Skip to main content

Noticia

Motor

Guardias civiles denuncian que solo se ha tramitado un 0,64% de las multas del primer estado de alarma

Guardia Civil

Están perplejos. No entienden qué ha sucedido y por qué su trabajo puede quedar en nada. Guardias civiles denuncian que, de las más 1,1 millones de sanciones tramitadas en el primer estado de alarma, solo se han tramitado 7.408. En porcentaje, esto supone que solo el 0,64% de las multas ha llegado a término.

Ana Vázquez, diputada y portavoz de Interior del Grupo Popular en el Congreso, lanzaba una pregunta al Gobierno. Quería saber cuántas de las multas impuestas por Guardia Civil, Policía Nacional y otras fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado habían sido tramitadas. Es decir, cuántas de las propuestas de sanción se habían convertido en multas en firme que los titulares tendrían que pagar.

Más de un millón al día: esto es lo ha ingresado la DGT en multas en 2019

La respuesta indica que a lo largo de ese período los trabajadores de la seguridad pública debieron imponer más de un millón de multas a los ciudadanos que no respetaron las medidas aprobadas para frenar la expansión de la COVID-19. En concreto, a fecha de 20 de junio, eran 1.142.127 las sanciones puestas desde mediados de marzo (337.866 por parte de guardias civiles); muchas de ellas a conductores que no respetaron las restricciones de movilidad. Pero del total únicamente 7.408 han finalizado con expediente de sanción.

Guardias civiles aseguran estar perplejos

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha sido de las primeras en mostrar su perplejidad por las cifras. 

"Una de las consecuencias de los meses de confinamiento durante el estado de alarma del pasado año provocada por la pandemia fue el ingente trabajo que los agentes de la Guardia Civil, Policía Nacional y otros cuerpos de seguridad pública debieron llevar a cabo para vigilar el cumplimiento del decreto", recuerdan desde la asociación.

stop guardia civil_esperando presa

"Ante estas cifras, desde AUGC debemos mostrar nuestra perplejidad porque cientos de horas de esfuerzo y sacrificio de guardias civiles y policías nacionales y locales, bajo condiciones de riesgo extremo de contagios y en no pocas ocasiones expuestos a reacciones airadas, hayan quedado de momento sin repercusión real sobre los infractores", reflexionan.

"Por ello, cabe cuestionar ahora al Ministerio del Interior si este porcentaje tan bajo de sanciones materializadas se debe a un retraso por la gran acumulación de expedientes en un periodo tan corto o si, por el contrario, responde a otras cuestiones que, en este caso, deberían explicarse tanto a los trabajadores de la seguridad pública como a los propios ciudadanos", sentencian.

Y además