Skip to main content

Noticia

Motor

La DGT explica qué es el efecto pasillo

Atasco

Cuando tiene lugar un accidente, los primeros 60 minutos son clave para que los implicados sobrevivan. Lo llaman la ‘hora de oro’ y tú puedes colaborar para que esa hora resulte crucial con una maniobra que resulta clave en estos casos. La Dirección General de Tráfico (DGT) nos explica qué es y para qué sirve el efecto pasillo y, sobre todo, nos recuerda cuál es su grado de importancia en estas situaciones.

No te pierdas: Así hay que actuar ante un vehículo prioritario en un atasco

El artículo 69 del Reglamento General de Circulación obliga a todos los conductores a facilitar el paso a los vehículos prioritarios (agentes de la autoridad, bomberos, asistencia en carretera, ambulancias…) “apartándose normalmente a la derecha o deteniéndose si fuera necesario”. Tan significativo es que no hacerlo está considerado como una infracción grave. Como tal puede conllevar una multa de hasta 200 euros y la pérdida de puntos en tu carnet de conducir.

En el momento en el que se produce una colisión, una de las consecuencias inevitables es que se formen atascos. Estas retenciones de tráfico pueden dificultar y retrasar la llegada de los servicios de emergencia. Por esta razón, es de vital importancia dejar un espacio libre para que puedan circular con rapidez. Un movimiento conocido como ‘efecto pasillo’.

Ambulancia

Cómo se hace el efecto pasillo

Eso sí, esta maniobra no siempre se realiza de la misma manera. Todo dependerá de la vía en la que estemos y de la fluidez del tráfico: no es lo mismo abrir un pasillo en una carretera convencional que en una autopista. Por ello, en el momento en el que veas las señales lumínicas o escuches las acústicas de un vehículo prioritario, intentar mantener a raya los nervios y sigue estas indicaciones.

  • Vías de doble sentido: los coches que circulen en sentidos opuestos tendrán que echarse lo máximo posible a su derecha para dejar espacio en el centro.
  • Vías con dos carriles en cada sentido: igual que en el escenario anterior, hay que despejar la parte central. Para ello, los conductores que viajan por el carril de la izquierda deben moverse hacia ese lado y los que lo hacen por la derecha deben hacer lo propio hacia la derecha.
  • Vías de tres carriles: en este caso, los vehículos que circulan por la parte izquierda tendrán que pegarse a la mediana. Aquellos que vayan por el carril central y el de la derecha, deberán desplazarse hacia la derecha.
Atasco

Los vehículos autorizados

Ahora que tenemos claro qué es el efecto pasillo y cómo debemos hacerlo, vamos a aprovechar para recordar el comportamiento de los vehículos que actúan en servicio de urgencia para evitar riesgos:

  • Tienen prioridad de paso sobre los demás usuarios de la vía.
  • Pueden circular por encima de los límites de velocidad.
  • Están exentos de cumplir normas y señales… siempre que esto no genere una situación de peligro.

Por otro lado, si el conductor de un vehículo no prioritario debe efectuar uno de estos servicios por causa de fuerza mayor, deberá informar al resto usando señales acústicas de forma intermitente, conectando la luz de emergencia y agitando un pañuelo. Además, tendrán que respetar las normas de circulación y justificar su actuación en caso de que así lo requieran los agentes.

Y además