Skip to main content

Noticia

Motor

Así se ve el desplome de las matriculaciones por el coronavirus

desplome matriculaciones covid19

El desplome de las matriculaciones de coches por el coronavirus llega al punto de que, en los tres primeros meses de 2020, se han vendido ya casi 100.000 unidades menos que en el mismo periodo de 2019. Pero lo peor de todo es que el efecto del COVID-19 en la industria del automóvil todavía será mucho mayor, al no existir certidumbre alguna sobre cuándo los concesionarios retomarán su actividad. 

Teniendo en cuenta que el año 2019 no fue especialmente bueno, dado que registró una caída del 4,8% en las matriculaciones, y que las entregas de coches se mostraron incluso más débiles en enero y febrero de este 2020, antes del efecto COVID-19, puede decirse que, claramente, el coronavirus llueve sobre mojado en la industria del motor.

Tanto que, desde el periodo 2008-2009, años en el que la crisis económica golpeó de manera más virulenta al sector dela automóvil, cuando las matriculaciones acumuladas se quedaron en tan solo 124.670 unidades (-28,3%) y 198.069 unidades (-38,6%) respectivamente, en todo lo que va de Siglo XXI, las cifras nunca han sido peores y recuerdan más bien a un volumen de mercado de mitad de los años 90. 

Hay suficientes diferencias entre la crisis de 2008 y la de 2020 como para tener esperanza en que los efectos del coronavirus en las matriculaciones podrán ser remontados con mayor celeridad, pero también esta no será jamás parecida a la velocidad con la que el COVID-19 ha detenido la actividad industrial en el automóvil. También es evidente que la incertidumbre que deja no permite hacer estimaciones fieles a medio plazo.

Sí hay una solución al problema de la caída de las matriculaciones que puede buscarse en los datos históricos de ventas, puesto que en 2010, para el mes de marzo las ventas de turismos se habían recuperado hasta las 286.569 unidades (+44,7%). Y el motivo entonces no fue otro que la entrada en vigor del Plan 2000E de ayudas a la compra de coche, dotado con un presupuesto de 100 millones de euros. 

Puede que haya quien piense que las arcas del Estado no estarán para planes de ayuda a la compra de turismos después del coronavirus. Sin embargo, hay que tener en cuenta dos factores, uno que cada euro que se destina a estas ayudas se convierte en tres euros de recaudación vía impuestos como el de Matriculación.

La variable, no menos importante, es que en 2008, la antigüedad media del parque automovilístico español era de ocho años mientras que ahora se superan los 12, con las consecuencias para la Seguridad Vial y la contaminación que esto conlleva. Y si hay un aprendizaje que debería extraerse de la crisis del coronavirus es que la inversión en prevención es la que mejores retornos ofrece.  

Más:

Motor

Y además