Noticia

Los bellos y las bestias: prototipos del Salón de Frankfurt

Ricardo G. Rubio

23/09/2011 - 15:54

El Salón de Frankfurt 2011 ha dejado una buen número de prototipos que adelantan la futura imagen de cada marca y, por extensión, del sector. Se trata de marcar tendencias en cuanto al diseño de las futuras gamas (el primero se apunta el tanto de la originalidad) y de llamar la atención de los conductores, además de crear imagen de marca. Pero, a veces, algunos diseños te dejan muy, muy frío. ¡Cuéntanos tu opinión!

Todo desde un punto de vista subjetivo y sin entrar en más valoraciones que las puramente estéticas, tras un vistazo detenido a cada 'concept'. Esta es una buena muestra de los prototipos presentados en el  Salón de Frankfurt 2011. Los ha habido espectaculares, a medio gas y más bien 'rarillos', pero todos tienen un denominador común: quieren sorprender a todo aquel y pillar lo más desprevenido posible a sus espectadores. Eso sí, ¿lo consiguen positivamente?

Alfa Romeo 4C. El 'hermano' pequeño del 8C es, para algunos, un ejemplo prototípico de diseño italiano cuyo tamaño, además, es mucho más lógico para circular y aparcar en las grandes ciudades. Sin embargo, para otros, no deja de ser un ejercicio de propaganda acerca de un diseño italiano, que no cabe por este precio.

 

Audi A2. Racional, adecuado por sus medidas y funcional. Estos son los atributos positivos que algunas personas tienen del Audi A2. Por el contrario, un aspecto aburrido o un diseño falto de emociones son algunas de las críticas que recibe de otors tantos. Los hay que van más lejos y lo califican como "otro Audi con la misma cara de siempre, más vista que el tebeo".

 

BMW i8. En opinión de algunos, es el 'concepto' más bonito e impactante del salón y un ejemplo del estilo óptimo para los deportivos de mañana. Pero, para otros, es un prototipo futurista que jamás se parecerá a un modelos de serie ni de la marca ni de nadie, por lo que no deja de ser un brindis al sol.

 

Chevrolet Miray. El 'concept' de la marca norteamericana es, según lo que opinan muchos, un gusto para la vista y un mensaje prometedor sobre los sucesivos modelos para Europa de este fabricante. Para otros tantos, por el contrario, no deja de ser un 'concept' que no se sabe muy bien que es ni que quiere transmitir. Para gustos, los colores.

 

Citroën Tubik. Probablemente, el prototipo del salón con más opiniones divididas. Según algunos, es muy bonito e impacta con el componente emocional que consigue al evocar al pasado de la marca. Otros, sin embargo, han quedado poco menos que horrorizados al verlo. Solo queda la duda de si la intención de Citroën era, precisamente, crear es debate. Mejor que hablen de uno, aunque sea mal, como dijo aquel.

 

Ford Evos. Desde el punto de vista de algunos, sus proporciones son un placer para la vista y su diseño convence totalmente. Para otros, el frontal es  'infumable' y un modelo de serie con su diseño supondría un fracaso.

 

Kia GT. El 'concept' de la marca coreana ha recibido muy buenas críticas por su mensaje deportivo implícito y algunos elementos de diseño dotados de espectacularidad, como los elevados pasos de rueda y su tan atrevida calandra. Pero, al mismo tiempo, también ha sido descrito con calificativos como los de raro o exageradamente futurista. 

Land Rover DC 100 Sport. Los comentarios, tanto positivos como negativos, hacia este prototipo van en un mismo dirección: el evidente soplo de aire fresco que supone en la gama de la marca británica es, para algunos, inmediata, efectiva y agradable a la vista, mientras que para otros es insuficiente, extraña o, directamente, muy poco acertada estéticamente. 

Peugeot HX1. Ante un diseño que busca impactar, es lógico que las opiniones sean enfrentadas y casi totalmente opuestas. En opinión de algunos, es un ejercicio de estilo impresionante que enamora a primera vista, mientras que según el gusto de otros, es demasiado largo y se pierde en formas demasiado planas que le hacen perder fuerza, y con las que transmite menos emoción. 

Seat IBL. El 'concept' de la marca española ha tenido opiniones muy diversas. Según la de muchos, es un prototipo que, de convertirse en modelo de serie, mejoraría la imagen mundial de la marca y aportaría elegancia, además de lanzar un mensaje de vanguardia. Según la de otros tantos, no tiene fuerza suficiente para aumentar la deportividad de la gama y no define nada bien hacia donde va el fabricante. 

Volvo You. Feo. Ese es el adjetivo recurrente que se ha escuchado de este prototipo; otra crítica es que no se parece en nada ni a Volvo ni al diseño tradicional sueco, por lo que acaba por no aportar nada. Sin embargo, para otros, estas calificaciones resultan chocantes y gratuitas, ya que es un prototipo espectacular que es un paradigma de las grandes berlinas elegantes que cabe esperar, en un futuro, de las marcas 'premium'.

¿Y tú, qué opinas? ¡Cuéntanoslo!

Lecturas recomendadas

Buscador de coches

Más de Salón del automóvil de Frankfurt 2011