estructura hacia el joven holandés, decidió marcharse a otro equipo.

En aquel entonces Renault era un equipo con posibilidades de crecer – algo que le está costando más de la cuenta – y ante la oportunidad de tener un piloto ‘top’, decidió contratar a Ricciardo a cambio de un alto sueldo. Daniel sería compañero de Nico Hülkenberg, que tenía contrato para 2019, y sustituiría a Carlos Sainz, que había completado su primer y último año en la escudería gala, cedido por Red Bull.

Carlos Sainz y Alonso en 2018
Carlos Sainz fue piloto de Renault en 2018

Carlos, por tanto, no contaba en los planes de Renault, donde se había pensado que podría tener futuro, ni tampoco en los de Red Bull. De hecho, la formación de las bebidas energéticas confió su segundo asiento al joven Pierre Gasly – que había corrido en 2018 con Toro Rosso – y para el filial contrató a Alex Albon y a Daniil Kvyat. Sainz tenía mucha más experiencia que todos ellos, pero… esta vez tampoco le eligieron a él.

¡Y en medio de todo esto, Alonso anuncia su retirada de la F1! Sainz se movió rápido, seguramente aconsejado por su buen amigo asturiano, y fichó por McLaren como su sustituto, como compañero de Lando Norris. No llega a ser por la retirada del bicampeón y probablemente habría sufrido para encontrar un asiento en la F1…

Los números de Carlos Sainz en la F1

Sainz y Alonso en 2018
Carlos Sainz y Fernando Alonso en 2018

Y ahora: ¡A Ferrari!

Carlos es la fiel muestra de que en la Fórmula 1 nunca debe tirarse la toalla. El madrileño ha tenido que superar a lo largo de su trayectoria numerosos contratiempos, muchas situaciones de presión, con un programa como Red Bull sobre sus hombros… Su progresión, su fantástico año 2019, sus buenas formas y su ‘fair play’ han sido clave para que Ferrari le fiche para 2021 y 2022. Ahora sí que va a poder brillar de verdad... 

Imágenes: Motorsport Images

Y además

Más de Carlos Sainz Jr., la Fórmula 1 en España tiene futuro